Café Bolshoi

Restaurantes, Crepería Guadalupe Inn
  • 2 de 5 estrellas
2 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Marianela Trueba)
1/3
Foto: Marianela Trueba
 (Foto: Marianela Trueba)
2/3
Foto: Marianela Trueba
 (Foto: Marianela Trueba)
3/3
Foto: Marianela Trueba

Una de las disciplinas más estrictas por la constante búsqueda de la belleza, perfección y precisión en cada uno de los movimientos que requiere es el arte de hacer un buen café. ¿La segunda? El ballet. La unión de estas dos dio origen a Café Bolshoi.

Un salón con muro de espejo y una barra de madera en la pared invitan a practicar las cinco posiciones básicas de esta danza, de la primera a la quinta: tomar la taza, levantar el brazo, doblarlo, acercar la taza a la boca y beber. Todo al compás de Vivaldi.

En este ballet, la prima ballerina es el latte pistachov, cuya figura es un poco más robusta que la de la bailarina promedio pero es ahí donde empieza su atractivo. El nombre lo recibe debido al toque de polvo de pistache que le agrega un saborcito semilloso. Es, fácilmente uno de los mejores lattes de la ciudad.

Por otro lado, el chocomenta es uno de los más aclamados por el público, ya sea frío o caliente. Es ideal para un paladar dulce que al mismo tiempo gusta del sabor picante de la menta. Recomiendo tomarlo en pequeños sorbos, a un compás lento.

El Bolshoi es visitado frecuentemente por el público esperando a entrar al Teatro Helénico, como la alternativa más cómoda para evitar las insípidas cafeterías que caracterizan a este tipo de recintos.

“Bolshoi”, la palabra rusa que define a lo grande, es quizás unas tallas mayor que este pequeño café y el resto de su menú. Sin embargo, la magnitud se refleja en el sabor de estas dos bebidas que hacen piruetas tras su barra.

Por Natalia Silva

Publicado

Nombre del lugar Café Bolshoi
Contacto
Dirección Manuel M. Ponce 349
Guadalupe Inn
México, DF

Horas de apertura Lun-sáb 7:45am-8:30pm
Transporte Metrobús Olivo
Precio Consumo promedio por persona $60
LiveReviews|0
1 person listening