Lincoln

Restaurantes, Mexicana Nuevo Polanco
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
1 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/4
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/4
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/4
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/4
Foto: Alejandra Carbajal

Ícono de Polanco, la Casa Domit abrió sus puertas (ventanas y terrazas) de nuevo este año para dar vida a un triple proyecto gastronómico. La fachada, con trabajos elaborados en cantera tallada y herrería, sorprende al ojo no entrenado en los movimientos neobarroco y rococó.

En el interior, una escalera de doble rampa es la ruta de acceso a Lincoln, restaurante que ocupa la parte superior y que toma su nombre del parque de enfrente de la casona. Arriba, los tonos turquesa de los sillones y del piso, automáticamente se adueñan de tu filtro visual. Un enorme vitral de colores decora la parte posterior del bar, donde se encuentra un par de mesas para dos personas con sillas vintage que invitan a pedir un whisky y filmar una escena de Mad Men. Destaca la distribución funcional de las mesas y la pequeña terraza para fumadores con vista al parque. La sensación es más bien de un espacio redondo, cómodo y elegante.

Fran López Abad es el cocinero –como él se hace llamar– y el encargado del menú, que sin ser extenso refleja en buena medida el distintivo de Lincoln: productos de temporada. Los platillos son internacionales con énfasis en lo español y lo mexicano.

Hay dos sopas, de lima o de cebolla. Para la entrada puedes elegir entre croquetas de jamón ibérico, tortilla española con queso gorgonzola o un exclusivo jabugo de 36 meses de maduración. El segundo tiempo se divide en pastas y arroces, y carnes y pescados. La variedad merece una lectura detallada. El arroz con butifarra, que es un embutido catalán, y el arroz negro son platillos para dos personas que tardan en llegar 40 minutos. Hay también pescado del día, filete mignon, lechón ibérico y chuletón con espuma de coco.

Por último, un cuarto muy pequeño al fondo alberga dos sillones de terciopelo rojo y unas cuantas sillas altas alrededor de un piano en donde los fines de semana se llevan a cabo sesiones para aficionados, que gusten de la música, las bebidas y el tabaco. Lincoln tiene todos los elementos de un lugar trendy que complacerá a cualquiera.

Por María Elisa López de Arriaga

Publicado

Nombre del lugar Lincoln
Contacto
Dirección Emilio Castelar 163
Polanco
México, DF
11510
Horas de apertura Lun-sáb 1pm-1am, dom 1-6pm
Transporte Metro Auditorio. Metro Polanco.
Precio Consumo promedio por persona $350
LiveReviews|0
1 person listening