El difunto señor Henry Moss

Teatro, Drama
0 Me encanta
Guárdalo
El difunto señor Henry Moss
Foto: Cortesía de la producción El difunto señor Henry Moss

Henry Moss es el padre muerto. Al tiempo que lo evocan, sus dos hijos sacan a relucir los demonios propios y paternos que no lograron ser sepultados con él.

El mayor, que ha regresado a la casa, se ve confrontado por el menor, quien siempre ha estado allí y es el que manda en el hogar, por eso le reclama al primogénito la ausencia y el abandono. Ambos indagan con la gente del poblado sobre las posibles causas del deceso de su alcohólico y despiadado progenitor.

Personajes turbios y oscuros son los que predominan en la dramaturgia de Sam Shepard, una de las figuras más relevantes de la cultura teatral estadounidense, aunque en México ha sido poco escenificado. Solamente True West (El verdadero Oeste) ha sido presentada en producciones profesionales, como la que dirigió José Caballero con Plutarco Haza y Fabián Corres en la década pasada.

Otto Minera, traductor y director que busca la vanguardia en textos y autores, pone en escena una versión corregida y aumentada por el propio autor de este texto. El difunto señor Henry Moss estrenó en el 2000, Nick Nolte y Sean Penn personificaron a los hermanos. Tras las críticas periodísticas que suscitó el estreno, Shepard modificó la obra, y tal cual la actuarán en su versión al español los actores Ernesto Godoy y Sebastián Moncayo, quienes si bien cuentan con una trayectoria sólida, pueden resultar rostros frescos para buena parte del público.

Godoy y Moncayo no estarán solos en escena. Los hermanos que interpretan tendrán a un padre de primer nivel: Arturo Ríos, actor fundamental de nuestro teatro y que, a decir del productor Arturo Barba, merece que su trabajo sea atestiguado por un público más amplio y diverso del que lo frecuenta en los foros de la UNAM. Ríos tiene el temple necesario para retratar al oscuro padre y los misterios que esconde su fallecimiento.

El auditorio merece estar al día con el teatro de una de las figuras más reconocidas del bajo mundo norteamericano, el siempre inquietante y controvertido Sam Shepard.

Por Enrique Saavedra

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening