El tiempo se detiene

Teatro, Teatro contemporáneo
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía de la producción)
1/3
Foto: Cortesía de la producción
 (Foto: Cortesía de la producción)
2/3
Foto: Cortesía de la producción
 (Foto: Cortesía de la producción)
3/3
Foto: Cortesía de la producción

¿Qué pertinencia tiene en México contar la vida de una fotoperiodista de guerra que regresa a su casa en Brooklyn después de haber sido herida por un coche bomba en Irak? Eso se pregunta el director de escena Benjamín Cann al montar la obra El tiempo se detiene. La situación de violencia que vive nuestro país es la respuesta.  

Convencido de que “las obras de teatro te escogen, tú no las escoges a ellas”, Cann se encuentra frente a un texto que lleva la guerra hasta la intimidad del hogar. “Esta puesta en escena plantea el papel que tiene la sociedad frente a la guerra”, menciona el director. Un conflicto armado trastocó la vida de los personajes de esta historia y cada uno de ellos lo vive de formas muy diferentes.

Según Cann, esta es también una historia romántica que habla del amor pero con muchos matices. ¿Será que la guerra existe porque los seres humanos la traemos adentro? Tanto así que hasta en la vida amorosa la buscamos.

Por otra parte, El tiempo se detiene cuestiona abiertamente el papel de los corresponsales, los fotógrafos y los reporteros al cubrir la guerra. “Si a una señora le explotó una bomba y se le quemó un hijo que trae en brazos, ¿el papel de la prensa es pararse enfrente para tomar una foto o preguntarle qué se siente?, o debería ser soltar la cámara y ayudarle”, expone Cann.

A pesar de que la historia escrita por el dramaturgo ganador del Pulitzer, Donald Margulies, está ambientada en una sociedad norteamericana habituada a este ambiente, el texto se vuelve universal, ya que en otras latitudes también se convive con este nivel de violencia.

La actriz Karina Gidi interpreta a Sarah, la fotoperiodista cuyo drama desencadena la obra. Su novio James (Alejandro Calva) carga un sentimiento de culpa inmenso por abandonar la misión durante el tiempo en el que Sarah sufrió el terrible accidente. Rodrigo Murray encarna al editor y Cassandra Sánchez Navarro.

Los personajes “son exactamente como somos nosotros: entes solitarios que buscan a través del amor encontrar alivio para su condición. Tener compañía para seguir creciendo como seres humanos”, finaliza. 

Por Jonathan Saldaña

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening