La mujer justa

Teatro, Drama
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía INBA)
1/4
Foto: Cortesía INBA
 (Foto: Cortesía INBA)
2/4
Foto: Cortesía INBA
 (Foto: Cortesía INBA)
3/4
Foto: Cortesía INBA
 (Foto: Cortesía INBA)
4/4
Foto: Cortesía INBA

La persona ideal sólo existe en la mente, y aunque es una aspiración un tanto irreal, estamos en búsqueda de ella. Intentamos que nuestra pareja se asemeje a esta figura, pero ¿cómo saber si es la indicada? ¿Llegará algún día la persona idónea?

Estas preguntas se hizo Sándor Márai en Hungría, en 1941, en la novela La mujer justa. Ahora el texto es adaptado por Hugo Urquijo y Graciela Dufau, para llevarlo a escena bajo la dirección de Enrique Singer.

La mujer justa es un símil de la pareja ideal. La historia aborda un triángulo de amor bizarro narrado en tres monólogos. Conforme cada personaje platica su verdad, los actos que rememoran suceden en el escenario, como si fueran invocados fantasmas errantes.

Enrique Singer (actor, maestro y productor teatral) dirige esta obra que todo el tiempo cuestiona la existencia de esa otra mitad perfecta, a través de los relatos de cada personaje que van ligados a la acción. “Son viajes al pasado y al futuro; estas historias terminan por crear un mosaico, como si fueran un caleidoscopio de emociones”, comenta el también director de Teatro UNAM.

La triada amorosa la componen María, interpretada por Verónica Langer (actriz, docente, ganadora de un premio Ariel), quien descubre que su esposo Peter, encarnado por Juan Carlos Colombo (Entre Villa y una mujer desnuda, Sueños de un seductor, La dama de negro), sostuvo un poderoso romance con otra mujer llamada Judith, personaje de Marina de Tavira (Feliz nuevo siglo Doktor Freud).

Pese a que la obra está contextualizada para describir a las clases sociales de Hungría en los años cuarenta, la temática es atemporal. “No nos interesa hacer un teatro arqueológico, es una obra muy personal que nos ha hecho reflexionar sobre nuestra vida. Son personajes que buscan una certeza sobre si sus relaciones han sido ideales; en la actualidad seguimos con las mismas dudas”, concluyó Carlos Colombo. 

Por Miguel Pineda

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening