La Telaraña

0 Me encanta
Guárdalo
La Telaraña
Foto: Alan Ortiz

La función esencial de la telaraña es que a través de ella el arácnido de ocho patas atrape a sus presas, para después ingerirlas. Aunque en este proyecto de improvisación teatral, los personajes caen en esa trampa para convertirse en víctimas de sus propias acciones.

Una vez que compras tus entradas, en la taquilla se te entregarán dos papelitos ilustrados con una mosca y una mariposa, en los cuales escribirás un lugar y una frase, para posteriormente colgarlos en la telaraña que se encuentra al fondo del escenario. Cada uno de los actores los tomarán para desarrollar un personaje y dotarlo de una identidad, misma que evolucionará a lo largo del montaje en el que 10 historias se entrelazarán y los llevarán hasta las últimas consecuencias.

Las opiniones del público son las que permiten que las historias sucedan en diferentes escenarios desde una playa mexicana, un baño público, el interior de un departamento, un bar, un invernadero en Japón hasta cualquier parte del mundo, sólo es cuestión de imaginártelo.

La producción demuestra que no se necesita de una gran inversión para presentar un proyecto de calidad, ya que en el escenario sobresalen algunos elementos como la telaraña del fondo, que funge como punto de partida de cada historia, un par de sillas que cumplen más allá de su función primaria y las actuaciones que transmiten al espectador los sentimientos que experiementa cada personaje y lo llevan a las situaciones a las que se enfrenta. Aunque lo más importante para los proyectos de improvisación como este, es el público, ya que sin él no se podrían contar las historias. 

La obra es protagonizada por Alan Hoffman, Antonio Pina, Conchita Abellán, Eduardo Pérez, Israel Ramos, Lita César y Omar Culebro, bajo la dirección de Cheryl Sue.

Por Sam Rivas

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening