Temporal

  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Temporal
Temporal

Tan bien le fue a esta obra, que se estrenó en mayo de este año dentro del 28 Festival de México, que su temporada continúa hasta ahora. Esta vez, Flavio González Mello, más reconocido como dramaturgo que como director, hace una interpretación personal y no muy ajena al carácter fantástico y reconciliatorio de la obra de William Shakespeare La tempestad. En esta, probablemente su última obra escrita, Shakespeare echó, como quien dice, el teatro por la ventana. Enloqueció. Todo está ahí. Me refiero a recursos escénicos, narrativos, imaginativos, temáticos, fantásticos. Cientos de ideas y recursos se revuelven en este gran caos en medio del mar y todo debe tomar orden. Próspero, legítimo duque de Milán, es expulsado de su tierra junto con su pequeña hija por traición de su propio hermano. Años después, Próspero provoca por medio del poder sobrenatural que le ha otorgado su aislamiento y el estudio de sus libros, una tormenta que hace que sus traidores naufraguen y se refugien en la isla en la que él se encuentra. Próspero controla a los espíritus de la isla, antes dominados por la bruja Sycorax, madre de Calibán, el ser más pedestre de la isla. En contraste, Ariel es un espíritu ingenioso y cautivador cuya música, magia y sensualidad son utilizadas por Próspero para encausar su venganza a cambio de prometer liberarlo. La paráfrasis de Flavio González Mello nos presenta al Próspero shakespereano como un director de escena, quien, junto con su encantador asistente de dirección Ariel, se daa a la tarea de conducir las acciones y llevar a los personajes traidores a la confrontación con el equilibrio y la justicia.  De esta manera, a través del juego teatral de la representación, este Próspero -interpretado espléndidamente por Alejandro Calva, así como la entrañable Olivia Lagunes, que interpreta a Ariel-, puede salir y entrar a la ficción, romper con ella a su antojo, así como invadir el espacio del espectador para explicar sus planes y el entramado escénico, y conducirnos hacia el punto climático al que desea llegar: conseguir el perdón y la reconciliación. Todos somos parte del juego teatral; por lo tanto, la escenografía e iluminación de Jorge Kuri Neumann -con la sencillez y síntesis que lo caracteriza- exhibe todo el mecanismo de la escena, su tramoya y efectos, y con una ingeniosa maquinaria de poleas logra adentrarnos al sueño teatral que muy probablemente Shakespeare hubiera avalado: libros, libros y más libros. Una bella interpretación de este clásico que se sumerge en la fábula fantástica a través del potencial de los recursos que ofrece el mismo teatro; un homenaje a las posibilidades narrativas del teatro, a sus hacedores, directores, asistentes, actores, tramoyistas y creativos; así como a su historia y tradición, a través de este demiurgo de la sabiduría y de la teatralidad en que resulta el Próspero imaginado por Flavio. Un juego teatral deleitoso que, como dice Martín Acosta en el programa de mano, nos sumerge en su máxima frase: “estamos hechos de la misma materia de los sueños”.

Por Silvia Ortega

Publicado

Teléfono del evento 5283 4600
Sitio web del evento http://www.ccb.bellasartes.gob.mx/
LiveReviews|0
1 person listening