Roma

Cine, Drama
5 de 5 estrellas
Roma

Time Out dice

5 de 5 estrellas

Con el thriller de ciencia ficción Gravity (2013), el director mexicano Alfonso Cuarón extrajo un estudio de carácter íntimo de la inmensidad del espacio exterior. Ahora va a la inversa: en su maravilla en blanco y negro Roma, el director de viajes eróticos como Y tu mamá también (2001) , thrillers distópicos como Niños del hombre (2006) y Harry Potter y el Prisionero de Azkaban (2004) —la mejor en la serie de Harry Potter—, primero, observa sin prisas las partes más pequeñas antes de expandirse, para revelar gradualmente el lienzo social y político de la Ciudad de México de los años setenta. Es la ciudad donde creció, en un barrio de clase media llamado Roma.

Una elegía sobria y autobiográfica sobre su niñez y las mujeres que lo criaron —una empleada doméstica muy trabajadora en particular—, Roma se funde en recuerdos episódicos, filmados digitalmente con una apariencia nítida y sin granos, para una convicción visual sin sentimentalismos.

La ayuda doméstica en el corazón de la historia es Cleo —la recién llegada, la excepcionalmente talentosa Yalitza Aparicio—, que trabaja para la cariñosa, pero ocasionalmente lívida Sofía —Marina de Tavira, excelente y discreta— y el resto de su familia. Al atravesar largas tomas que capturan la monotonía de los quehaceres, Cuarón respeta los rituales anónimos de Cleo como hizo Chantal Akerman en su clásico feminista de 1975, Jeanne Dielman, 23 Commerce Quay, 1080 Bruselas: limpieza, el cuidado de los cuatro hijos de Sofía —a quien ama como si fuera suyos—, interactuando con su mejor amiga y compañera de trabajo, Adela —Nancy García García—, yendo al cine con su novio, amante de las artes marciales.

Al principio, las vidas de Cleo y Sofía se desarrollan en líneas paralelas, pero distantes, salvo por las interacciones habituales en el hogar y las acogedoras veladas que pasan juntas frente al televisor, Cleo es tratada como parte de la familia —a veces hasta en un grado incómodo—. Cuando una separación marital y un embarazo no deseado llegan a sus vidas, sus destinos se cruzan en un sentido real por primera vez. Y, a medida de que el mundo alrededor se desmorona lentamente, con terremotos, incendios forestales, manifestaciones políticas violentas y un episodio especialmente traumático de dolor inimaginable, filmado con empatía inquebrantable, el alcance físico y emocional de Roma crece y se profundiza.

El resultado del lente inquisitivo de Cuarón —él es también el director de fotografía— es una interacción asombrosa de primer plano y fondo, con un arte que corresponde a las películas meticulosamente coreografiadas de Yasujirô Ozu en Historias de Tokyo (1953), y contenido político similar a los clásicos neorrealistas italianos como Roma, ciudad abierta (1945). A lo largo de Roma, Cuarón exige que saborees cada uno de sus marcos con cuidado, mirando las esquinas de la pantalla para detalles temáticos pequeños, pero significativos e intensificados por un tipo especial de sonido envolvente que fomenta la naturaleza inmersiva y realista de la película.

En su viaje personal por el camino de la memoria —ocasionalmente iluminado por anécdotas humorísticas sobre el perro de la familia y un Ford Galaxie extra ancho que apenas cabe en la entrada—, Cuarón examina la vida de Cleo en tributo respetuoso, no en disculpas llenas de culpa. Una obra maestra ricamente texturizada, Roma es el cine en su forma más pura y humana.

Por Tomris Laffly

Publicado

Detalles

Detalles del estreno

Duración
135 min.

Reparto y equipo

Director
Alfonso Cuarón
Guionista
Alfonso Cuarón
Reparto
Yalitza Aparicio
Marina de Tavira
Nancy García García

Los usuarios dicen

LiveReviews|0
1 person listening