0 Me encanta
Guárdalo

En bici por Azcapotzalco

Con sus 108 colonias y barrios, es una zona rica en historia y tradición. Pedalea para descubrir sus secretos

Foto: Octavio Cárdenas
En el Parque Bicentenario hay un bike park

Su gran riqueza histórica, cultural y arquitectónica es ideal para los adictos a la ciudad. Aquí puedes encontrar jardines, museos, grandes mansiones estilo europeo y mucha tradición. Te compartimos una ruta para que te subas a la bicicleta y te des un rol por algunas de sus colonias.

La travesía comienza con un buen desayuno en la ya tradicional Casa de Toño. Aquí se encuentra la primera sucursal de este restaurante. Sin duda la recomendación es un rico pozole y terminar con un exquisito flan con cajeta. Además de eso tienen un gran surtido de antojitos.

Después de recargar batería es hora de subirte a la bicicleta y dar un recorrido turístico por (avenida) Azcapotzalco, rumbo a la Casa de la Cultura. Durante este trayecto podrás disfrutar la arquitectura de algunas de las mansiones construidas durante la época del porfiriato que aún se conservan. Al llegar a la esquina de Azcapotzalco y Morelos y Pavón la encontrarás. Este edificio fue inaugurado en 1891 como el Palacio Municipal, uso que se le dio durante 100 años. Este recinto abrió sus puertas como tal el 18 de noviembre de 1991. Tiene salas de exhibición en las que se presentan diferentes exposiciones constantemente. Además, en su interior guarda un jardín único. Los vitrales y murales están de foto.

A media cuadra, la siguiente parada. Una visita al centro de esta delegación estaría incompleta sin una deliciosa nieve de El Nevado. Es todo un clásico. Desde que pones un pie dentro retrocedes algunas décadas en el tiempo. El centro de esta delegación es precioso, por eso recomiendo pedalear unos cuantos metros y disfrutar de tu nieve en el Jardín Miguel Hidalgo. A pesar de estar en la ciudad te hace respirar un aire de provincia, con su kiosco al centro y varios corredores. Uno puede sentarse en una banca y disfrutar de un momento de relajación viendo a las personas pasear. Este jardín fue una plaza importante desde épocas prehispánicas y tiene gran valor histórico. Según tengo entendido, el 19 de agosto de 1821, la última batalla de la guerra de independencia se libró en este mismo sitio.

La parte final de esta ruta te llevará hasta la frontera con la Miguel Hidalgo. Para llegar aquí lo mejor es bajar por Reforma hasta el Eje 3 Norte, luego dar vuelta a la derecha hasta Ferrocarriles Nacionales. Al encontrar esta calle, virar a la izquierda y continuar a 5 de Mayo. Aquí encontrarás la entrada principal del Parque Bicentenario. Este espacio se encuentra sobre lo que antes fue una refinería. Debido al impacto ambiental fue clausurada en 1991. Después de algunos años de abandono, en 2007 el terreno fue cedido al Gobierno Federal y se dio inicio a los trabajos, primero de remediación ambiental y después de construcción del parque. En 2010 se abrieron las puertas para conmemorar que ya pasaron 200 años desde que Miguel Hidalgo llamara a misa y a la rebelión. En el parque podrás encontrar actividades para toda la familia. Hay un jardín botánico con plantas de diferentes ecosistemas, tiene auditorios, áreas deportivas, un skate (y bike) park, y un museo de la energía. Además cuenta con kilómetros y kilómetros de áreas verdes. Lo mejor de todo es que puedes recorrer las diferentes zonas del parque en bicic. Afuera hay un supermercado. Es una buena idea comprar unas botanas y bebidas antes de entrar, y terminar la tarde con un día de campo.

Si vives lejos de Azcapotzalco y no tienes como llevarte la bicicleta, la recomendación es realizar este recorrido el domingo o algún día festivo, aprovechando que tu bici viaja en Metro.

La Casa de Toño
Floresta 77, Clavería.
Lun-sáb 9am-11pm, dom 9am-10pm.

Casa de la Cultura
Azcapotzalco 605, Azcapotzalco.
Lun-dom 10am-8pm.

Nevería El Nevado
Azcapotzalco 591, Azcapotzalco.
Lun-dom 9am-8pm.

Jardín Miguel Hidalgo
Azcapotzalco s/n, Azcapotzalco.
Abierto todos los días.

Parque Bicentenario
5 de Mayo esq. Ferrocarriles Nacionales.
Mar-dom 7am-6pm.

Más lugares por visitar

El Dux de Venecia

Fue la tercera cantina en registrarse en el DF, en 1918. Las carcajadas, cervezas y botanas abundan entre brillantes mosaicos color plomo y fotos viejas enmarcadas. Ya sea martes o domingo, a eso de las dos de la tarde, la cantina está repleta de hombres que llevan décadas pasando una puntualísima asistencia con sus compas en El Dux. Recomendamos las grandes cervezas de bola o los cocteles de la casa, como el guajolote (anís y vodka) que sugieren para la cruda. No importa el día o la hora, aquí siempre hay un ambiente tan clásico que es excéntrico y una sonrisa que dice “vengan pronto de nuevo”.

Leer más
Azcapotzalco

Museo Tezozómoc

Este museo es como un laboratorio a gran escala. Cuenta con 2,500 metros cuadrados llenos de juegos didácticos, maquetas e instalaciones que acercan al público al mundo de la ciencia. La intención de este recinto, que forma parte del Centro de Difusión de la Ciencia y la Tecnología, del Instituto Politécnico Nacional, es explicar de manera sencilla fenómenos físicos. Lo logran al relacionar actividades de la vida cotidiana con principios teóricos que podrían parecer muy difíciles de entender. Por ejemplo, explican cómo los refrigeradores funcionan gracias a los principios de la termodinámica, o que gracias al viento se puede generar energía. Sus exhibiciones permanentes son diseñadas y construidas por el equipo del museo. Su colección incluye figuras robotizadas, maquetas y esquemas en tercera dimensión; brazos mecánicos y modelos a escala de microscopios. Una de las salas favoritas de los visitantes es aquella en la que se resuelven enigmas sobre la energía y el Universo. Está ambientada con piezas que representan a los planetas de la Vía Láctea y se explica cómo la energía del sol influye en diferentes fenómenos físicos, químicos y hasta biológicos. También reciben exposiciones temporales, que realizan en colaboración de escuelas del IPN y otras instituciones dedicadas a la divulgación científica. El museo cuenta con un auditorio equipado con un sistema de proyección digital y audio. Es un lugar perfecto para alimentar la curiosidad de los niños, ya que hay talleres en

Leer más
Azcapotzalco

Parque Tezozómoc

Recomendado

Uno de los grandes aciertos de este parque ochentero es el que se hayan tomado la molestia de emular la Cuenca de México con todo y su islote México-Tenochtitlan. Se lo debemos al arquitecto Mario Schjetnan, quien recientemente le dio una manita de gato al parque más padre del norte de la ciudad, en donde andar en bicicleta, patinar o retozar en los prados es bastante disfrutable, siempre y cuando no sea entre semana. 

Leer más
Azcapotzalco

Parroquia de los Santos Apóstoles Felipe y Santiago

Recomendado

La hicieron los dominicos en el siglo XVI. Con este nombre rimbombante uno esperaría una Capilla del Rosario dignísima, emocionante. La hay. Se salvó de la Guerra de Reforma. Afuera el atrio sorprende por ser el más grande de la ciudad y por haber servido de escenario para la última batalla de la Independencia. Gran lugar. No hay que pasar por alto la hormiga pintada en la torre, que según la creencia popular va avanzando hacia el campanario (una vez que llegue ahí el mundo se terminará, dicen). 

Leer más
Azcapotzalco

Centro Verde Azcapotzalco

Recomendado

Lleva un año ofreciendo cursos, charlas y dinámicas para que la población se involucre y respete la naturaleza. Cuentan con 462 metros cuadrados de áreas verdes, 916 metros cúbicos de suelo permeable y un lago alimentado con agua pluvial. Aquí se planean estrategias para capacitar a los visitantes en la elaboración de proyectos sustentables como forma de autoempleo. Se dan talleres de reciclaje, creación de huertos, cultivo hidropónico y captación de agua de lluvia. También dan consejos sobre qué vegetales pueden rendir mejor al ser cultivados en casa, y quieren posicionar la producción orgánica como una alternativa sana y justa.

Leer más
Azcapotzalco

San Juan Tlihuaca

Recomendado

Recomendamos bajarse en el Metro Tezozómoc y caminar hasta la Plaza de los Ahuehuetes en donde, se supone, sigue enterrado el tesoro de Moctezuma. Hay que ir al panteón vecinal, que está muy cerca y es encantador, también a la iglesia principal de este barrio, el más antiguo de Azcapotzalco, el de los hechiceros y las callecitas en calma. 

Leer más
Azcapotzalco

El Bajío (Azcapotzalco)

Si un domingo llegó de visita tu tía la cosmopolita y se ha juntado en tu casa una buena cantidad de parientes para hacer tu día colorido, no es sensato que te disfraces de anfitrión y trates de ingeniártelas con los congelados de tu refri. Llévatelos a El Bajío, especialistas en familias y antojos grandes. Hagan de las muchas pintorescas mesitas una sola y pide una jarra de horchata y unas gorditas de requesón en lo que se deciden entre los chamorros, el pollo con mole o un consomé “con harto chile”, por si amaneciste enfiestado. Si después de comer, como dice mi abuela, buscas algo “pa' que resbale”, pide el requesón con miel de piloncillo, entre dulce y acidito.

Leer más
Azcapotzalco

Museo de Arte Regional

Este museo cuenta con una galería en donde se exbihe pintura, fotografía y obras bidimensionales. Las exposiciones sólo son temporales y se llegan a presentar de 8 a 10 diferentes durante todo el año. Este museo cuenta con un foro para danza, teatro, música, conferencias y todo tipo de actividades culturales. Tiene un aforo de 150 personas. Tiene una sala de audiovisual, en donde se proyectan películas con tema de arte.

Leer más
Azcapotzalco

Comentarios

1 comments
covarrubitas
covarrubitas

Se quedan cortos, Azcapotzalco tiene mucho mas que ofrecer.

Aclaración: la historia oficial dice que la últim batalla de la independencia no se libró en el Jardín Hidalgo, sino en el exterior de la Parroquia de los Santos Apostoles de Felipe y Santiago. También hay que decir que el parque Bicentenario no es parte de Azcapotzalco.