Algunas cosas quedan

Arte, Digital e interactivo Gratis
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía Aldo Guerra)
1/3
Foto: Cortesía Aldo Guerra
 (Foto: Cortesía Aldo Guerra)
2/3
Foto: Cortesía Aldo Guerra
 (Foto: Cortesía Aldo Guerra)
3/3
Foto: Cortesía Aldo Guerra

El 14 de febrero del año pasado un hombre paralizó Tijuana al subir la torre de una planta eléctrica de CFE y amenazar con lanzarse. Después de cinco horas (desde las 5 hasta las 10 de la mañana), y a pesar del trabajo de los bomberos, lo consiguió. La prensa local informó que se trataba de Giancarlo (nombre supuesto), un joven migrante michoacano, deportado de San Francisco y quien llevaba días tratando de subsistir en la ciudad fronteriza.

La imagen del hombre sobre la torre, aquella que los diarios publicaron, impactó tanto al fotógrafo, performer y artista visual Aldo Guerra, que decidió trabajarla en una instalación que tituló Algunas cosas quedan. La pieza, exhibida actualmente en PuNcTuM, consiste en un video performance donde él mismo aparece en la torre, y fotografías de páginas que escribió mientras estaba arriba.

¿Cómo la realizó? Fue a la planta eléctrica donde ocurrió la tragedia, emplazó la cámara y grabó durante cinco horas, las mismas que Giancarlo estuvo ahí. Luego buscó un lugar seguro donde pudiera igualar el ángulo y se filmó durante el mismo lapso. Mientras eso ocurría, en un cuaderno escribía sus recuerdos concretos sobre Tijuana, como un intento por reconstruir su ciudad a través de la memoria.

Con la finalidad de dignificar a Giancarlo, Aldo comenta: “lo que yo hice fue ocupar su lugar y tomar su imagen para llenar de memoria ese vacío”. Sin embargo, reconoce: “todo el mundo se acuerda de su acto, pero nadie sabe quién es y nadie lo sabrá. Él creó una de las imágenes más poderosas que la ciudad ha visto, y sigue en el anonimato”.

La instalación constituye su tesis de maestría en Producción Artística por la Universidad de California, y es la primera vez que se expone fuera del campo académico. Después de esta exhibición, la pieza será almacenada hasta la publicación de un libro sobre su obra, en el que su amiga Marcela Quiroz, investigadora y curadora independiente, trabaja en estos momentos.

Por Eduardo Reyes

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening