Tlatelolco 1:500

0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
5/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
6/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
7/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
8/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
9/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
10/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
11/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
12/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
13/13
Foto: Alejandra Carbajal

Cuando las palabras o textos en segundo plano no bastan, la tercera dimensión es una opción para representar ideas de una manera fácil de captar. Los modelos tridimensionales de Central de Maquetas, quienes realizaron la maqueta titulada Tlatelolco 1:500, son una herramienta multidisciplinaria de vinculación e investigación que refresca la mirada de lugares emblemáticos de la Ciudad.

La iniciativa de Tlatelolco 1:500 inició con una especie de foro donde especialistas de Central de Maquetas dialogaron con gente en las calles de la zona y recolectaron datos de investigaciones que se han hecho a cerca de Tlatelolco, esto para construir una modelo tridimensional de una de las zonas más representativas del D.F. El resultado es una maqueta de cuatro metros de largo con audífonos alrededor donde puedes escuchar sonidos ambientales del barrio y narraciones vecinales.

Actualmente puedes apreciar esta pieza en una en una exhibición en el Palacio Postal como parte de la tercera edición del Abierto Mexicano de Diseño. Aunque no se han dado detalles de las próximas exhibiciones, sus organizadores aseguran que se podrá ver la maqueta en otras sedes. Te dejamos algunas imágenes del proceso de realización de Tlatelolco 1:500, el cual seguimos durante 30 días.

Posterior a las exhibiciones, la maqueta regresará a Tlatelolco para fungir como punto de reunión en charlas alrededor de ella y así, interesados en el tema puedan debatir y compartir puntos de vista que los ayuden a vislumbrar las complejidades de la zona.

Entonces, con las narrativas de vecinos y especialistas de Tlatelolco esta iniciativa demuestra que la creatividad y el trabajo en equipo son fundamentales para representar hábitats que contribuyen a reforzar las redes sociales de la Ciudad.

Por Alberto Cervantes

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening