Yoko Ono Tierra de esperanza

Arte, Arte contemporáneo
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Alberto Cervantes)
1/10
Foto: Alberto Cervantes
 (Foto: Alberto Cervantes)
2/10
Foto: Alberto Cervantes
 (Foto: Alberto Cervantes)
3/10
Foto: Alberto Cervantes
 (Foto: Alberto Cervantes)
4/10
Foto: Alberto Cervantes
 (Foto: Alberto Cervantes)
5/10
Foto: Alberto Cervantes
 (Foto: Alberto Cervantes)
6/10
Foto: Alberto Cervantes
 (Foto: Alberto Cervantes)
7/10
Foto: Alberto Cervantes
 (Foto: Alberto Cervantes)
8/10
Foto: Alberto Cervantes
 (Foto: Alberto Cervantes)
9/10
Foto: Alberto Cervantes
 (Foto: Alberto Cervantes)
10/10
Foto: Alberto Cervantes

Obras emblemáticas de una de las artistas pioneras del arte conceptual: Yoko Ono (Tokio 1933), llegan a la Ciudad de México para dar un mensaje de paz y optimismo en pro de la humanidad. La muestra está integrada por 16 piezas originales, entre ellas destacan documentos, fotografías, objetos, filmes e instalaciones que datan desde los sesenta hasta nuestras fechas.

En la exposición curada por Gunnar B. Kvaran se aprecian documentos como el Secret Piece (1953) en el que Ono daba instrucción al espectador para que se tocara una nota en un pentagrama alternativo, dando lugar así a una de los primeras piezas del arte conceptual. También se puede ver Pieza de corte (1964), performance en el que portando un vestido negro largo permitía que el público tomara unas tijeras para cortar trozos de su vestimenta.

Por otra parte, Pieza de mapas está compuesta por un muro tapizado por cartografías de estados del país, en los que el público puede estampar con un sello el mensaje Imagina la paz. La pieza Teléfono en asombro (1971) se trata de un teléfono blanco rodeado de un laberinto de cristales, mismo al que la artista llamará periódicamente y sin aviso pues ella es la única que conoce el número.

Al tratarse de una retrospectiva de los 50 años de carrera de la artista es inevitable no notar reminiscencia del andar activista que sostuvo con el que fuera su esposo, John Lennon (1940-1980), pues Tierra de esperanza invita en todo momento al espectador a imaginar: a pensar en un mundo pacifista, sin debates de género, libre de violencia y discriminación.

A dos semanas de cumplir sus 83 años, Yoko Ono con sus grandes gafas, sombrero y formando la seña de la paz con sus dedos  arribó al Museo Memoria y Tolerancia para dar mensajes optimistas como el que mencionó en conferencia de prensa: “quiero pelear con ustedes y levantarme con ustedes”; inaugurando así un proyecto que también incluye la fundación de un monumento vivo y permanente titulado Parque de la paz, una exposición fotográfica, así como la exhibición de algunas obras en la estación del Metro Mixcoac y la circulación de un boleto conmemorativo con la frase: Imagina la paz.

Por Alberto Cervantes

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening