0 Me encanta
Guárdalo

Tomando el té con Diane Pernet

La creadora del festival ASVOFF nos contó un poco sobre su pasado y su look

Foto: Daniel Herranz

Diane Pernet es un ser misterioso. Es elegante su forma de hablar y de caminar. Incluso, hasta un poco tétrica, dice Anna Wintur. La realidad es que a pesar de esa sobriedad que la caracteriza, Diane es carismática y tiene opiniones particulares sobre muchas cosas, incluso con respecto a México.

Con té en mano, Diane nos compartió algunas de sus historias y las impresiones que tiene de este país.

Al mirar atrás, ¿cuál es la parte que más te ha gustado de tu carrera?
Creo que ahora es el mejor momento, aunque una de las mejores partes fue cuando era diseñadora en Nueva York. Lo hice durante 13 años, hasta que me mudé a París a finales de 1999. Estaba muy harta, mi plan era empezar de nuevo en Francia, pero no tenía dinero. Para empezar una marca necesitaba medio millón de dólares que no tenía y que nadie me quería prestar. Decidí que no quería trabajar para otro diseñador, siempre había trabajado para mí misma, así que busqué diferentes trabajos.

Uno de los primeros trabajos que tuve fue como diseñadora de vestuario en una película del director Amos Gitai, fue una gran experiencia. Luego fui asistente de producción en Fashion Files, un programa de televisión. Todos me decían que estaba sobrecalificada para el puesto, pero no me importó; además tenía que pagar mi renta.

Esa época que me gustó mucho, hice cosas muy padres, conocí a mucha gente y tuve la oportunidad de diseñar ropa hasta que encontré lo que quería hacer.

Abrí mi blog en febrero de 2005. Me tardé un tiempo en establecerlo porque nunca lo pensé como una cosa que me hiciera ganar dinero. Lo hice porque me encanta escribir, encontrar nuevo talento, inspirar y ser inspirada. Pero no fue hasta 2006 que hice el primer festival de cine y moda con el nombre de You Wear it Well, que pasó un poco desapercibido.

En 2008 arranca ASVOFF, un proyecto más en forma, pues ya estaba pensado con el formato de un festival de tres días. Coordinarlo significaba estar en contacto con lo que amo: el cine y la moda. La idea era promover al nuevo talento y consolidar a los que ya estaban haciendo cosas. Soy muy feliz haciéndolo.  

Entonces, ¿cómo empezó ASVOFF? 
Todo empezó con la película que hice para Eley Kishimoto. En 2000, tenía la idea de hacer un festival de cine, pero no había suficiente material. Las películas de moda no existían. En 2006, uno de mis colaboradores me preguntó si quería mostrar The Invention of Pleasure en L.A., le dije sí. Al día siguiente, Enrique González, un amigo que vivía en DF, me mandó una película que hizo, me planteó la idea de hacer un festival con ese y otros títulos. Lo hice; le decía "festival", aunque en realidad sólo era un programa curado... Ahí puedes ver que México siempre ha sido importante para mí

¿Tienes diseñadores favoritos? 
Uno de mis diseñadores favoritos es Iris van Herpen, es increíble lo que hace.

¿Qué consejo le darías a los jóvenes diseñadores que están haciendo su primera colección? 
Tal vez se suena un poco cliché, pero lo digo muy seguido: nadie debería empezar hasta que tenga algo que decir. Alguna vez, Vivienne Westwood dijo que no necesitamos más contaminación en la moda, sino algo que tenga un significado. Un diseñador mexicano, por ejemplo, puede retomar aspectos de su cultura y reinterpretarlo.

¿Cómo llegaste a desarrollar el look tan particular y reconocido?
Cuando era joven cambiaba de look constantemente, aunque mi pensamiento nunca cambió. En mi época de diseñadora creía que si usaba demasiados colores o patrones en mi ropa, iba a competir con mis diseños. Ahora mi look es como una silueta; me gusta más y me siento más cómoda. Mi peinado sólo responde a que quiero ser más alta; también por eso uso zapatos de plataforma que una chica en Londres hace especialmente para mí. Durante 10 años esos zapatos han formado parte mi estilo. Tal vez en algunos años no se van a ver tan bién, pero aun así me los seguiré poniendo. No me importa seguir una tendencia, nunca hice caso cuando era diseñadora y mucho menos ahora.

¿Qué piensas de México?
Es un país increíble. Su principal característica es la diversidad cultural, tiene mística. Me encanta el DF, tiene edificios increíbles. La gente es cálida, aunque un poco (muy) cariñosa. A veces me siento un poco invadida, pero creo que así es Latinoamérica. Desde ese punto, Europa es muy fría. 

Comentarios

0 comments