0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Claudia Candano

Shopping talk y consejos de estilo de una editora de moda

Foto: Dorian Ulises López

¿Cómo decidiste dedicarte a la moda?
Fue muy chistoso. Primero estudié Derecho un año, definitivamente no era lo mío. Después de eso estuve muy confundida porque no sabía lo que me gustaba. Luego empecé a estudiar Diseño Gráfico en la Ibero; ahí había subsistemas como diseño textil o diseño de interiores, yo escogí el segundo. Me di cuenta de que me gustaba mucho el interiorismo. Ahí descubrí que había algo de la moda que me llamaba la atención pero no sabía qué era.

Cuando salí de la universidad, apliqué a Parsons para una maestría en Diseño de moda. Primero fue un curso de Fashion Merchandising. Ahí me percaté de que la moda siempre había sido importante para mí. Cuando regresé a México empecé a trabajar en la revista InStyle, donde me clavé muchísimo. Decidí irme a Central Saint Martins a hacer un curso de Fashion Journalism y regresé a Elle, donde estoy desde hace un año.

Después de ver lo que pasa en Parsons y Saint Martins, ¿cómo fue regresar a México y encontrarte con la escena local?
Por mucho tiempo hice el styling de muchas celebridades; cuando volví de Parsons lo importante para mí era ayudar a alguien común y corriente a usar la moda. Me gustaba la idea de decirle a las personas qué ponerse para que no fueran fashion victims. Eso lo pulí cuando estuve en InStyle, no sólo la versión de México, sino también la de Estados Unidos. Ahora que hago una revista de fashion forward que está mucho más clavada, he implementado eso y funciona muy bien. Me gusta pensar que tengo una sensibilidad para hacerlo.

Desde tu experiencia como editora y con lo que has visto en Nueva York, ¿cómo ves el diseño en México?
Creo que hemos evolucionado muchísimo en el diseño en México, hay más apoyo de muchos lados. Existen concursos, como Elle México Diseña, que busca nuevo talento. Ahora la misión es encausar toda esa creatividad a un fin. Nos falta un poco de enfoque, que se ha ido logrando. Los diseñadores mexicanos pueden competir con los que salen de escuelas como Saint Martins. Sin embargo, hay mucha fuga de talento. Hace falta que la gente se quede aquí a desarrollar, por ejemplo, sus propios textiles.

En ese sentido —y tomando en cuenta todo lo que hace que la moda funcione, como compradores y consumidores—, ¿qué crees que hace falta en México?
Falta creer en la industria y así hacerla crecer. Que nos apoyemos y, juntos, podemos sacar la moda mexicana al panorama internacional. Hay que quitarnos esa percepción equivocada de que el diseño mexicano no es bueno. Muchas veces tienes la oportunidad de comprarte algo de un diseñador mexicano pero prefieres comprar un diseñador americano. Hay mucho talento, mis accesorios, por ejemplo, son mexicanos.

Creo que el talento esta aquí, sólo hay que apoyarlo desde todas las partes, desde el área comercial que mencionas y también que como consumidor apuestes por los diseñadores mexicanos. Los diseñadores también deben enfocarse en una buena calidad y en dar lo mejor que tienen. Es un trabajo en equipo desde todas las áreas.

¿Cómo crees que el mundo percibe ahora el diseño mexicano?
Creo que lo percibe bien. El año pasado que vino Jean Paul Gaultier y lo entrevisté, me decía que le había sorprendido mucho ver el talento que hay en México, pero a la vez no porque, a pesar de que el país tiene mucha cultura y es una fuente de inspiración, los diseñadores no recurren tanto a ella y deberían hacerlo.

A mí me pasa mucho que, cuando alguien viene a la ciudad y me ve un saco de Yakampot, por ejemplo, me dice "wow, ¿de dónde es?" y cuando le platicas que es de un diseñador mexicano, pone cara de sorpresa. Una vez en Londres le hice un croquis a una chica para decirle dónde y cómo podía comprar aretes de Gala Is Love. Eso me da mucha felicidad.

¿Quiénes son tus diseñadores mexicanos favoritos?
Michel Galindo de Gala Is Love es de mis diseñadoras favoritas. José Sánchez me gusta muchísimo, Yakampot obvio, la última colección de Mancandyme encantó, quiero comprarme todo. Ahorita estoy obsesionada con un anillo de Driguez, Inc., uff, ¡hay muchos!

¿Cuáles son tus tiendas favoritas del DF?
Me gusta mucho Sioux y Common People. Me encanta el diseño del local de Yakampot. También me gusta Lago y Cañamiel. Y, aunque es para hombres, me gusta mucho Silver Deer.

Si sólo tuvieras 500 pesos, ¿qué comprarías?
Lo gastaría 100% en ropa, zapatos o en accesorios. Tal vez me compraría unos Converse o un arete de Gala Is Love.

¿Qué es lo que todo mundo debe tener en su clóset?
Una chamarra de piel porque es lo más versátil del mundo. Puedes tener el estilo que sea, pero la chamarra de piel siempre va a vestir tu look; puedes usar unos jeans con una T-shirt y una chamarra de piel o un jumpsuit y una chamarra de piel, o un vestido de noche y una chamarra de piel, o una falda y una chamarra de piel...

¿Cuál es tu época favorita de la moda?
Ésta me gusta, porque es una mezcla de todas. En algún momento amaba los veinte, y los setenta, uff, me gusta la onda hippiechic, aunque en esa época no era chic. Pero me gusta ahora porque puedes ser hippie o puedes ser ochentero, o sporty, o lo que quieras.

¿Qué es lo mejor y lo peor de ir de shopping?
Lo mejor es la satisfacción de poderte comprar algo que querías muchísimo; yo valoro un montón el trabajo que hay detrás de la moda, quién la hizo, por qué la hizo, la historia que tienen las marcas, eso es lo bueno.

Lo malo es que no hay dinero que alcance para comprarte todas las cosas que quieres. Siempre llegas y dices: "quiero estos pantalones, pero también la blusa y los zapatos...".

¿Y cómo eliges?, ¡porque eso está muy difícil!
¡En eso sí soy bien buena! Si no me muero por eso, no me lo compro. Siempre pienso cuántas veces me lo voy a poner, entonces casi siempre me voy por los básicos. Hay veces en las que invierto en algo caro, como cuando, por ejemplo, una blusa me la puedo poner cuatro veces a la semana de diferentes formas. Claro que de repente me compro cosas que, aunque use poco, no me importa porque las amo y me muero de ganas.

¿Cuál ha sido tu error de estilo más grande?
Toda la universidad tuve un crush horrible con Abercrombie, ¡no ma!

Tip de editora de moda: ¿qué es lo que nunca nadie debe hacer a la hora de vestirse?
Pretender que eres alguien que no eres. El peor error es disfrazarte de alguien más.

Tip de belleza
Cuidarte el pelo siempre. Si tienes un pelo bonito, no importa que estés desmaquillada o en pants, no importa nada, te ves bien. El pelo bien cuidado es lo más importante.

¿Marca favorita del mundo?
¡Ash! Tengo muchas pero hay dos favoritas: Céline porque casi no tiene estampados, generalmente tienen piezas bien estructuradas que aunque son oversize te las pones y te ves espectacular. La blusa que más amo es Céline y siempre que me la pongo todo mundo me chulea.

Dries Van Noten me gusta porque amo las siluetas holgadas y desenfadadas, tienen estampados y una forma muy bien cuidada.

¿Restaurante favorito?
Belmondo.

¿Lugares favoritos de la ciudad?
Tengo varios favoritos, vivo por el Parque Hundido y me encanta. También amo ir a buscar cositas a la Lagunilla, aunque antes estaba más cool porque ahora ya todo mundo va.

Comentarios

0 comments