0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Reclu

Platicamos con Ileana Rodríguez sobre moda, cultura pop y radio

Foto: Alejandra Carbajal

Si hay un feed de instagram que grita coolness, es el de Ileana Rodríguez, mejor conocida como "Reclu". Comenzó su carrera como locutora, primero en Radioactivo y después en Reactor 105.7, y actualmente es la voz que todo el país escucha los domingos por la noche en La Hora Nacional. Además de la radio, la vida la ha llevado a trabajar en lo que le gusta: la moda, la televisión y la música. El año pasado condujo la segunda temporada de Fashion Police México y es una de las juezas del programa México Diseña, donde diseñadores incipientes son puestos a prueba para pulir su talento y encontrar un espacio en la escena fashionista del país.

Esta semana estuvo en Tag CDMX para charlar sobre cómo las ideas sí dejan y puede ser rentable trabajar en lo que te gusta. Platicamos con ella acerca de todas las facetas que la han consolidado como la alt fashion icon más importante del país.

¿Para ti qué es la cultura pop y su importancia en tu vida?
Para mí es todo. Yo crecí consumiendo lo que mis hermanos hacían y veían, como MTV. Para bien o para mal, mi niñera fue la antena parabólica. Me encanta la cultura pop gringa, además es la más sabrosa, de la que más sabemos. Si no hubiera crecido expuesta a todo esto, como las series de televisión, no me dedicaría al showbiz. Te lo juro, yo quería vivir en una serie gringa, ser la latina en el elenco.

¿Sí en estos momentos tuvieras que elegir entre música y moda?

Una te lleva a la otra. Estaba un poco saturada del rock, me separé de él y tuve a mi hijo, pero ahorita que paso por un momento difícil en mi vida personal, he encontrado mi refugio de nuevo en el rock. Me siento como una adolescente.

También te dedicas a la traducción simultánea en las entregas de premios. ¿Qué opinas del lugar de la traducción en los medios? No sólo se trata de ser literal, sino de intervenir, ¿no?
Es padrísimo. Yo soy una persona muy distraída y ahora me doy cuenta que en estas ceremonias de traducción me puedo concentrar el mayor tiempo posible en un tema; es como si el resto del mundo no existiera, estoy muy metida. Creo que también tiene que ver mucho el estar tan expuesta a esta cultura pop; es bueno porque tienes esas referencias allá atrás.

Los Red carpets son lo más difícil, porque están tirando nombres de diseñadores, directores, productores, actores y actrices; entonces haber estado expuesta a ello me lo dejó ahí en el inconsciente y eso me facilita mucho las cosas.

¿Cómo te preparas para la traducción?
Generalmente, procuro consumir las cosas que se van a premiar. Si son los Oscar, no te voy a mentir, no es que puedas ver todo, como los cortos o documentales, aunque luego Rafa (Sarmiento) me lleva de las orejas a verlos. Pero sí, trato de ver las películas de las categorías principales o lo que se esté premiando, haber escuchado los discos, saber quién es el artista. Y, por otra parte, mucho es con guión. Los conductores tienen un guión, yo lo trabajo días antes, se va actualizando y lo vas afinando conforme se acerca la fecha. Además, hay que estar muy a las vivas, porque muchos se saltan el guión, sobre todo los comediantes. Los discursos de agradecimiento sí son completamente en vivo.

¿Regresarías a la radio, independientemente de La Hora Nacional?
Sí, completamente, me urge. Justamente ahorita que estábamos promoviendo lo de Tag, fui a Reactor, me invitaron a poner canciones y ya no me acordaba lo que era. Puse música que descubrí hace poco y se me movieron muchas cosas, ojalá se vuelva a dar la oportunidad.

Por último, menciónanos una canción, una película y un ícono pop.
Una canción es muy fácil: "Small Poppies" de  Courtney Barnett, me encanta, es lo que más oigo ahorita. De película, Palo Alto de Gia Coppola, y también me gustó mucho Obvious Child de Gillian Robespierre, que trata el aborto.

Mi ícono pop es Lena Dunham. Me encanta todo lo que ella representa, que incomode a la gente, se me hace un genio y tiene todo mi respeto. Me encanta que defienda lo que no es obvio, teníamos muy claro lo que era ser una persona inteligente o lo que era ser un hipster, y ella vino a romper todo eso, me encanta que es la primera defendiendo a Taylor Swift.

Y también rompe con lo que debe ser una mujer en los medios y su imagen, ¿no?
Eso. Va y se encuera con sus curvas pronunciadas, entonces los hombres se ponen locos, pero no fueran las chavas de la tele en bikini porque está bien. Por eso, Lena Dunham para siempre.

Comentarios

0 comments