1 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con La Prohibida

Platicamos con la cantante española sobre su más reciente disco 100k años de luz y su visita a México

Foto: Cortesía STARPRO

La Prohibida regresa a la CDMX para celebrar 10 años de haber visitado México por primera vez. Este 15 de diciembre escucharás en el Lunario temas de sus producciones FlashSr. Kubrick ¿Qué haría usted? y de su último material 100k años de luz, un disco que retoma el sonido italodisco y pone a bailar a travestis y drag queens en los mejores antros y bares gay.

¿Ha cambiado tu impresión de México desde tu primera visita hace 10 años?
Realmente no ha sido un cambio, sino una evolución. Con el tiempo he ido descubriendo en este país a más artistas, más géneros musicales, folclor, más calles y más mercados. México es como si fuera mi propio país porque aquí llego y tengo mis amigos, mi gente, mis calles, mis lugares.

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?
El cine de los años 60 y 80, el eurodance, Sara Montiel, cómics, lugares y formas de pensar, no podría nombrarlas a todas.

El éxito de La Prohibida no se debe al marketing ni a la publicidad, ¿a qué sí se debe?
Mi discreto éxito es uno muy real basado en campañas muy sencillas como las de Facebook, que llegan a las personas que piensan como tú y, a través de esa afinidad he llegado a donde estoy.

¿Cómo fue tu despegue de España a Europa y Latinoamérica?
Tuve un despegue internacional a partir de las redes sociales, en las que puedo colgar mi trabajo y compartirlo con todo el mundo sin necesidad de ser alguien ni tener que gastar dinero. Hace 20 años esto hubiera sido impensable.

Pienso en tu sencillo “La colina luminosa”, ¿recorrerías 100k años de luz por quién o por qué?
Ni por quién ni por qué. Por mí. Lo he hecho, he recorrido 100 mil años de luz por todo aquello que me ha parecido bien, me ha interesado y me ha estimulado. Siempre he seguido mi instinto y he ido a donde hace falta y por eso vine a México, porque tenía ganas de conocer esta cultura y su gente, y porque siento que tengo algo que ver aquí.

En este último disco retomas conceptos del universo y la ciencia ficción, ¿qué encuentras en otros planetas que te gustaría hallar aquí también?
Tampoco hay que viajar tanto con la mente para conseguir nada que no esté ya aquí. Los planetas tienen que ver más con la lejanía, con la distancia y la nostalgia, que son referentes constantes en mi vida.

¿Cuál fue tu reacción al haber triplicado la cifra estimada del fondeo que emprendiste para la producción de 100k años de luz?
Una sorpresa porque hacía ya cinco años que no sacaba nada, llegué a pensar que el público se había olvidado de mí. Eso es lo bonito del arte, que al final te das cuenta de que sí tienes que ver con mucha gente y a pesar de que pase el tiempo hay gente que te sigue y apoya.

¿Tu último disco refleja alguna madurez de tu estilo y tus conceptos?
No, porque el estilo sigue siendo el mismo, sin embargo; la madurez radica en la coherencia que tú tengas contigo mismo, entre más fiel seas a ti mismo mejor vas a poder contar las historias. Eso es lo que me ha dado la madurez; el ser más fiel a lo que siento.

El 29 de abril se estrenó Salir, un documental de Time Out México sobre las personas transgénero, ¿cuál es tu opinión sobre este tema?
Es un tema que me toca de cerca por personas transexuales con las que comparto mi vida y a pesar de que mi realidad es menos complicada, las entiendo perfectamente. Es complicado porque es un tema que tiene que ver con lo físico y con lo mental, sin embargo; no debería serlo, pues la transexualidad es una variedad de la naturaleza como cualquier otra. La base de todo está en la cultura de la gente y la política, que tiene que tomar cartas en el asunto, no sólo en este tema, sino para muchos otros colectivos discriminados. 

Comentarios

0 comments