0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con St Vincent

Que Annie Clark no te engañe: detrás de esa apariencia cool, hay una persona exageradamente divertida

Foto: Rachael Wright
Annie Clark, mejor conocida como St. Vincent, tiene una personalidad cautivadora: es cool sin caer en la pretensión, un poco rara, amable e increíblemente talentosa. Previo a su presentación en el Corona Capital, nos tomamos un café y platicamos sobre Nueva York, brincar a las audiencias y Taylor Swift.

¿Hace cuánto que vives en Nueva York?
Desde 2006, pero paso tan poco tiempo aquí que parezco turista. Creo que últimamente le tomé más cariño. Ahora hago más cosas aquí.

¿Cómo qué cosas?
La última vez que estuve aquí, me aventé una función doble en el cine Angelike. Una vez intenté ver dos películas al precio de una en el Film Forum, pero no lo logré.

¿Te cacharon?
Sí y cuando lo hicieron, me corrieron. No están para bromas en ese cine.

Me sorprende que no te reconocieran. Eres bastante famosa.
[Hace cara].

¡Vamos! Eres bastante famosa. ¿Aún puedes salir a la calle y llevar una vida anónima?
Sí, en realidad mi vida no cambió tanto. A veces algunas personas se me acercan en la calle para decirme que les gusta mi música y ocasionalmente alguien envía galletas a mi mesa, algo que siempre agradezco. Sólo me pasan cosas así.

Eres muy abierta sobre tus problemas de ansiedad y siento que es parte de tu música. De hecho, yo también soy una persona ansiosa.
¿Todo el tiempo?

Viene y va.
.

Hace poco lanzamos un número en el que exploramos el motivo por el cual Nueva York resulta tan atractivo para la gente ansiosa. Esto no debería tener sentido, pero a la gente le gusta.
Yo sí le encuentro sentido. Es como si este lugar atrajera a las personas que intentan huir. Siempre he pensado en Nueva York como un refugio para los raros, en el buen sentido, claro. Piénsalo así: si todo el tiempo estás en movimiento, no tienes tiempo para sentir ansiedad. Lo que me gusta de Nueva York, es que hay mucha humanidad. Por una parte vez a un hombre saludando a los demás en la calle y por otra encuentras a un tipo masturbándose con un árbol de Navidad en pleno febrero.

Bueno, eso es un poco extraño.
Era un árbol seco. Un pequeño y seco árbol de Navidad. Alguien se masturba mientras te ve en el tren, otros hacen eso. Mientras la gente sea feliz y se divierta, está bien.

Estás a punto de salir de gira de nuevo. ¿Aún lo disfrutas?
Me encanta. Me vuelve loca. Jamás me quedo en la misma ciudad por más de cuatro noches seguidas y me siento bien al respecto. Leí una frase sobre llevar este estilo de vida como si fueras una especie de fantasma. Creo que soy así. Siempre creí que tarde o temprano me cansaría de ello, pero no. Cada vez lo disfruto más.

¿Sientes que te pierdes de algo?
Creo que vivir de viaje y tener amigos que ya son padres hace que te compares con ese estilo de vida. 
¿Podemos hablar de tus saltos al escenario?
Claro. Totalmente.

A veces siento miedo por ti. ¿Ese tipo de conexión con el público te es importante?
Me gusta el aspecto travieso de esto. La primera vez que lo hice fue en el Webster Hall y fue en un momento de furor, pero cada vez me daban más ganas de hacerlo porque me encanta la adrenalina. Me volví adicta a esa adrenalina. Cuando estás tan concentrada en lo que haces, pierdes el miedo a todo. Te lanzas a una aventura que no puedes controlar y es muy divertido.

¿Cómo te sentiste al tocar junto a los miembros de Nirvana en St. Vitus?
Mi cuello me dolió de tanto saltar. Fue increíble. Creo que ellos no se habían juntado en el mismo sitio desde 1994. Jamás ocurrirá de nuevo. Joan Jett lo hizo de maravilla. Kim Gordon nos deslumbró. John McCauler de Deer Tick dominó su acto. J Mascis fue tan ruidoso que tuve que cubrir mis orejas con los dedos. Honestamente aún no lo supero. Fue demasiado grande. Nirvana er tan feminista, tan, punk rocker y queer.

¿Tu mente está en otro lado cuando subes a tocar? Perdóname por esta analogía, pero no dejo de pensar en Beyoncé y Sasha Fierce.
Por un minuto pensé que dirías Sasha Grey...nunca lo hubiera pensado.

No me recuerdas a ninguna estrella porno.
Quise ser muy inteligente en cuanto a la estructura del show. Tener una estructura me ayuda a concentrarme porque no tengo que pensar en dónde pararme, ni en si mi veré estúpida moviendo los brazos. De esta forma me siento libre y en el momento puedo reaccionar a la energía del lugar. Puedes planear lo que sea, pero jamás anticiparás la reacción del público. El tour Digital Witness  trata de utilizar las herramientas propias de la tecnología y usarlas para conectar con la gente.

Ok. Ahora hablemos sobre tu caballo. Leí en una entrevista que el reportero no paraba de preguntarte al respecto.
¿Fue en Salon?

Fue Ricky Moody...
¿Fue el Ricki Moody que está a tres mesas de nosotros?

¿De verdad?
Sí y es un tipo adorable.

Fue una entrevista agradable. Me pregunto si existe un deseo de sacar algunas declaraciones de tu parte. Hablaron mucho sobre el significado del color de tu cabello.
Pues sí. En algún punto decidí ser rubia. Tomé esa decisión mientras veía The Bachelor. ¿Viste la última temporada?

No.
Es increíble.

No tiene nada qué ver, pero acabo de ver Rock of Love.
Me obsesioné muchísimo con una chica que apareció en la primera temporada. Su nombre era Sara y tenía el cabello rubio. Así que llamé a un amigo para que me ayudara a teñirlo, pero quedó naranja. La verdad detrás del color de mi pelo es que fue un mal colorante.

Ahora la gente te pregunta sobre tu feminismo basándose en el color de tu cabello ¡y resulta que es por The Bachelor!
Cuando Rick lo mencionó me quedé pensando en que quizá tenga algo de feminismo. Quizá es una forma de decir que el matriarcado blah blah blah, pero no. La verdad sólo quise teñirlo. Aunque es una buena teoría y quizá sea algo inconsciente. Quién sabe.
Tus apariciones en Portlandia son divertidísimas. ¿Te gustaría hacer más cosas así?
Claro, eventualmente me gustaría. No se cómo lo haría. Cuando estaba en secundaria era una nerd del teatro. Siento que es mucho más fácil para los músicos hacer la transición hacia la actuación, que al revés. Aunque Jared Leto lo logró.

Jordan Catalano.
¡Jordan Catalano! ¿Quién lo hubiera imaginado? Espera, ¿no hizo un cover de los Ramones?

Hmmm, no lo sé.
No, en el show.

¿En My So-Called Life?¿Cuando él y su hermano hacen su banda?
¡Sí! Lo hizo. Hizo un cover de "I Wanna Be Sedated". ¿Recuerdas?

Creo que no. El nuevo álbum nos cuestiona el rol de la tecnología en nuestras vidas, pero debe ser muy importante para ti cuento estás de gira.
Totalmente. Trate de explicar el fenómeno y explicar la forma en la que la tecnología se infiltra en nuestro aspecto humano para bien o para mal. Nuestra existencia entera se trata de una puesta en escena. No podemos simplemente comer, tenemos que tomar foto a nuestra comida, subirla a la red y esperar a que alguien diga "qué rico, se ve increíble". ¿Sabes a lo que me refiero?

Me imagino que ves a mucha gente grabando tus actuaciones en sus iPads.
Yo hago lo mismo. Lo entiendo. Hace tres años fui a un concierto de Taylor Swift en Nueva Jersey.

Wow.
Acababa de comprar mi iPad y quedé fascinada. Tomé fotos de todo e hice un video. Luego, cuando fui a backstage con Taylor Swift -quien es simplemente encantadora- me dijo "Hey, te vi. ¡Tú eras la del iPad!" No lo dijo de forma grosera y es estúpido que lo diga porque yo me gano la vida de la misma forma, pero nunca pensé que me vería desde el escenario. Me siento feliz de contarte esa historia.

Yo también me siento feliz.

Comentarios

1 comments