0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Rodrigo Cortés

Mara Vargas platicó con el director de Red Lights

Cortesía de Artecinema

El español Rodrigo Cortés escribió, dirigió, editó y produjo Poderes ocultos (Red Lights), cinta protagonizada por Robert De Niro, Sigourney Weaver y Cillian Murphy. Mara Vargas platicó con él sobre lo paranormal y sobre cómo logró convocar a grandes estrellas para su película. 

¿Cuál es la primera película de suspenso que de alguna forma te marcó?

Spellbound, de Hitchcock. La vi de una manera muy fragmentada, a través de una puerta semicerrada que daba a la sala de estar donde mis padres veían la televisión y me prohibían hacerlo a mí. Me acuerdo de aquella obsesión que tenía el protagonista con las líneas paralelas, recordando la muerte de su hermano pequeño en un trineo.  

¿Crees en los fenómenos paranormales?

Si me preguntaras si creo en lo sobrenatural, mi respuesta sería no, un radical no. No creo que haya nada más allá de lo natural, no creo que la naturaleza pueda trascenderse. Incluso lo no explicable tiene que vivir en los márgenes de la naturaleza. Ahora, si consideramos lo paranormal como un conjunto de fenómenos a la busca de una explicación, es diferente porque obviamente uno no puede aceptar sólo aquello que se puede explicar, ya que lo explicable cambia a lo largo del tiempo conforme uno consigue nuevas herramientas.

En Apartamento 143 y en Red Lights tienes a estos personajes que se dedican a investigar lo paranormal. ¿Es un tema que te apasiona?

De algún modo, Apartamento 143 surge de la investigación para Red Lights. Para hacer Red Lights investigué durante año y medio los puntos de vista en torno a la discusión paranormal: racionalistas, escépticos, científicos,  creyentes y psíquicos. Después de encontrarme con toneladas de libros, informes, reportes, fotografías, filmaciones, archivos sonoros y entrevistas descubrí que no todo cabía en Red Lights. De alguna manera sentí el impulso de usar todo eso para hacer una película con presupuesto e intenciones muy distintas y que fuera el reverso de la moneda. En el caso de Red Lights se trata de desenmascaradores de fraudes, y en el caso de Apartamento 143 hay parapsicólogos científicos. Las dos películas salen de la misma investigación, pero no estoy obsesionado con el tema, ni quiero convertir esto en una especie de subgénero al que piense dedicar mi vida.

¿Cómo conseguiste a Robert De Niro?

Es una pregunta que también me hago, es difícil encontrar una respuesta. Conseguir actores de este calibre no es fácil ni difícil, sencillamente quieren o no. Les interesa tu guión o no, y en este caso respondieron de forma muy poderosa al guión, a sus personajes, a sus diálogos y a las múltiples resonancias que una película con tantas lecturas potenciales pueda tener. Así que no hicieron la película por su caché, te lo garantizo, porque cobraron mucho menos de lo que suelen cobrar.

Por ahí hay rumores que actores de la talla de Robert De Niro son difíciles de dirigir.

También había oído esos rumores y por eso, hasta el último momento, no sabía lo que me iba a encontrar y estaba preparado para una actitud Marlon Brando, de imposible de lidiar. Pero lo único que encontré en el caso de De Niro y el resto del reparto fue un equipo de colaboradores que únicamente querían instrucciones muy claras para percibir, de la mejor manera, a su personaje.

Cuando escribiste el guión, ¿pensaste que querías estos actores?

Nunca escribo pensando en nadie, porque es restrictivo y arriesgado, ya que las posibilidades de conseguir a esa persona son escasas. Sin embargo, en el caso de Sigourney Weaver, antes de darme cuenta, me encontré escribiendo para ella, sin saber muy bien ni por qué, ni cómo. Me di cuenta de que el personaje de Margaret Matheson iba desarrollando sus rasgos físicos, y que de algún modo el papel lo iba ajustando como un guante a mi percepción de Sigourney Weaver.

En el caso del resto de los actores, una vez que acabas de escribir tus personajes, no sólo buscas al mejor actor posible, sino el más adecuado. No es que pienses que vas a conseguir estos actores, pero si tú tienes una lista del uno al 10 posible, el sentido común te dice que seguramente accederás al número siete, pero aún así decides no limitarte, y al fin y al cabo no va a tardar mucho tiempo en decirte que no. En este caso los número uno de cada lista me dijeron que sí, algo que quizá confirme, después de todo, la existencia de lo sobrenatural.

Escribiste, dirigiste, produjiste y editaste Red Lights, ¿por qué hacer todo? ¿Sientes que si lo hiciera alguien más no se lograría lo que buscas?  

No es una cuestión de desconfianza de nadie, tiene que ver con que trabajo así desde que hice mi primer corto a los 16 años. Entre otras cosas, seguro por ignorante. Creía que así es como se hacía, ya que así es como lo hacía todo el mundo. Pensaba que un director se encargaba de todas esas cosas, y desde el primer momento lo concibo de ese modo, en el sentido de que siempre he pensado en la escritura, la dirección y el montaje como diferentes fases de un mismo proceso narrativo.

La película no recibió muy buenas críticas, ¿las lees? ¿cómo las tomas?

No tratas de estar de acuerdo. La película ha recibido críticas muy diferentes en Europa y en Estados Unidos. En Estados Unidos hay unas críticas muy polarizadas. Las críticas malas han sido peores que en ninguna parte del mundo, no han sido de película floja o película decepcionante, sino de película inestrenable y de absoluto fiasco. Las opiniones cambian tantas veces y lo que es maravilloso es que hoy te puede gustar una película que odiaste hace cinco años. Lo importante es mantener tu centro y recordar por qué haces las cosas. Las opiniones de los demás son todas legítimas y no están bajo tu control.

Comentarios

0 comments