La nostalgia de las pequeñas cosas

0 Me encanta
Guárdalo
La nostalgia de las pequeñas cosas
Foto: Cortesía Sistema de Teatro/Carlso Alvar

Los desprendimientos y la nostalgia que llega después de ellos, son el tema central de esta obra de teatro para niños, que será una opción para pasar el fin de semana en familia.

La nostalgia de las pequeñas cosas nos lleva hasta un muelle, lugar en el que se encuentran tres personajes que han tenido una pérdida amorosa, cada uno en rubros distintos: el amor hacia uno mismo, representado por La mujer sin nombre; hacia la familia, con Globo, quien espera a diario a su padre, y hacia la pareja, con Mario, cuyo viaje al Caribe es propiciado por una invitación de su ex.

En ese lugar metafórico, en el que el movimiento de las olas asemeja el ir y venir de los recuerdos, los personajes conocen a Glänzend, quien los guiará por el lugar de las cosas perdidas para que cada uno halle lo que busca y den (de paso) con la historia que los une.

Recomendado para niños mayores de seis años, el montaje apuesta por una escenografía minimalista en el que unas cajas sugieren las bancas de un muelle y que, al ser tipo lego, sufren de ligeras transformaciones para recrear otros espacios. El ambiente marítimo termina de formarse con cajas que simulan el sonido del mar y composiciones musicales hechas exclusivamente para la obra, mismas que son interpretadas con ukuleles por los actores.

Con las personificaciones de Andrés Torres Orozco, Xóchitl Galindres, Florencia Ríos y Aldo Barhego, los pequeños definirán las emociones que salen cuando uno escarba en los recuerdos y la posibilidad de una transformación interna ante la pérdida.

La nostalgia de las pequeñas cosas es escrita y dirigida por Ángel Luna, quien ganó el premio Círculo de Jóvenes Directores Dramaturgos.

Por Anaid Ramírez

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening