0 Me encanta
Guárdalo

7 lugares para cultivarte (y entretenerte)

Nuestros recintos favoritos para escenosear a gusto

Site oficial
Museo Palacio de las Belllas Artes

Museo Antiguo Colegio de San Ildefonso

Recomendado

Situado en el Centro Histórico de la ciudad, San Ildefonso es historia en sí mismo. Fué fundado por los jesuitas en 1588 y reedificado en el siglo XVIII. Con el gobierno de Benito Juárez, se convirtió en la Escuela Nacional Preparatoria y cerró en 1978. Se reabrió como espacio cultural en 1992 y a partir de ese momento ha albergado algunas de las exposiciones temporales más relevantes que ha presenciado la ciudad.  Dentro del recinto se encuentran diversos murales de artistas como Jean Charlot, David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco y “La Creación”, el primer mural de Diego Rivera. Además, en este espacio se ha expuesto arte virreinal, moderno y contemporáneo. Entre sus exposiciones resaltan obras de Ron Mueck, José Saramago, Antony Garmley, Marilyn Manson y Johan Falkman entre muchos otros.  Las exposiciones, además de ser variadas y de excelente calidad; suelen complementarse con talleres y conferencias. Además ofertan actividades en horarios nocturnos, para que los chambeadores no nos quedemos con las ganas.  Como extra, es uno de los pocos museos que cuenta con un restaurante en forma y no un deli. Les recomendamos tomarse un café con vista a uno de los hermosos patios. Es un ambiente tranquilo que te lleva lejos del caos de la ciudad.

Leer más
Centro Histórico

Museo de Arte Contemporáneo Internacional Rufino Tamayo

Recomendado

El Museo Tamayo Arte Contemporáneo es uno de los preferidos de los amantes del arte, esto gracias a que siempre aloja exposiciones de vanguardia y a la impresionante colección de Rufino Tamayo, donada por el artista para la creación del museo y que abarca obra internacional de los años 60 y 70.El recinto, que abrió sus puestas en mayo de 1981, actualmente goza de una popularidad notable, después de que a finales de 2014 alojara la exposición Obsesión Infinita de Yayoi Kusama. Gracias a este acontecimiento, se consolidó como un punto de referencia en el arte contemporáneo. En enero de 2015 asumió la dirección del museo Juan Gaitán, joven colombiano con una amplia carrera como curador, relevando a Carmen Cuenca Carrara, directora que fungió su cargo en la etapa de la remodelación. En agosto de 2012 finalizó un arduo trabajo de renovación que duró un año y cuyo resultado fue el crecimiento del edificio en un 30%. El arquitecto encargado de realizar la transformación no podía ser otro que Teodoro González de León, quien junto con Abraham Zabludovsky, desarrolló el proyecto original. Con un espacio más amplio e instalaciones nuevas y remozadas, se ha logrado aumentar notablemente la afluencia de gente que asiste al museo. La oferta de actividades es basta para niños, jóvenes y adultos, a quienes se dirige la formación de una experiencia transformadora en torno al arte contemporáneo. Gracias al departamento de Educación del museo se organizan talleres inspirados en las exposiciones

Leer más
Polanco

Museo de Arte Moderno

Recomendado

De niños, cuando uno todavía no entendía nada del arte y mucho menos del moderno, este museo tenía una particularidad muy divertida: si uno se paraba en el descanso de la escalera central y gritaba o aplaudía, la bóveda superior se encargaba de multiplicar el sonido… esto hasta que el personal del museo le llamaba la atención a tus padres por dejar que sus hijos correteen en un recinto de esa naturaleza. Este museo vio la luz casi al mismo tiempo que el Museo Nacional de Antropología, la desparecida Pinacoteca Virreinal y el Museo de Historia Natural, en el auge cosmopolita que vivió México en la década de los sesenta. Sigue siendo, a la fecha, uno de los recintos más importantes de Latinoamérica en el arte del siglo XX, pues además de ofrecer exposiciones temporales de muy alta calidad, cuenta con una gran colección propia de artistas como Diego Rivera, Leonora Carrington, Frida Kahlo, y Remedios Varo. Tiene también una importante colección de placas del fotógrafo mexicano Manuel Álvarez Bravo. Alrededor del museo está el Jardín Escultórico, un placentero espacio para pasear o descansar frente a esculturas de Mathias Goeritz, Ángela Gurría, Germán Cueto y Juan Soriano. El edificio del MAM partió de un diseño del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez y Rafael Mijares. Los jardines fueron concebidos por Matsumoto, aunque el diseño final es obra de Juan Siles.

Leer más
Chapultepec Primera Sección

MUNAL, Museo Nacional de Arte

Recomendado

Dominando la plaza frente al MUNAL, está la estatua ecuestre diseñada por el ilustre arquitecto que da nombre a esa explanada: Manuel Tolsá. Mejor conocida como “El Caballito”, se trata en realidad de una imagen de Carlos IV de España, quien en su corcel, ha deambulado por media ciudad: primeramente, en 1803, estuvo en el Zócalo; luego en 1822 fue a dar a los patios de la Universidad, para salvarla de la furia anti-hispana que predominba tras la Independencia; posteriormente en 1852, calmados los ánimos, fue trasladada a las afueras, a lo que ahora es el cruce del Paseo de la Reforma y Bucareli. Finalmente en 1979 fue trasladada a su actual ubicación, en donde ya no desentona. Al mismo tiempo, el escultor Sebastián, sustituyó el caballito novohispano por su más famosa obra, la estructura en color amarillo que también se llama el Caballito y que, con indulgencia, parece un equino. El edificio detrás de esa estatua es el antiguo Palacio de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, diseñado por el arquitecto italiano Silvio Contri, quien inició su construcción en 1904. Por dentro presenta una hermosa escalera cuyos escalones de mármol ya muestran la huella del tiempo. También hay en su vestíbulo, impactantes esculturas en mármol, de influencia francesa evidente hasta en el título: la famosa “Malgré Tout” (“A pesar de todo”) de Jesús Fructuoso Contreras (1882-1948), que representa a una joven encadenada y desnuda, que se arrastra por el suelo, o la muy escandalosa “Après l’orgie” (“Después de la orgía”) de Fidencio Lucano Nava (1869-1938), una joven desnuda que está recostada y suspendida en el mármol. El acervo del museo es vasto e incluye todo tipo de obra desde el virreinato hasta mediados del siglo XX. El último miércoles de cada mes, el Munal abre de 7 de la tarde a 10 de la noche, para que los que trabajamos podamos darnos una vueltecilla.

Leer más
Centro

MUAC, Museo Universitario de Arte Contemporáneo

Recomendado

El arte había dejado de llamarse moderno en el siglo pasado y hacía falta crear un espacio dedicado en exclusiva a albergar las últimas propuestas artísticas, aquellas que las generaciones más jóvenes estuvieran desarrollando y que ahora, a falta de otro nombre mejor, se denomina arte contemporáneo. Surgió entonces uno de los museos más funcionales y bellos de la oferta museística capitalina. Inaugurado en noviembre de 2008 y con un diseño impresionante de Teodoro González de León, se trata de un espacio multimodal que lo mismo permite la exhibición de obra retrospectiva, que ser espacio de instalaciones ideadas específicamente para este recinto. Respaldado por la Universidad Nacional Autónima de México y enclavado en la pedregosa área de su Centro Cultural Universitario, complementa la fascinante oferta creativa que esa zona ha regalado a nuestra ciudad con salas de concierto (Sala Nezahualcóyotl y Sala Carlos Chávez), de danza (Sala Miguel Covarrubias), de teatro (Foro Sor Juana Inés de la Cruz, Teatro Juan Ruiz de Alarcón), de cine (Salas Julio Bracho y José Revueltas), una cafetería que ha ganado premios por su exquisita gastronomía (Azul y Oro) y el alucinante espacio escultórico que extiende sus dominios en la reserva ecológica de El Pedregal. Una de las propuestas más interesantes de este museo es El Espacio de Experimentación Sonora: un cuarto obscuro donde se reproducen obras sonoras de todo tipo. Vale la pena informarse acerca de las exposiciones temporales ya que son verdaderamente interesantes. Cuenta con una excelente oferta de talleres y seminarios, además de ciclos de música y conciertos. La tienda de este museo está llena de monerías y regalos sofisticados: desde libros de arte hasta objetos de diseño, ese tipo de cosas que todo hogar posmoderno, o mejor dicho, contemporáneo, debe lucir.

Leer más
CU

Casa del Lago Juan José Arreola

Recomendado

En las entrañas de Chapultepec se encuentra este lugar donde se respiran letras y se siente el sabor del arte; la Casa del Lago fue inaugurada por Porfirio Díaz en 1908 como el club del automóvil, uno de los sitios predilectos de la élite porfiriana. En 1929 se convirtió en la sede del Instituto de Biología y se convirtió en parte de la Universidad Nacional Autónoma de México; sin embargo, en 1958, el instituto cambió su sede a Ciudad Universitaria y la casona permaneció abandonada un tiempo. Fue en 1959 cuando el rector Nabor Carrillo designó a Juan José Arreola como encargado de la casa, su tarea principal fue convertirla en un centro de difusión cultural donde se diera cabida a manifestaciones artísticas de alta calidad: danza, teatro, música, cine y artes plásticas. Se convirtió en un punto de encuentro entre la universidad y el pueblo, un importante foro de expresión. Los intelectuales más importantes de la época frecuentaban la Casa del Lago, tales como Inés Arredondo, Juan García Ponce, José Emilio Pacheco, entre otros.La casona tiene dos amplios salones en los que se celebran conferencias y actividades artísticas, además de un balcón desde el que se aprecia el Lago de Chapultepec. En las salas ubicadas en la parte inferior se organizan exposiciones de arte contemporáneo y arte urbano, principalmente. Se exhiben fotografías, pinturas, esculturas, diseño textil, dibujos y hasta instalaciones. Concreto (I,II y III), Rosa mexicano. Moda e identidad: La mirada de dos gene

Leer más
Chapultepec Primera Sección

Museo del Palacio de Bellas Artes

Mirándolo de manera pesimista, el Palacio de Bellas Artes es un Frankenstein arquitectónico. De manera optimista, es un edificio de arquitectura ecléctica. De manera meramente funcional, es un catálogo de mármoles finos de todo tipo. Pero estamos siendo irónicos. Evidentemente se trata de uno de los monumentos más importantes de la capital que, junto con el Palacio de Gobierno, el de Minería, otros palacios más de la nobleza novohispana, más el de los Deportes y otro que es una tienda departamental, dan a esta muy noble y muy leal Ciudad de México el mote de Ciudad de los Palacios. Iniciada su construcción en 1904 durante el Porfiriato, y finalizados sus interiores en las décadas posteriores a la Revolución, su diseño va del neoclasicismo afrancesado del siglo XIX en su fachada, al art noveau de su sala de conciertos con su vitral gigantesco que sirve de telón y pesa 24 toneladas, y de ahí al art decó de su vestíbulo. Y si le añadimos la arquitecturas ochenteras y noventeras de sus añadidos más recientes, tenemos un panorama pintoresco, por decir lo menos. La obra inicial es del arquitecto italiano Adamo Boari (1863-1928), y fue finalizada en 1934 por el mexicano Federico E. Mariscal (1881-1971). En su interior, se despliegan varias salas de exposiciones para expresiones museográficas de artes plásticas e historia, y dominan sus paredes algunos de los murales más imponentes de los grandes muralistas mexicanos: Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Jose Clemente Orozco,  Ro

Leer más
Centro

Comentarios

0 comments