0 Me encanta
Guárdalo

Guía de la vida nocturna del Cervantino

Los mejores antros y bares de Guanajuato

One Bar Lounge

One Bar Lounge

Disfruta del Teatro Juárez, el Pípila y el centro desde una misma terraza acompañado de una bebida. Este bar se encuentra en el piso más alto del Hotel 1850, frente al mismísimo Jardín Unión, en el Centro.

Aquí predomina un ambiente relajado pero con estilo, por lo que deberás elegir prendas casuales, aunque se reservan el derecho de admisión en algunos casos.

Los jueves y viernes resguárdate del ajetreo con un ambiente relajado, pues la selección musical es totalmente lounge. Los sábados prepárate para bailar con los beats más populares del momento, gracias a su selección de electrónica comercial.

A pesar de ser un lugar que invita a contemplar el paisaje guanajuatense, la manera de beber de los asistentes es muy contraria, pues según Carlos, el barman del lugar, lo que más se ve pasar en la noche son los shots, las margaritas y los martinis.

Si te gusta consentirte, puedes pedir un purple angel, un carmenere chileno de gran renombre que ofrecen en el lugar. Su precio es de 2,600 pesos.

Para matar el hambre, ofrecen tablas de quesos y jamón ibérico para el completo disfrute de la bebida.

Bar Fly

Bar Fly

Este lugar icónico de reggae y ska sigue brindando las mejores noches. Es uno de los bares con más tradición, pues desde hace 15 años es la punta de lanza de la contracultura y revolución musical local.

Los dj Galo y Armando ponen a bailar a los asistentes, básicamente, con ska, reggae y algo de cumbia, pero no te extrañe escuchar una que otra canción clásica de rock, pues realizan sus selecciones de acuerdo con el ambiente que predomine.

Pasar la noche en este bar te resultará muy económico, pues la cerveza cuesta 20 pesos y los cocteles de la casa solo 35 –como las burritas, una mezcla de cerveza, tequila, jarabe y limón, o una rasta, jugo de arándano, vodka y curazao–.

Lo mejor es que aquí serás bienvenido sin poses y prácticamente con cualquier tipo de vestimenta.

El concepto de este bar ha tenido tal éxito que ya tiene sus homónimos en León y Playa del Carmen. Presume que conoces el original.

La Clave Azul

La Clave Azul

Muchos te dirán que es para viejitos, los viejitos te dirán que es un clásico y los jóvenes con alma “clásica” te dirán que una vez que lo visites no querrás salir de aquí. Así es este bar que ocupa un rincón de la Plazuela San Fernando y que alberga tantos recuerdos que ni te imaginas.

Podrás encontrar antigüedades propias del siglo pasado y también algunas páginas de revistas internacionales que le dedican sendas reseñas al buen sazón del querido Pompeyo, el encargado del lugar. Sí, Marco Antonio Pompeyo, mejor conocido por el apellido, atiende personalmente junto con un par de familiares.

Desde hace 14 años es el sitio favorito de literatos y libre pensadores “cuevanenses” y regionales, actividad que en la época actual se conoce como “grilleo”.

Al pedir cuba libre, palomas o simplemente limonadas, comienza el carrusel de botanas que van desde patatas bravas, totopos con guacamole o taquitos de aire, hasta el característico lechón que preparara Pompeyo y que es ordenado por ricos y pobres por igual.

Los tragos son accesibles, una cuba libre cuesta 65 pesos y un whiskey en las rocas, 80 pesos.

Advertising
La Madera Champagnería

La Madera Champagnería

Porque también hay momentos (y pretextos) para celebrar, este es uno de los lugares más exclusivos de la ciudad.

La decoración es completamente de madera –dato que convierte su nombre en algo obvio– y los precios de las bebidas son altos, por lo que aquí encontrarás el ambiente más chic de todo Guanajuato.

La recomendación es que hagas el precopeo en este lugar, a ritmo de música pop y una que otra melodía indie, para sacarte la espina de la curiosidad.

Su menú está regido por un concepto español, cargado a lo mediterráneo y dominado por tapas, tablas de quesos y jamón ibérico, las opciones más pedidas de la noche para acompañar tus burbujas. Así que si quieres organizar la fiesta, prepárate para desembolsar algunos miles de pesos, pues se sugiere que acompañes la velada con una botella de Dom Pérignon, la botella favorita de Marilyn Monroe.

Si el dinero no es problema, podrás agasajarte con una Moët & Chandon Brut Imperial Nabucodonosor de 15 litros que cuesta la fiolera de 40,000 pesos. Luis Mario “El Cache” es el barman encargado de apapacharte durante tu estancia. Incluso podrás preguntarle por las promociones vigentes, pues todo el tiempo hay alguna.

Lo mejor de este bar es su ubicación, justo atrás del Teatro Juárez.

Bar Tradicional Luna

Bar Tradicional Luna

Si no te la curaste en el Bar Luna, no conoces Guanajuato. La leyenda urbana cuenta que hasta algunos personajes de la historia se tomaban sus copas en este lugar, ya que existe desde 1880. Los muchachos que lo atienden también comentan que es un lugar especial para muchas parejas, pues algunos románticos suelen entregar la sortija a su amada en la terraza del bar, con el mariachi tocando “Amor mío” y el señor de los toques ofreciendo a gritos sus servicios.

Sí, un lugar cosmopolita que ofrece micheladas y cocteles, uno que otro de la casa, como el martini luna, bebida que requiere una advertencia: el primero no se siente pero el tercero no avisa.

Por los precios ni te preocupes, hay cervezas desde 32 pesos hasta cocteles por 100 pesos. Para balancear, todos los días tienen un menú de botanas: el levanta muertos caldo de camarón, sopa azteca, tostadas de tinga de pollo, empanadas o quesadillas luna, fritas y rellenas de guisados. Si la botana no es suficiente, pide la carta.

El ambiente es como su nombre, tradicional. Escucharás melodías clásicas de cantina y alguna que otra balada pop, pero eso sí, no esperes escuchar electrónica, menos no comercial.

Comentarios

0 comments