Gay

Antros, bares, centros culturales, crónicas y personajes de interés para la comunidad LGBTTTI en la Ciudad de México

Campamento gay en Teotihuacan: Un fin con alberca, música, temazcal y mucho amor
Gay y lésbico

Campamento gay en Teotihuacan: Un fin con alberca, música, temazcal y mucho amor

Este 20 de abril regresa una de las actividades gay para hacer algo diferente sin salir tan lejos de casa: el Campamento gay en Teotihuacán. Es un espacio para la libertad, la música y el arte con una propuesta inclusiva donde la intolerancia no tiene lugar. Este año la temática del campamento se centra en la cosmovisión prehispánica, que lejos de ser restrictiva, incorporaba dicha orientación sexual en su esquema social. Para esta segunda edición los boletos tendrán un costo de $375. La entrada incluye degustación de pulque artesanal, espacio para acampar, acceso a alberca con agua caliente —con videomapping sobre el agua—, estacionamiento y condones de sabor para cuando la fiesta esté a tope. Si no cuentas con tienda de campaña, no te preocupes, aquí te pueden rentar una para dos poersonas por $150. Foto: Cortesía Celebra Pride Para prender a todos los asistentes habrá a djs de la escena gay de la CDMX, quienes pondrán techno, house, pop y reguetón. Conforme la noche avance tendrán una fogata con la que dará inicio el ritual del temazcal (costo extra de $200). Adentro no es necesario usar ropa, por lo que te sentirás completamente libre mientras te quitas toda esa mala energía del día a día en la ciudad.  Si lo tuyo no es convivir con la naturaleza y prefieres dormir sobre una cama, se contará con habitaciones de hostal en $100 por persona o la renta de cuartos de hotel, dependiendo la ocupación en las habitaciones. Además de esto, habrán charlas gratuitas sobre la homo

Gente como yo, la historia de una pareja gay en busca de ser padres
Gay y lésbico

Gente como yo, la historia de una pareja gay en busca de ser padres

Después de 13 años de relación, Mauricio, joven mexicano que llega a Miami para convertirse en un gran fotógrafo, y Jimmy, profesor universitario y apasionado de la política, desean convertirse en padres. ¿Qué conlleva ser homosexual y aspirar a tener hijos?. El escritor chileno José Ignacio Valenzuela narra una historia en la que a través de 10 capítulos Mauricio y Jimmy enfrentan todo tipo de eventos en su contra a través del camino para lograr el sueño de tener una familia. “En Chile no es válido el matrimonio homosexual. Para mi país, mi tipo de amor no es tan válido porque no hay una palabra que lo nombre, no hay una palabra que le dé validez.”, explica José Ignacio acerca de la situación en su país natal, que no es tan diferente a la que se vive en México y Estados Unidos. A pesar de que en el país del norte la adopción por matrimonios entre personas del mismo sexo es legal desde 2017, no es raro la contratación de agencias privadas de adopción que reducen el tiempo del proceso, pero que cobran precios altísimos. La adopción en cualquier país es un camino largo repleto de trámites y papeleos, pero lo que la audioserie Gente como yo retrata es que la dificultad aumenta al tratarse de una pareja gay, incluso cuando esta cumple con los puntos necesarios para ser candidata a adopción. La primera entrega de esta historia puede ser leída en un libro electrónico o escuchada en un audiolibro con la narración de Marío Ríos, ambos formatos están en la página de Storytel o en

The Bisexual, la serie LGBTTTI que debes ver
Gay y lésbico

The Bisexual, la serie LGBTTTI que debes ver

La bisexualidad ha sido un tema abordado por pocos, manteniéndose en calidad de mito dentro de un mundo lleno de prejuicios; porque "¿quién conoce a un bisexual de verdad?", pregunta Esther en el primer capítulo de la serie The Bisexual, cuestionamiento seguido por un incómodo silencio de la protagonista Leila, interpretada por la talentosa Desiree Akhavan, quien a su vez es coescritora y directora de esta nueva joya de la comedia.  Cortesía: Sundance TVThe Bisexual, la nueva comedia dramática de Sundance TV, nos muestra a lo largo de seis episodios una perspectiva totalmente fresca frente a la bisexualidad y los prejuicios y conceptos erroneos que giran en torno a ella. A la par de una liberación sexual, constantemente nos sumerge en referencias y frases hilarantes que emanan de sus personajes bien perfilados. La historia se gesta en Londres, en donde la neoyorkina Leila ha decidio darle un tiempo a su larga relación de 10 años con su pareja y compañera de negocios, Sadie (Maxine Peake), luego de que esta repentinamente le propone casarse y tener un bebé. Leila opta por compartir se departamento con Gabe (Brian Gleeson), un frustrado y neurótico escritor, empequeñecido por el éxito de su novela debut que ya ha sido olvidada. En la búsqueda de su liberación sexual, Leila se da cuenta de que se siente menos libre a partir de los juicios emitidos por sus amigos homosexuales. En su afán de acostarse con hombres y mujeres, encuentra un apoyo en Gabe.  Foto: Cortesía Sundance T

Alaska celebra 30 años de Fangoria: “No es mantenerse vigente, es hacer lo que tú quieres”
Gay y lésbico

Alaska celebra 30 años de Fangoria: “No es mantenerse vigente, es hacer lo que tú quieres”

Ya sea como Alaska y los Pegamoides (1979), Alaska y Dinamara (1982) o Fangoria (1989), los españoles Olvido Gara (Alaska) y Naco Canut han llevado la electrónica y el pop a ritmos como el punk rock, el acid house, el glam rock o el disco. Las letras de autoafirmación de éxitos como “Ni tú ni nadie”, “Dramas y comedias”, "Espectacular" y “A quién le importa” —el himno gay número uno en Hispanoamérica—  no son la única razón por la que estos autores son un ícono para la comunidad LGBTTTI en México y España. Su personalidad y espíritu plural los han mantenido presentes en la comunidad desde siempre. De esto y el nuevo disco de Fangoria Extrapolaciones y dos preguntas que sale el 15 de febrero platicamos con Alaska. En el primer sencillo “¿De qué me culpas?", escuchamos un poco de trap...No me llama tanto la atención, porque con Alaska y los Pegamoides grabamos “Bailando” y tenía un trap. Lo que escuchas influye y lo usas; puedes oír algo de disco y lo metes o guitarras que pertenecen más al metal y lo metes. La mezcla de todo eso es lo que somos. ¿De qué culpa Alaska a Nacho?De tener una enorme genialidad a la hora de hacer música. Estamos juntos desde 1977. Empezamos haciendo un grupo de amigos, la admiración que le tengo lo hace una de mis personas favoritas. ¿Cómo hacen para estar vigentes durante tantos años?No pensándolo. La cuestión no es mantenerse vigente, es hacer lo que tú quieres hacer, a veces gusta más otras menos. Hubo momentos en los que teníamos que producir

Guilt, el antro fresa de la CDMX se renueva y cambia de locación
Gay y lésbico

Guilt, el antro fresa de la CDMX se renueva y cambia de locación

De los primeros clubes nocturnos que reseñamos en los primeros números de Time Out México fue la dupla de pecados capitales Envy-Guilt, que aspiraban a transferir una suerte de fantasía de exclusividad a las noches capitalinas de reventón LGBTTTI; con sus cadenas en la entrada recordaban leyendas nocturnas de los ochenta y cierto código de vestimenta completaba el concepto. Era, por así decirlo, la consumación de lo fresa que muchos gays anhelaban y podían pagar.De eso hace ya varios años, los suficientes como para que algunas posturas dentro de los colectivos LGBTTTI se tornaran algo rígidas en cuanto a la forma de divertirse, enfocándose más en posibles intolerancias que en la diversión misma. Quizás por eso, a pesar de lo agitado de la entrada y las prendas bien planchadas de los parroquianos, se siente una sencillez fluida en el nuevo Guilt, que regresó al lugar que lo vio nacer: Palmas.A los vatos les gusta verse correctos, bien peinados y aunque a algunos les parezcan una pandilla de estirados (yo entre ellos) están en su derecho. La entrada como tal no tiene problema, la puerta se cierra por la simple razón que no cabe más gente, es decir, si llegas a la 1:30am, lo más probable es que te toque esperar. Yo entré sin problemas a pesar de mi look punk, hardcore y mosh pit normado, como dirán algunos. Ni pedo, sigue siendo una opción cara; 300 pesos de cover o 250 si estás en lista. Creo que sonaba algo de Danna Paola, pero no estoy seguro porque esa clase de pop en españo

Time Out dice
4 de 5 estrellas
Los usuarios dicen
3 de 5 estrellas

Más para la comunidad LGBTTTI en la Ciudad de México

Will & Grace, la serie gay de los noventa, estrena temporada
Gay y lésbico

Will & Grace, la serie gay de los noventa, estrena temporada

Uno de los cuartetos más fabulosos de la historia de la televisión está de regreso.  Will,Grace, Jack y Karen se despidieron hace más de una década cuando la temporada ocho de Will & Grace (David Kohan, Max Mutchnick, 1998) llegó a su fin. Pero luego de un repentino reencuentro del elenco en 2016 —invitaban a los estadounidenses a votar en las elecciones presidenciales del mismo año— se anunció el regreso de la mítica serie gay con 16 capítulos en 2018. Este 13 de marzo de 2019 la serie estrena temporada con 18 capítulos dirigidos por James Burrows (Friends).  Foto: Cortesía FOX ¿De qué iba la serie?Si eres demasiado millennial y no tienes idea de qué estamos hablando, aquí un poco de qué trata. Esta serie americana partió del relato de la vida de Will (Eric McCormack), un abogado gay —sí, en la televisión y en plena década de los noventa —, quien es el mejor amigo de Grace (Debra Messing), una diseñadora de interiores. Ellos jóvenes, ahora ya no tanto, comparten departamento en Nueva York; solteros, fanáticos del cine francés, el póker, los concursos de televisión y las relaciones con hombres complicados. Se tienen el uno al otro para consolarse. Los otros miembros del cuarteto son: la alcohólica y adinerada asistente de Grace, Karen (Megan Mullally) y el vecino Jack (Sean Hayes), este último además de haber sido camarero, actor, enfermero y hasta ejecutivo de un canal de televisión, también es gay. En los nuevos episodios se demuestran que el vínculo entre este cuarteto p

Amberes 46, el nuevo bar de strippers de Charly Díaz
Gay y lésbico

Amberes 46, el nuevo bar de strippers de Charly Díaz

Cuando hablamos de porno gay o strippers en la CDMX no podemos pasar de largo a Charly Díaz, un hito en este ambiente; maduro acuerpado y demás conocido por la comunidad LGBTTTI. Luego de un tiempo de no estar presente en Zona Rosa, Charly regresa a la calle de Amberes (muy cerca del El 9 de Amberes) con un un nuevo bar en el que "los strippers te bailan a ti y no a tus amigas". Este lema lo comparte con Osil Bar, que abrió sus puertas el año pasado en Coyoacán. El bar de strippers y gogo dancers es amplio y tiene dos escenarios en el que constantemente hay shows para todos los gustos: verás strippers chacalones, guapos, muy mamados y twinks, quienes presentan bailes un poco breves y nada atrevidos hasta antes de la media noche; pasando la hora mágica hay desnudos totales y aunque no vimos a Charly en acción, nos aseguró que sí dará espectáculo —como hace poco menos de una década lo hacía en Botas Bar también en Zona Rosa— y probablemente hasta show de sexo en vivo (estoy cruzando los dedos). Hay que decir que la distribución de Amberes 46 es eficiente para ver los números sensuales. Abre solo los jueves e incluye show drag o travesti y la oportunidad de tener un baile privado con algunos de los chicos por $150 o invitarles una copa de $100-$250. Ojo, ve con la cartera llena porque los chavos constantemente se acercarán a tu mesa para ofrecerte sus bailes. Yo me animé a un privado con uno de los chicos con un derrière de envidia, Josef, y sinceramente no fue nada del otro m

Time Out dice
4 de 5 estrellas
10 experiencias de sexo gay para el mes del amor
Gay y lésbico

10 experiencias de sexo gay para el mes del amor

Uno de los propósitos de Año Nuevo debería ser "no más hipocresías". Nos encanta el sexo, digan lo que digan. Guarda esta lista de experiencias de sexo LGBT, tienes un año para terminarla y considerarte un experto en sexo gay. Encontrarás desde prácticas de shibari hasta nuevos lugares de encuentro.  Recomendado: 15 lugares que todo turista LGBTTTI debe visitar en la CDMX. 

Discoteca, el nuevo antro gay para salir los viernes
Gay y lésbico

Discoteca, el nuevo antro gay para salir los viernes

Los viernes por la noche, el antro Guilt se transforma en Discoteca. Uno de los nuevos antros gay de la CDMX, con el mismo concepto fresa y con cadena en la entrada de Guilt, pero más relajado. Discoteca te presenta una variedad rica en música pop, electrónica, reguetón y disco. Al ingresar me encontré con una pista iluminada ingeniosamente en colores verde, azul y rojo y a su alrededor mesas con sillones en color negro, adecuados para descansar un rato entre la música y alguna copa. La decoración es elegante: objetos pintados en color dorado y de fondo la cabina bajo los beats de Priest, un dj queer que define su estilo como house urbano latino club, quien ha tocado antros LGBT y en fiestas queer como Bonita y Pervert. A lo largo de la noche, el dj realizó un recorrido musical con artistas como Madonna, Lady Gaga, Rihanna, Beyonce, Donna Summer o exponentes del género urbano como Maluma, Daddy Yankee y Don Omar.  El acceso al bar fue sencillo.Al llegar prevé tu reservación para asegurar tu lugar, pues cerca de la media noche el antro se empieza a llenar. El cover tiene un precio de $300 y si estás en lista de $250. Cada viernes, el host estará a cargo de la finalista de La Más Draga, Margaret y Ya; de la integrante del colectivo Suicidrag, Sigfrido; y de la drag y dj Gvajardo.  Algo que sobresale del antro son sus  guapos bartenders sin playera, quienes fueron mi excusa para acercarme y de paso mirar la carta: destacan los shots por $100, tienen nombre de divas; el Britne

Time Out dice
4 de 5 estrellas

Antros y bares gay en la CDMX por zonas

Zona Rosa
Gay y lésbico

Zona Rosa

La Suite Bar Cuentan los rumores noctámbulos de la vida gay que el mejor día para visitar La Suite es el jueves a partir de las seis de la tarde, hora en la que arrancan sudorosas fiestas exclusivas para hombres. Una vez dentro hay que despojarse del pudor (y de un poco más). El primo de un amigo nos contó que se ponen bastante agitadas, sobre todo en la parte de la terraza. Quizás, cuando la temperatura es más fuerte que los decibeles, no importa tanto que el sonido esté mal ecualizado y las instalaciones no sean precisamente elegantes. Es un local de tres niveles que satisface la demanda de un público gay poco exigente. Aunque hay cadena, sólo es una señal equívoca de su interior cero pretencioso. Los tragos no escapan al rango de la Zona Rosa: cervezas de 35 pesos y tragos desde 55 pesos.  Los fines de semana La Suite es mixta. Entrar cuesta 75 pesos porque tienen DJs invitados. A diferencia de otros sitios, los chicos solitarios son bastantes y entablar comunicación es fácil, por lo que ligar es parte de su oferta. Pussy/La Gayta Es un local partido en dos, unidos por una barra en medio debajo de un marco desde donde se puede ver lo que ocurre del otro lado. En el Pussy las paredes están tapizadas de rosa, mientras que en La Gayta hay estampas de hombres desnudos. El Pussy está pensado para chicas, La Gayta para chicos. Ambos son bares muy pequeños con no más de cinco mesas, más los bancos que se encuentran en la barra que separa estos dos espacios. Abren desde la una de

Centro
Gay y lésbico

Centro

El Marrakech Salón De alguna manera, este local cabaret-galería-gay-kitsch-retro-medio-izquierdoso fue el que convirtió a la calle de República de Cuba del Centro Histórico en un destino alternativo a la Zona Rosa. Y lo de alternativo va en serio. Es inevitable que no se escuche a Katy Perry, o que la oferta-demanda rosa que predomina en estos días de empacho de apertura hacia todo tipo de diversidad sexual exija que el dj ponga “La maldita primavera”. Pero, en algún momento, suenan también Radiohead o los Pixies. “Tienen que”, dice Víctor Jaramillo, uno de los propietarios del Marrakech Salón, un antro gay que en cuatro años ha logrado lo que muy pocos clubes gays de la Ciudad de México: hacerse de una personalidad propia, a partir de los estereotipos e incluso uno que otro insulto Hecho en México hacia todo aquello que parezca gay. Aquí la constante es el humor y una colorida capacidad de burlarse de uno mismo, algo no muy común en la comunidad LGBTTTI capitalina, que suele ofenderse por casi todo.  Desde la ubicación se percibe como un club diferente. Se encuentra en una de las calles menos restauradas del Centro Histórico de la Ciudad de México, la de República de Cuba. Conforme las luces exteriores del Marrakech se apoderan de la media noche, la decadencia de los edificios descarapelados que flanquean al Marrakech se vuelve glamurosa y de una estética envolvente. No hay cover, ni cadenas, ni cadeneros que te embrollen la entrada. Sólo un personal de seguridad que se aseg

Roma-Condesa
Gay y lésbico

Roma-Condesa

Elektrosundays by Hibrido La leyenda cuenta que quienes se atreven a entrar a este concepto que arranca a las 10 de la noche en domingo, terminan por buscar un after party en pleno lunes a eso de las 7 de la mañana, mientras el resto de los mortales se ajusta la corbata, a punto de salir a la oficina. En otras palabras: no es para cualquiera. Elektrosundays son fiestas organizadas por los administradores del Hibrido, aquel club que se encontraba al interior de la Plaza del Ángel en la Zona Rosa y que hace un par de meses cerró sus puertas, para dedicarse exclusivamente a la diversión de los domingos y sus noches. Suceden dentro de las instalaciones del Venue, un foro que combina las dimensiones de un cine antiguo con la tecnología y las luces de un antro grande. Con este mix logran convocar de 600 a 800 personas cada domingo. La música se compone por sesiones de circuit y pop de ayer y hoy. Los organizadores se encargan de buscar buenos djs en distintos puntos del país, por lo que la presencia de hombres y chicas provenientes de Guadalajara, Monterrey o Aguascalientes es constante. No obstante cada domingo cuentan con la presencia de Lester García, Iván Orta, Viktor Gi y Christian Quiroz; sus residentes. La entrada es de 100 pesos y los tragos son económicos: 30 pesos las cervezas y sus respectivas cubetas de 10 por 250, también hay vodkas, rones y tequilas a partir de 60 pesos,que aumentan de precio de acuerdo a la nacionalidad y marca. Pueden solicitar cortesías llamando a

Polanco
Gay y lésbico

Polanco

Te presentamos la oferta LGBTTTI en una de la zonas con más vida nocturna en el DF Si ya te aburrieron los bares de Zona Rosa y el Centro, te recomendamos las mejores opciones en Polanco para los amantes de las fiestas nocturnas. Envy Bar Con este movimiento de locación pareciera que el Envy pretende seguir los pasos del Living, en cuanto a eso de andar errante. Se cambió de los andares de Lomas de Chapultepec a una de las avenidas más transitadas de Polanco y tal parece que es una buena noticia, porque el ambiente sigue siendo el mismo: no hay nada más somnífero que un club donde ya conoces hasta el minuto donde el DJ pone Single Ladies. Reinauguraron el 31 de agosto y la novedad son sus instalaciones más minimalistas y contemporáneas, aunque los grandes éxitos sigan siendo de la década de 1980. Como es tradición (y engorro) la cadena no es cosa fácil. El cover se mantiene igual que antes y la hora de apertura se extiende a las 4am y es necesario hacer reservación. Guilt Se encuentra en el interior de un discreto centro comercial sobre Anatole France, en Polanco. De alguna manera mantiene el mismo criterio de selección para entrar que el Envy: no camisetas sin mangas, no shorts, no chanclas, no chispitas sobre camisetas sin mangas, no gorras de beisbol. Sin embargo, sí existe una gran diferencia: entrar es mucho más fácil y, una vez dentro, todo es más alivianado que en el Envy. Incluso la música es un poquito mejor.  Rage El Rage abrió en febrero de 2014 con un propósito de

Lo mejor para la comunidad LGBTTTI en la CDMX

¿Quién es Alex Toledo y por qué nos ayuda a curar nuestros corazones?
Gay y lésbico

¿Quién es Alex Toledo y por qué nos ayuda a curar nuestros corazones?

Alex Toledo comenzó su carrera escribiendo textos para medios dirigidos a la comunidad LGBTTTI. “Un día me pregunté ¿qué pasaría si creo mi propio blog?, y surgió la idea de tener algo mío, muy personal para compartir con mis seguidores”. Es así como nació la idea de crear el blog alextoledo.com, en un inicio contaba ahí cómo iba redescubriendo su sexualidad. A lo largo de siete años que lleva el blog #LaSopaDeAlex, el autor comenta que ha notado un cambio favorable en sus textos ya que utiliza su experiencia como coach de desarrollo humano para ayudar y resolver las dudas de sus "soperos” —como llama a sus seguidores— acerca de las relaciones humanas. “Fue hasta mi salida del closet que empecé a tener la necesidad, primero de entenderme a mí mismo y una vez que me entendiera, ayudarles a otros a comprenderse. Quería que experimentaran ese proceso”, comenta. Toledo deleita la pupila de sus seguidores subiendo a sus redes sociales una que otra (o muchas) foto sin playera o en ropa interior. No se considera un símbolo sexual, pero le agrada la idea de motivar a la gente no solo con sus textos, sino también con su cuerpo fitness y su vida saludable: “el ejercicio me ayudó a superar muchas cosas, a encontrarme a mí mismo, a tomar seguridad. En el ejercicio encontré una terapia ocupacional, una terapia que me permitía entenderme a mí para poder seguir haciendo mi trabajo”. Foto: Alejandra CarbajalA los 19 años, Alex desarrolló dos libros enfocados a la literatura infantil: Indr

Nuevos bares y antros gay que debes visitar en la CDMX
Gay y lésbico

Nuevos bares y antros gay que debes visitar en la CDMX

Los bares gay no siempre fueron como los conocemos. A principios del siglo XX la comunidad asistía a fiestas privadas. Después de la famosa redada del Baile de los 41, todo se volvió más tenso. En los veinte, el salón de baile El Pirata, situado en el antiguo convento de San Jerónimo (que en ese entonces era propiedad de la familia Rivas Mercado), se convirtió en un lugar de encuentro discreto para la comunidad, pero fue hasta 1974 que abrió el primer antro gay en Zona Rosa: El Nueve, bar que el escritor Guillermo Osorno retoma en su libro Tengo que morir todas las noches (Debate, 2014). La vida nocturna está viva, por eso buscamos los antros y bares que no llevan más de un año de haber abierto sus puertas, de los que seguramente has escuchado hablar pero probablemente aún no conoces. También te contamos de dos antros gay que se remodelaron en el último año.  Recomendado: Los mejores eventos LGBTTTI en la Ciudad de México.

Los mejores strippers y gogo dancers de la CDMX
Gay y lésbico

Los mejores strippers y gogo dancers de la CDMX

Son los tipos encargados de ponerle cachondeo a las noches de ligue, tragos y mucho baile: gogos y strippers, el elemento visual que ayuda a dar personalidad a los antros. Pero no son lo mismo, los gogos dejan algo a la imaginación, mientras que los strippers ponen a prueba el morbo con su exhibicionismo frontal. Te presentamos a los protagonistas de las fantasías nocturnas que bailan en lugares como BoyBar, BB Show Bar y Kinky. Recomendado: Los mejores antros y bares gay de la CDMX. 

Las 10 mejores películas LGBTTTI en Netflix
Gay y lésbico

Las 10 mejores películas LGBTTTI en Netflix

El séptimo arte retrata la realidad en la que vivimos, para divertir, criticar o para acentuar situaciones negativas que normalizamos. Entre el mar de temas destacan las películas inspiradas en la comunidad LGBT. Recomendado: 15 increíbles películas LGBT que puedes ver en internet. 

Las mejores fiestas queer de la CDMX
Gay y lésbico

Las mejores fiestas queer de la CDMX

Leí por primera vez la palabra queer a principios de los noventa. Aparecía constantemente en los folletos de Pansy Division, cuarteto de punk de guitarras californianas. Billie Joe Armstrong(Green Day) citaba a los Pansy como una influencia definitiva en su sonido y hasta en la ideología de desmadre incluyente, mientras los NOFX se referían a ellos con un respeto profundo, hay que recordar que NOFX defendía pornográficamente su independencia y su homosexualidad. Los carteles de Pansy Division estaban llenos de crestas, vergas, felaciones y cerveza. Siempre relacioné lo queer con un universo de guitarrazos, promiscuidad en baños grafi teados y con un instinto de crear un sistema paralelo a las posibilidades de la cultura gay. Pero ya estoy ruco. En los últimos años, lo queer ha ido evolucionando para acomodarse en debates académicos de universidades, certámenes de pasarelas drag y fiestas subterráneas con, muy probablemente, las mejores y más visionarias ofertas de música electrónica de la CDMX. El espíritu de sudor fluido de estas fiestas y su porno sin etiquetas y pelucas me recuerdan en parte la imperfección corrosiva del queer punk- hardcore noventero que también germinó furiosas bandas como Limp Wrist, pero lo más probable es que esté en un error,así que mejor me di a la tarea de hablar con quienes están agitando el difuminado universo de la diversidad sexual a través de fiestas con una ideología tan latente como sus beats. Recomendado: Los mejores antros gay en el Cen

Arty & Chikle, la pareja de artistas urbanos que apuesta por la libre expresión
Gay y lésbico

Arty & Chikle, la pareja de artistas urbanos que apuesta por la libre expresión

Desde hace cinco años, Arturo Cejudo Limón y Eduardo Dávila Arias comenzaron un noviazgo a la par que creaban el proyecto de ilustración y arte urbano Arty & Chikle. Su trabajo lo mismo tiene cabida en una tienda de ropa que en un gran mural a las a fueras del Metro Juárez, donde pintaron el mural Solo amor, como parte del circuito Lienzo CDMX: Arte Urbano por la Ciudad que Queremos. El trabajo de Arturo (Arty) y Eduardo (Chikle) está marcado por el furry fandom, que lleva a animales antropomorfos a la ficción, además de la ilustración, el grafiti y la cultura kawaii japonesa, esta última da un toque infantil y enternecedor a la gráfica. En la obra de Arty & Chikle vemos osos panda gruñones, lobos con máscaras y otros animales con colores pop, trazos bien definidos y caricaturizados. El estilo kawaii japonés y las aventuras de animales en las calles son parte de su esencia, pero si habría que definirla con dos palabras serían: amor y vivacidad. Solo amor. Foto: Alejandra Carbajal/Time Out México Ustedes fueron los encargados, tal vez no del único, pero sí del mural más visible con temática LGBT en la CDMXSolo amor era un mural que pensamos desde hace dos años. No lo habíamos hecho porque el grafiti era muy machista cuando empecé hace alrededor de 15 años. Cuando lo platiqué con mi pareja dijimos: ¡va! Es una de las piezas que mayor feedback ha tenido. Es súper bonito porque la gente lo aceptó y lo hizo suyo muy fácilmente. ¿Específicamente en qué se inspiraron para Solo