Mono

Bares y cantinas, Antro Juárez 
3 de 5 estrellas
2 de 5 estrellas
(4Críticas)
 (Foto: Khrystell Zavaleta)
1/4
Foto: Khrystell Zavaleta
 (Foto: Khrystell Zavaleta)
2/4
Foto: Khrystell Zavaleta
 (Foto: Khrystell Zavaleta)
3/4
Foto: Khrystell Zavaleta
 (Foto: Khrystell Zavaleta)
4/4
Foto: Khrystell Zavaleta

Time Out dice

3 de 5 estrellas

La vida nocturna está condenada a lo fugaz. Puertas que abren pronto cierran. Sólo unos cuantos lugares superan lo efímero y, por alguna misteriosa causa, pasan años estando de moda, como el Leonor, el Félix o el M.N. Roy. Apenas en noviembre, cuando se inauguró Mono, la fiel clientela de dichos lugares ha adorado este antro, creado por gente de Sicario y grupo Archipiélago. ¿Qué tiene Mono y cómo es una noche bajo su techo?

Llegas a eso de las 12pm. Quizás haya fila para entrar. No importará si te formas o no, el punto es estar en la lista o citar el nombre correcto para ser bienvenido al club de la escena alternativa citadina. Las puertas de la casona centenaria en la Juárez se abrirán para revelar unas escaleras y motivos afrancesados. Una vez arriba, podrás ir a la izquierda, al área de fumar y platicar. El cuarto es angosto y una gran barra se despliega a lo largo. La música escala sutilmente hasta que es irresistible mover los pies. Tan irresistible que ni te das cuenta de que ya los estabas moviendo hasta que te dan ganas de dejar tu vaso para bailar como se debe. Los feligreses del lugar en general son gente naturalmente interesante, aunque hay varias personas que guardan la pose e intentan tanto ser cool que distan años luz de ello.

Si decides ir al lado derecho, descubrirás un antro en forma. Paredes negras, un techo altísimo que cae inclinado hacia el otro lado, una barra extendida hasta el fondo, en donde hay algunas mesas. Los beats no tendrán misericordia. Aún así, algo llama la atención, aunque la gente es la misma de la burbuja de siempre, el espacio es mucho más grande que el de otros lugares similares. Esto, en el mundo de la exclusión, quizás es una desventaja. Sí: este es un club y conocer gente es un filtro, pero tal vez el espacio es demasiado grande para ponerse sus moños. A veces Mono no está tan bien curado. Es cuestión de que se establezca mejor. En lo que lo hacen, también habrá que pulir el servicio.

A final de cuentas, Mono no es un lugar revolucionario: es un nuevo espacio en donde tocan los mismos djs de siempre y a donde va la gente de siempre. Aunque todavía no sabemos si el lugar perdure, su ansiada concurrencia y música lo perfilan para ser uno de los nuevos clásicos de la ciudad.

Por Sofía Ashbury

Publicado

Detalles

Dirección Versalles 64
Juárez
México, DF

Transporte Metro Cuauhtémoc
Precio Consumo promedio por persona $400, cover hombres $150
Horas de apertura Mié-sáb 11:30pm

Los usuarios dicen (4)

2 de 5 estrellas