1. Ahuehuete

    Taxodium mucronatum, el ciprés Moctezuma

    Este es un nombre elegante que significa “viejo de agua”. Los árboles más mentados de nuestra ciudad. El Sargento, en el Bosque de Chapultepec, y el árbol de la Noche Triste, en Popotla, son de esta especie. Igual que el árbol más viejo de Madrid, que un conquistador se llevó en el siglo XVI y que ahora engalana el Parque del Retiro. Los ahuehuetes o sabinos tienen hojas verde oscuro, lineares y convexas en el haz.

  2. Cazahuate

    Ipomoea arborescens, silvestre de montaña

    De un par de años para acá se les ve en el Corredor Cultural Regina y otras calles del Centro. Sus flores blancas son bonitas y grandes. Estos árboles se dan lo mismo en Chihuahua que en Oaxaca o en nuestro Valle de México. Algunos creen que si se bebe el agua que hay en su tronco uno puede trastornarse mentalmente.

  3. Eucalipto azul

    Eucalyptus globulus, un extranjero muy local

    En algún momento del siglo XX los gobernantes de la ciudad se entusiasmaron con estos árboles de Australia. Hoy pueden verse en la mayoría de los parques. Alcanzan los 50 metros y florecen de mayo a enero. 

  4. Jacaranda

    Gualanday o tarco, habitante sudamericano

    Estos hermosísimos árboles tan de nuestra ciudad, pero que en realidad son originarios de Sudamérica, están en pleno en abril. Sus flores de color lavanda embellecen Reforma y las avenidas Juárez, en el Centro, y Veracruz, en la Condesa; además de muchas otras calles. Pueden vivir hasta 100 años.

  5. Palma canaria

    Phoenix canariensis. No preguntes por los cocos

    Esta originaria de las Islas Canarias la vemos mucho en la Condesa, por ejemplo, en Nuevo León, y también en Reforma. La de la famosa glorieta en la esquina con Niza pertenece a esta especie que puede medir hasta 20 metros.

6 amigos que casi nunca saludamos

Nuestra ciudad está llena de árboles, sólo que muchas veces no nos damos cuenta porque ni siquiera sabemos cómo se llaman. Es hora de que les digamos mucho gusto a los siguientes conciudadanos verdes. Pero, por favor, no lo toques intentando darles la mano

Publicidad
Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad