0 Me encanta
Guárdalo

De cómo montar una obra en un camión

Diego del Río, director de la obra Rudo nos platica su experiencia sobre el montaje en el Trolebús Escénico

Cortesía Diego del Río

¿Cómo es montar una obra en el trolebús?
La obra no sólo pasa dentro de él, se utilizan elementos de fuera. En Rudo, uno de los personajes va a la farmacia que está en frente. Al comienzo se le dice a la gente que si desde su lugar no ve alguna escena, puede moverse.

¿Por qué el trole?
Me interesa hacer cosas con todos los lenguajes y espacios. En este proyecto tenía muchas ganas de explorar un espacio alternativo. Me siento atraído a la cercanía con el espectador, obliga al actor a un nivel de verdad absoluta, donde no puede haber artificios.

¿Cómo funciona para el montaje?
El trole me parece un espacio muy especial, mágico. Me encanta el lugar donde está situado (Sonora y México, Condesa). Puedo utilizar todo lo que está alrededor y se vuelve interesante porque el hecho teatral se lleva a otras dimensiones, incluso para la gente de fuera que no sabe si es una obra o no.

Cuéntame una anécdota que haya sucedido en la temporada
En Rudo había una pelea fuera del trole y en una ocasión llegó la policía a quererse llevar a los actores. Me parece increíble poder generar esto.

¿Cómo es para el actor trabajar en el trolebús?
Es mucho más difícil para el actor. Aunque quieras mantener una cuarta pared, hay muchas escenas donde no existe. No hacen como si el espectador no estuviera ahí y la cercanía con él es energía directa.

¿Cómo varía cada función?
El público da gran tono a la función del día. Depende que tan entregado esté o que tanta resistencia ponga. Hay unos que se divierten más, se meten más a la historia y esto afecta proporcionalmente a la obra.

¿Qué otra diferencia hay con el teatro "convencional"?
No se puede teatralizar nada porque te demanda otro nivel de intimidad, mucho más contenido. Además se vería mentiroso.

¿Cuál es el trabajo del espectador en este tipo de funciones?
Cada espectador se vuelve una especie de director de cine porque decide dónde está la toma y qué es lo que quiere ver: si me voy con este actor, si sigo al otro. A lo mejor está hablando un actor, pero a mí me interesa la reacción del otro.

¿Qué quieres provocar en el público?
Me interesa que no sea sólo un espectador, sino que tenga una participación activa y no se quede a ver qué le presentan. No me refiero a hacerlo interactivo, sino que la teatralidad suceda a partir de que tengan que imaginar o crear. No me interesa darle todo.

¿Cuál es la reacción de la gente?
Nunca hemos tenido un público que no se involucre. En una ocasión un señor me dijo que no le gustaba el teatro porque le hacía sentir cosas, como si fuera algo malo. Cada vez hay más chavos que buscan esta catarsis.

¿Qué buscas en este tipo de proyectos?
Que el nivel de realismo sea tal, que el espectador se confunda y no sepa si es actuación o no.


Comentarios

0 comments