0 Me encanta
Guárdalo

Entre animales y números

Una perra que se queda sorda, un cerdito zen, un pez que sufre, tareas con moscas y muchos números son los protagonistas de los libros para niños que te recomendamos en esta ocasión

Lo que no sabe Pupeta

Lo que no sabe Pupeta

Javier Mardel
Fondo de Cultura Económica, 2012
Ilustraciones: Cecilia Rébora

Este poema explica el mundo a través de la nariz, oídos y ojos de Pupeta, una perrita que no sabe qué es el tiempo, pero sí cuando es hora de tomar el sol. No conoce las palabras, pero sí cuando la llaman. No sabe qué son los cohetes, pero sufre horrores cuando los escucha. Si tu familia está en el proceso de adoptar un perrito –o ya tienen uno en casa– este libro los ayudará a entender lo que hay detrás de la mirada de un peludo.

Kassunguilà

Kassunguilà

Monique Zepeda
Fondo de Cultura Económica, 2008

Es difícil para un niño sentir y aceptar la pérdida. Es difícil para un adulto explicar que algo malo ha ocurrido. Kassunguilà es un pez que sirve de metáfora para abordar estas situaciones. Este breve cuento de formato apaisado, collages, frases cortas y concisas, puede ser una poderosa herramienta para que menores y padres caminen juntos por momentos difíciles.

El camino más largo

El camino más largo

Nicolás Arispe
Fondo de Cultura Económica, 2012

Durante mucho tiempo, Huang Liu se alejó del mundo para hacerse sabio. Al lograrlo, corrió a casa de su maestro para darle la buena noticia. Al llegar, se dio cuenta de que debía regresar al punto de partida. Una historia que ofrece una muy buena oportunidad para reflexionar junto con tus hijos.

Advertising
Numeralia

Numeralia

Jorge Luján
Fondo de Cultura Económica, 2007
Ilustraciones: Isol

¿Recuerdas cómo veías el mundo a tus cuatro años? ¿Recuerdas cuando aprendiste a contar? Este poema y sus ilustraciones te llevarán de regreso a esa época y te ayudará a acompañar a tu pequeño en la aventura de aprender (y entender) los números.

El vuelo de Luci

El vuelo de Luci

Gerardo Villanueva
Fondo de Cultura Económica, 2013
Ilustraciones: Ixchel Estrada

Un cuaderno de tareas no debe ser aburrido. De hecho, no tiene por qué parecer un cuaderno de tareas. Uno (como el que ahora reseñamos) puede estar lleno de moscas. Moscas que te presentan nuevas palabras, te introducen en acertijos, te hablan de fracciones, de ortografía y hasta te leen poemas  en inglés.

Comentarios

0 comments