Museo expuesto

  • Arte
  • 3 de 5 estrellas
  1. Museo Expuesto (Cortesía CCU Tlatelolco)
    Cortesía CCU Tlatelolco
  2. James Oles (Foto: Paola Monter)
    Foto: Paola Monter
  3. Museo Expuesto (Cortesía CCU Tlatelolco)
    Cortesía CCU Tlatelolco
  4. Museo Expuesto (Cortesía CCU Tlatelolco)
    Cortesía CCU Tlatelolco
  5. James Oles (Foto: Paola Monter)
    Foto: Paola Monter
Publicidad

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Un museo no sólo es un espacio en el que se depositan y exhiben obras de arte. Es también una estructura viva que habla por sí misma. En él, todo comunica: la colocación de las piezas, la iluminación, el color de los muros, las cédulas, e incluso, la temperatura de sus salas.

Pero, ¿quién decide la distribución de dichos elementos y cómo podemos descifrarlos? El curador James Oles nos aproxima a una respuesta a través de su más reciente proyecto, Museo expuesto, con el que busca “balconear los procesos museográficos para mostrar cómo se hace una colección y una exposición, revelando los procesos que hay detrás de éstas: desde el embalaje de las obras hasta su montaje, conservación, iluminación y presentación”.

En este laboratorio curatorial se rotarán obras de la colección de arte moderno de la UNAM (1950-1990), entre las que destacan las de Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Nacho López, Enrique Metinides, Pedro Meyer y Kazuya Sakai. Con éstas se ejemplificará el funcionamiento de las instituciones museísticas. "Tendremos las obras en cajas de madera para explicar cómo se envían, la manera en que se desempacan y cómo se cuelgan”, asegura Oles.

Museo expuesto es como un cuerpo abierto, degollado, donde puedes ver los huesos y el sistema de circulación. Con esto queremos que el público se familiarice con el lenguaje secreto de los museos, para que asistan más informados y críticos a cualquier exposición del mundo y puedan decir ‘me gusta, pero la iluminación es muy baja, tal vez porque estas pinturas son sensibles a la luz’”, precisa el curador en jefe.

James Oles nos invita a ser reflexivos, a tener una mirada crítica y entender que una exposición puede equipararse a lo que vemos en el cine o en el teatro. “Todo es falso, es una ficción, un montaje. Yo les quiero enseñar lo que hay tras bambalinas. Un museo tiene que ayudarnos a ser consumidores sensatos, activos y críticos. Ese es mi reto”.

A la par de la muestra se realizarán pláticas con artistas que puedes consultar en el calendario del museo.

Detalles

Dirección
Precio
$30 general. 50% a estudiantes, trabajadores de la UNAM, INAPAM, ISSSTE e IMSS
Publicidad
También te puede gustar