Teatro Julio Castillo

  • Teatro
  • Miguel Hidalgo
  • 3 de 5 estrellas
Teatro Julio Castillo
Foto: Cortesía Centro Cultural del Bosque
Publicidad

Time Out dice

3 de 5 estrellas

De los principales teatros del Centro Cultural del Bosque, fue construido en 1955 con el nombre de Teatro del Bosque, pero se inauguró hasta 1957 con Bodas de Sangre y La casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca. En los muros del teatro se han escrito grandes leyendas de las artes escénicas en México.

Ramírez Vázquez y González Delsordo fueron los arquitectos responsables del diseño de este recinto. Por un tiempo muy limitado llevo el nombre de Margarita Xirgú, para homenajear a la actriz catalana. Posteriormente se re-bautizó con el nombre del director Julio Castillo, quién montó un sinnúmero de obras en este escenario.

En 1998, se modernizó de la mecánica teatral, cabe mencionar que este teatro es uno de los recintos con que pueden explotar con mayor libertad recursos escenográficos y técnicos. Cuenta con 1000 butacas a merced de los espectadores.

El vestíbulo del teatro destaca por su modernidad y estilo minimalista. Fue renovado con motivo del 50 aniversario del CCB. La iluminación realza la estética del espacio, su amplitud lo hace un lugar agradable para esperar el inicio de la función o para tener una pequeña charla al terminar la obra.

Escrito por Ale Villegas

Detalles

Dirección
Centro Cultural del Bosque
Paseo de la Reforma S/N
Chapultepec Polanco
México, DF
11560
Esquina con
Campo Marte
Transporte
Metro Auditorio

Qué ocurre

Konrad, el niño que salió de una lata de conservas

  • 4 de 5 estrellas

Imagina que sin previo aviso te llega por paquetería una gran lata de conservas, dentro de ella va un niño de carne y hueso al que de ahora en adelante debes cuidar porque no hay devoluciones. Pues a esto se enfrenta Berti Bartolotti con la llegada de su recién desempaquetado hijo de siete años, Konrad. Lo anterior sucede en Konrad, el niño que salió de una lata de conservas, una obra de teatro para niños que toca temas como la diversidad, la infancia y los roles impuestos por la sociedad.   La señorita Bartolotti, tejedora y adicta a las compras en línea, cuidará a su nuevo hijo junto a su exnovio, Egon. Konrad fue programado para ser perfecto, pero después de convivir con sus padres y su nueva amiga Kitti se enfrentará a una lucha interna por descubrir quién es y cómo debe ser según la sociedad. Esta obra de teatro es la adaptación del libro homónimo de Cristine Nöstingler, escritora alemana de literatura infantil. La puesta en escena contiene muchas metáforas por lo que las reflexiones del público al final de la obra serán variadas, de acuerdo a la directora Andrea Salmerón Sanguines. Porque a pesar de tratar distintos temas, la producción no pretende imponer una moraleja, sino mostrar de una manera entretenida, tanto a niños como a papás, la diversidad de situaciones en el contexto familiar y así, abrir paso a su inclusión. La escenografía es colorida, hay muchos telares que dan cuenta del oficio de Berti Bartolotti y un armario de madera repleto de sus compras de interne

Publicidad
También te puede gustar
También te puede gustar