Ilan Dana, un artista plástico joven de la CDMX

Con tan solo 28 años, Ilan Dana explora su interior por medio de la pintura
Ilan Dana en Galeria XXI
Foto: Eduardo Ávila
Por Eduardo Ávila |
Advertising

Ilan Dana es un joven artista plástico. Con tan sólo 28 años ha expuesto su obra en diversos espacios como la Galeria Arte XXI. Platicamos con él para que nos explicara más acerca de su trabajo, sus inspiraciones y gustos. 

¿Cómo definirías tu arte?
Reconozco que de las cosas más importantes para proceder como ser humano es explorarte en tu infinidad de capas. De eso me di cuenta cuando empecé a pintar hace muchos años, por el simple deseo de crear cosas padres y meterme en un mundo que realmente no conocía. Conforme avancé en la pintura, me percaté de la validez que conlleva el proceso, más que del resultado o la técnica, es ahí donde reside la mayor parte del valor.

Todas mis piezas son una búsqueda en un agujero personal, bastante negro. Tratando de interpretar el aspecto de una personalidad. Somos seres multifacéticos intentado interpretar esas emociones y cómo están compuestas sus vibraciones. Empiezo a entender más de mí cuando no estoy en un entorno social con parámetros sociales, con reglas, cuando estoy yo solo y utilizo una idea para entrar en un estado de conciencia alterada.

Para realizar algunas de tus obras realizaste una introspección a tu infancia, ¿cómo lograste esto?
Para mí la meta es el proceso, las horas trabajadas se convierten en algo productivo. He tenido la necesidad de estudiar libros de patrones matemáticos, escuchar conferencias de filosofía y combinar eso a la hora de trabajar. Escuchar música es una gran ayuda, fácilmente te pone en contacto con el lado derecho de tu cerebro. Son manías de cómo comienzo a explorar mis capas y meterme en mi existencia y no solo mi infancia. Otro método muy importante, antes de empezar, es pensar qué parte de tu persona estás trabajando.

Foto: Cortesía Ilan Dana

¿Te inspiraste en algún autor para realizar esta serie?
No tengo un referente en especial, pero conforme más trabajo más sensible me vuelvo a todo el arte y me comienza a gustar obra muy clásica o técnica, obra muy conceptual o callejera.

Veo que en esta serie contrastaste tonos muy oscuros con colores fosforescentes, ¿qué querías lograr?
No siempre uso colores fosforescentes y considero que es por casualidad. De hecho, por mucho tiempo mis piezas fueron muy oscuras, esta fue la primera vez que decidí dejar de ser oscuro. Mis piezas son una oscuridad a la que le voy añadiendo luz, es decir, mi propia existencia. Es algo simbólico; es el hecho de que de un mar de oscuridad logras destacar cierta compresión.

Foto: Cortesía de Ilan Dana

¿Qué les dirías a otros jóvenes artistas como tú para que dejen salir su yo interior?
Es una pregunta bastante compleja porque no he llegado al fin de mi interior. Cuando se tienen presiones políticas, económicas, sociales y culturales todos son impedimentos. Lograr estar solo con un café ayuda; si no tienes perturbaciones, es muy sencillo dejarte ser. Debes cuidar los aspectos de tu vida para lograr sentirte pleno y trabajar bien.

No quiero que todo el mundo sienta que mi exploración es la correcta, quiero que perciban y validen el proceso. Es decir, reconocer la validez del proceso, para mí fue una exploración personal, pero para otros tal vez signifique otra cosa. Yo les diría que no se atoren en el resultado, muchos novatos se estancan en que su pieza se vea perfecta y no reconocen que al momento de trabajar hay mucha actividad filosófica, personal y espiritual. 

¿Tienes planes para usar otro tipo de soporte como la escultura o la instalación?Tuve una época donde exploré muchos soportes pictóricos incluso materiales. He pintado sobre varios lienzos, como muebles, he utilizado pigmentos con papeles, barnices y metales. Ahora ocupo una técnica con químicos que me permite hacer pinturas planas, que tengan mucha textura visual, pero nada de textura física y con acabados espectaculares. Aún tengo mucho por hacer con la pintura.

Foto: Cortesía de Ilan Dana

La CDMX tiene una enorme variedad de sitios tanto naturales como artificiales, ¿tienes alguno que te inspire a crear nuevas obras?
La ciudad de México me ha inspirado por las razones incorrectas y no por los espacios. Ha sido más por la locura de la ciudad, la agresión y la actitud de los mexicanos en su día a día que me he sentido inspirado. Ha hecho que aspectos míos salgan a la superficie.

Puedes ver el trabajo de Ilan Dana en Closed Door Art (Chihuahua 222, Condesa), Galería Mariana García (Aristóteles 165, POlanco) y Galería Málaga (Málaga 92, Mixcoac).  

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com