Hospicio Cabañas

  • Arte
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
  1. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
  2. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
  3. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
  4. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
  5. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
  6. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
  7. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
  8. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
  9. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
  10. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
  11. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
  12. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
  13. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
  14. Foto: Gil Camargo
    Foto: Gil Camargo
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Después de llegar a México, el obispo español Juan Cruz Ruiz de Cabañas y Crespo cumple su sueño de crear un albergue para niños huérfanos. Así es como en 1805 comienza la obra de La Casa de Caridad y Misericordia, de la mano de un alumno de Manuel Tolsá, José Gutiérrez.

En 1810 se inaugura oficialmente, pero a los pocos meses se convierte en cuartel militar ya que estalla la Guerra de Independencia. En 1874, con la Guerras de Reforma, se expulsa del país a las Hermanas de la Caridad y el gobierno toma posesión del inmueble.

Después de sufrir varias remodelaciones, en 1945 es oficialmente nombrado como Hospicio Cabañas, en honor a su creador. Durante los ochenta es sometido a varias restauraciones y abre sus puertas en 1983 como el Instituto Cultural Cabañas que se dedica a la difusión de arte y la cultura.

Sus 106 salas albergan bibliotecas, un café, una tienda de recuerdos y recámaras en las que se han presentado exposiciones como: Three Rooms de Michael Rovner, Rotación Cósmica a Cincuenta años de la muerte de Dr. Atl y Con los pies en la tierra de Pierre Verger. Además, en sus 23 patios cuenta con algunas actividades como conciertos y teatro para niños.

Lo que resalta del Hospicio Cabañas, y por lo que es muy famoso, son los 57 murales de José Clemente Orozco en la Capilla Clementina. El muralista mexicano trabajó en ellos de 1937 a 1939 y narran la historia de México al retratar como las raíces indígenas, la Conquista de México y el esplendor Novohispano, pero el mural más famoso es Hombre en llamas, que se encuentra en la cúpula central. Tiene una longitud de 11 metros y en ella se retrata a varios hombres prehispánicos rodeados de sangre y fuego.

Gil Camargo
Escrito por
Gil Camargo

Detalles

Dirección
Plaza Tapatía
Cabañas 8
Las Fresas
Guadalajara
44360
Precio
$70. $45 Turismo nacional. $20 estudiantes y maestros
Horas de apertura
Mar-dom 10am-6pm
Publicidad
También te puede gustar