Instructions for a pyramid

Arte, Dibujo Gratis
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Aura Ramírez)
1/7
Foto: Aura Ramírez
 (Foto: Aura Ramírez)
2/7
Foto: Aura Ramírez
 (Foto: Aura Ramírez)
3/7
Foto: Aura Ramírez
 (Foto: Aura Ramírez)
4/7
Foto: Aura Ramírez
 (Foto: Aura Ramírez)
5/7
Foto: Aura Ramírez
 (Foto: Aura Ramírez)
6/7
Foto: Aura Ramírez
 (Foto: Aura Ramírez)
7/7
Foto: Aura Ramírez

Sol LeWitt trabajó como velador del Museo de Arte Moderno (MoMa) de Nueva York. Este recinto se convirtió tiempo después en su escuela. En su estadía aprendió tanto de visitantes, curadores y algunos artistas; el pintor estadounidense Robert Ryman fue uno de sus mentores; Dan Flavin le aportó parte su trayectoria como artista conceptual y la convivencia con el pintor minimalista Robert Mangold fue razón para que, con el paso del tiempo, LeWitt lograra involucrarse en el arte hasta convertirse en un referente del conceptualismo y el minimalismo.

En su afán por romper con los moldes preestablecidos del arte, en los que el artista es el artífice único de la obra, LeWitt —como un arquitecto— dejó sus planos en las manos de cualquier persona, otorgó autorización para que aquellos que recrearan sus obras se sintieran con la libertad de plasmar un toque personal de creatividad e inspiración. Con este paso dijo adiós a la frivolidad y creó una vertiente artística que desataría los sentimientos de los espectadores.

Desde sus primeros dibujos en papel ya se notaba su técnica, parecían diagramas matemáticos, sus creaciones escultóricas eran cubos y bloques de cemento gris, tal es el caso de su primera obra nombrada Autobiography, compuesta por diversas fotografías en donde resalta la geometría de objetos comunes. Su costumbre en vida fue siempre dejar instrucciones claras para dar réplica de sus obras y como si se tratase de una receta de cocina, una vez más comparte su legado en la muestra Instructions for a pyramid.

Para materializar esta exposición, la galería OMR lanzó una convocatoria para que estudiantes de arte y diseño (mexicanos y norteamericanos) reprodujeran por primera vez en México las cuatro figuras que LeWitt diseñó en 1986.

“En este proyecto LeWitt dejó explícito qué tipo de colores debían utilizarse, el tamaño de las figuras, la cantidad de pintura, el número de líneas a trazar y la posición específica de los elementos”, comenta Manuel Forte, quien es parte del equipo de producción de la galería.

El primer piso del espacio se convierte en la sede de un imperio azteca, los Wall Drawings 509, 508 y 507 son pirámides hechas de distintas figuras, en su mayoría triángulos asimétricos que se amoldan perfectamente. Los colores no son sólidos; un triángulo es color guinda, pero si miras con detenimiento predomina la tonalidad azul; otro es color café oscuro, pero al fondo distingues el verde y el amarillo.

Sobresale el segundo piso del montaje, donde serás testigo del amor por las matemáticas que profesaba el dibujante con la pieza Wall Drawing 1099, un enorme y perfecto círculo dibujado en la pared, relleno de 10,000 líneas colocadas en distintas posiciones. Se vuelve una divertida travesía el hecho de seguir con la mirada el recorrido de las líneas trazadas dentro del círculo.

Pocos creerían que aquel vigilante que trasnochaba en las salas del MoMA llegaría a convertirse en uno de los artistas más reconocidos por ser lo opuesto a una celebridad artística. Lo mejor de todo es que en Instructions for a pyramid, observarás parte de su ideología fusionada con una perspectiva distinta de nuestra cultura. En galería OMR no verás paisajes típicos de las pirámides que ya conocemos; en su lugar apreciarás el lado abstracto de estos monumentos históricos.

Por Aura Ramírez Cornejo

Publicado

Teléfono del evento 5207 1080
0 comments