Interacciones: El jardín animado

Arte Gratis
 (Foto: Eduardo Ávila)
1/4
Foto: Eduardo Ávila
 (Foto: Eduardo Ávila)
2/4
Foto: Eduardo Ávila
 (Foto: Cortesía Galería Hispánica)
3/4
Foto: Cortesía Galería Hispánica
 (Foto: Eduardo Ávila)
4/4
Foto: Eduardo Ávila

Esta exposición de Luis Moro redefine nuestra percepción del entorno y la naturaleza a través de realidad aumentada. Por medio de una Smartphone apreciarás movimiento en sus cuadros naturalistas y así ir más allá de la bidimensionalidad de la pintura.

El artista español utiliza elementos como los perros xoloitzcuintles, caballitos de mar, pájaros, ajolotes y otros animales que evocan a criaturas sacadas de un mundo casi surreal. En relación a su interés por este mundo comenta: Desde pequeño mi padre me llevaba a pescar, algo que a mí no me gustaba mucho, pues siempre intentaba salvar a los animales que podía. Mientras él pescaba yo estaba haciendo dibujos de libélulas, lagartijas y ranas. Mi afición por la naturaleza viene porque mi ciudad natal (Segovia) está rodeado por un cinturón verde y dos ríos, el Eresma y el Clamores.

Anteriormente, Moro había creado obras en 3D que interactuaban con los espectadores por medio del uso de una Kinect, pero no era muy útil porque era necesario que la obra fuera operada por una persona, entocnes decidió darle vida a sus piezas por medio de una aplicación en el celular, haciendo más sencilla su interacción.

Apreiciarás obras como El corcel del rey sol, un caballo que trae a la memoria una parte onírica del campo; la instalación como La jaula de oroDorados sueños de bronce y un par de sillas que llevan por título Mictlán I y II. Destaca Vestigios del tiempo, Luis utilizó como inspiración un árbol ubicado cerca de Parque hundido para grabar los imponentes sonidos de la naturaleza en medio de la selva de asfalta. La interacción de esta obra se complementa por un pasaje de poesía declamado por Antonio Gamoneda.

Interacciones: El jardín animado es un mensaje de ecología, una invitación a mirar cómo la naturaleza se ha resistido al paso delos humanos en una de las urbes más grandes del mundo, la CDMX. 

Por Eduardo Ávila

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening