Made in Tepito

Arte Gratis
2 de 5 estrellas
 (Foto: Cortesía Museo Casa del Risco)
1/2
Foto: Cortesía Museo Casa del Risco
 (Foto: Cortesía Museo Casa del Risco)
2/2
Foto: Cortesía Museo Casa del Risco

¿Qué hay en Tepito que lo hace un barrio irremediablemente icónico? Su identidad es una presencia difícil de eludir en la esfera estética de la ciudad, una suerte de matriz visual endémica. En sus artistas brota una producción de largo alcance que afecta todo cuanto toca.

Desde esta perspectiva, la exposición Made in Tepito se presenta como una posibilidad de exploración sobre el otrora “barrio bravo” de la Ciudad de México. Curada por alumnos de la licenciatura en Estudios e Historia de las Artes de la Universidad del Claustro de Sor Juana, hace una revisión histórico-cultural de la imagen de este sitio apoyándose en la obra de Francisco Mata Rosas, Daniel Manrique Arias, Salvador Gallardo Castro, Arnold Espadas “Zpadaz”, Erik Meneses, Ariel Torres Ramírez y el conjunto de los Fotografitos de Tepito, un colectivo de fotógrafos infantiles que, al no verse afectados por la rigidez del academicismo o la técnica, logran vistas llenas de sorpresa.

Advirtiendo que la imagen de Tepito es compleja, el grupo curatorial muestra un corte transversal multigeneracional de sus artistas. La exposición abre con las muy conocidas fotografías de la serie Tepito, bravo el barrio, de Mata Rosas, que nos revelan el universo heterogéneo de quienes viven aquí. Es un gran recibimiento que, quizá, juega en contra de la experiencia total. El resto de la exhibición, aunque llena de piezas de gran interés —como las esculturas de Torres Ramírez que se despliegan como un cuestionamiento sobre la naturaleza del arte y su complicidad con el humor cotidiano o las fotografías de Erik Meneses que nos introducen en los espacios de los centros nocturnos y sus dinámicos personajes que habitualmente se abordan desde la marginalidad—, no rompe el estigma ni propicia una lectura de Tepito que evada el lugar común.

La palabra que mejor define la exposición es “dislocación”. La muestra es una dislocación de Tepito con toda su carga identitaria que se abre paso desde las tumultuosas calles del centro hasta el sur de la ciudad para asentarse en el Museo Casa del Risco, ubicado en uno de los barrios turísticos de la CDMX. No obstante, la propuesta museográfica no aprovecha el discurso implícito de esta situación. Terminas de recorrer Made in Tepito con la sensación de que pudo hacerse una propuesta más crítica de las observaciones sociales que realizan los artistas invitados.

Sin embargo, esto no es impedimento para visitar la muestra, pues es una valiente manifestación de su producción cultural y es importante conocer la obra que ahí se concentra.

Por Javier Sánchez

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening