Exposición Plumas Curazadas
Imagen: Patrick Chappatte/Cortesía Alianza Francesa

Plumas cruzadas: artistas reflexionan sobre los límites fronterizos y la libertad de expresión

Exposición en línea que aborda los límites fronterizos a través del dibujo

Por Gustavo González
Advertising

Mientras seguimos en casa, acatando las medidas de la Jornada Nacional de Sana Distancia, la Federación de las Alianzas Francesas de México nos presenta la exposición virtual Plumas cruzadas. La temática se enfoca en las perspectivas de 14 artistas provenientes de México, Suiza y Estados Unidos, quienes te presentan 44 obras, entre dibujos y caricaturas, alrededor de un tema común: las murallas fronterizas y la libertad de expresión.

Notarás que hay una marcada insistencia de los artistas hacia el controversial proyecto del muro fronterizo de Donald Trump y sus políticas migratorias llenas de contradicciones. Por ejemplo, en la caricatura Muro fronterizo, del artista Patrick Chappatte, se observa que la única abertura a lo largo de toda la frontera es una ventanilla de McDonald’s. Este pequeña añadidura es una crítica a que el muro no significa una clausura total, su función política es una especie de embudo que permite selectivamente la entrada y salida de mercancías culturales e industriales, según convenga a los políticos y sus intereses.

Imagen: Patrick Chappatte/Cortesía Alianza Francesa

Dicha relación también se representa acertadamente en el dibujo de Chavo del Toro, El respeto al derecho ajeno es...amor, donde se observa a los presidentes de México y Estados Unidos compartiendo un beso, un momento que evidencia el contubernio de políticos dispuestos a justificar su agenda política. Asimismo, la tragedia se muestra en Plumas cruzadas, de Cintia Bolio, y en Resistencia con fronteras y Pintando dos imágenes, ambos de Kevin Kallaugher; dichos trabajos son un señalamiento hacia las políticas que buscan un chivo expiatorio, para que sean éstos los que carguen con la culpa de los males sistemáticos.

La historia de la humanidad está plagada de muros —reales como la muralla china o ideológicos como el telón de acero— y todos tienen en común una fuerte connotación simbólica: aislamiento, distanciamiento, protección. Pero más allá de su iconografía, el muro tiene una función alienante porque tiene la capacidad de crear otredades, ambivalencias y disparidad, se distingue a los que están dentro de los que están fuera, de quienes tienen permiso de cruzar y los que deben permanecer, resulta contra instintivo al considerar que nuestra especie está diseñada y adaptada para el movimiento y la socialización.

La reflexión que propone la exposición virtual curada por el suizo Patrick Chappatte, es importante hoy, porque quedarnos en casa no debe caer en juego político, sino en acción solidaria. Es importante no enemistar con el que puede/quiere o no permanecer dentro, no generar una distinción, porque son esas ideas las que han condenado más vidas humanas que cualquier pandemia pasada.

Visita aquí la exposición Plumas cruzadas.

Recomendado: Exposiciones y más actividades culturales para hacer en casa.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising