1. Silencios Sonoros de Paola Ávalos en el MUSA
    Foto: Cortesía MUSA
  2. Silencios Sonoros de Paola Ávalos en el MUSA
    Foto: Cortesía MUSA
  3. Silencios Sonoros de Paola Ávalos en el MUSA
    Foto: Cortesía MUSA

Silencios Sonoros de Paola Ávalos en el MUSA

Ávalos usa una técnica milenaria, la encáustica, para crear obras sobre los silencios. Conoce la exposición Silencios Sonoros.

Ángel Arroyo
Escrito por
Ángel Arroyo
Publicidad

¿Cómo retratas visualmente los silencios? Muchas y muchos artistas se han preguntado esto a lo largo de los años, en distintas disciplinas y miradas. Pero muy pocas personas lo han hecho con la destreza, técnica y propuesta que ahora lo hace Paola Ávalos en el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara (MUSA), con su más reciente exposición Silencios Sonoros. Un proyecto que es resultado de la residencia que Ávalos tuvo en el MUSA y en donde utiliza la encáustica, una técnica milenaria pictórica en la que se usa cera. Platicamos con la artista sobre este proyecto, cómo fue tener la residencia y qué significa retratar los silencios sonoros. 

Durante esta residencia de Ávalos en el MUSA se hicieron las cosas algo distintas a lo que cualquier artista estaría acostumbrado o acostumbrada. Tuvo que mover su taller de su lugar de origen a una de las salas del museo, esto también significó enfrentarse a tener una especie de taller público, donde la gente podía entrar y ver su proceso de trabajo. “Cuando te vas de residencia te tienes que adaptar a tu nuevo ambiente, estar dentro de las paredes del museo era muy inspirador pero también imponía mucho […] La finalidad del museo es compartir con el público parte de los procesos, el mayo reto fue abrir esos procesos y abrirme yo en mis dinámicas y mi forma de trabajar”, nos dice Ávalos. 

Pero, ¿cómo manejar que las personas estén viendo el trabajo de la artista? ¿No se volvería cansado después de un tiempo? Paola cree que, más bien, fue un proceso enriquecedor que le permitió hacerse más preguntas sobre su trabajo. Comentó que: “Cada artista decide su forma de compartir, en mi caso yo decido abrirlo dos veces a la semana, martes y jueves en el horario del museo para que la gente tuviera la libertad de entrar a verme. Fue muy cansado y no tenía idea qué esperar, porque además es mi primera residencia, pero fue muy enriquecedor porque las visitas eran muy curiosas. Las preguntas que hacían las visitas yo también me las hacía, era como reconocerme otra vez en todo este proceso del encausto” 

Ahora, quizá estés preguntándote qué es la encáustica y por qué una artista de hoy en día la retomaría. Sobre esto nos comentó puntualmente. “La encáustica es como muy alquímica” “Yo conozco la encáustica en Chicago en el Art Institute a partir de que hago un intercambio en la universidad. Ahí conozco mi primera encáustica que es del artista Jasper Johns, uno de los artistas mas reconocidos en esta técnica. Es muy antigua y fue usada por griegos, romanos y egipcios en este periodo grecorromano. La característica es que el aglutinante es cera de abeja, que combinada con resinas hace el medio. Existen vestigios muy antiguos, como las tumbas de Fayún.” 

Y aunque la encáustica es antigua, Ávalos cree que puede ser usada hoy en día de otras maneras. “Es una técnica que perfectamente puede convivir con los nuevos lenguajes. Eso es lo que yo he experimentado en mi proceso artístico  y que creo en esta exposición se puede ver” 

Precisamente en la exposición podemos ver obras con distintas texturas y rugosidades que es lo que permite la encáustica, pero siempre monocromáticas. Y es que esta es la forma que Ávalos encontró para representar el silencio. Si e sonido representa el color, la quietud, la espera y la falta de ese sonido, sería, a su vez, la falta de color. “El silencio es una idea muy explorada en muchas disciplinas, pero creo que al final el silencio cada quien lo encuentra. A mí me surgen muchas preguntas en este ejercicio porque era lo que menos tenía [silencio] y lo que más necesitaba, para poder producir, porque normalmente mis procesos son en silencio. Entonces pensar mucho que el silencio no es necesariamente a partir de la ausencia, ni está en la quietud. A mi me hace pensar que el silencio puede estar también en el sonido. En el movimiento, en la luz y en la oscuridad. Es una reflexión muy abierto para que sigamos explorando y buscando dónde encontramos nuestro silencio”. Nos terminó por contar. 

Por último, parte de la exposición es la instalación sonora compuesta por Abigail Vásquez, donde termina por unirse este idea de “silencios sonoros”. Ávalos cuenta “Lo interesante es cómo Vásquez –que es violinista– aborda el discurso desde su perspectiva sonora con su personal reflexión acerca del silencio desde la perspectiva del sonido.

Silencios Sonoros estará hasta el 16 de octubre en el MUSA y es una excelente oportunidad para conocer el trabajo de este artista jalisciense y su técnica tan poco común como interesante. 

MUSA. Av Juárez 975, Col Americana, Guadalajara. Mar - sáb 10am - 6pm. Dom 10am - 3pm. Gratis.  

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad