Bakongo

Bares y cantinas, Coctelerías Santa María la Ribera
 (Foto: Roberto Beltrán)
1/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
2/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
3/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
4/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
5/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
6/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
7/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
8/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
9/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
10/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
11/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
12/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
13/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
14/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
15/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
16/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
17/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
18/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
19/20
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
20/20
Foto: Roberto Beltrán

¡Que baile, que baile, al ritmo de la banda! Fue lo que escuché en cuanto llegué a este bailabar en Santa María la Ribera. Por fuera leí “desata tu lado salvaje” y supe que sería la noche en la que podría sacar mis mejores pasos de baile. Hay un económico cover de 80 pesos.

Sube las escaleras y te encontrarás en la comodidad de una iluminación tenue, un ambiente informal en donde reinan los toques africanos, como colores y materiales orgánicos, máscaras e incluso plantas. Todo el concepto te envuelve para lo que seguramente será una noche larga y divertidamente tropical.

Descubrí que el aura coqueta e inusual del lugar la llevaron también a la carta de cocteles. Encontrarás los tragos básicos con los destilados de cajón, como ron, vodka o whisky, y las cervezas para esos intermedios refrescantes, pero lo tribal está en los cocteles de la casa. Probé el osain con jugo de limón, puré de tamarindo y chocolate, mezcal espadín, ancho reyes (licor de chile ancho) y néctar de agave, fue mi favorito de la noche, un coctel picante y frío, igual muy atrevido y servido en un vaso tiki.

La comida en este bar es un mix y se agradece que puedas comer y renovar tu energía. Desde que pides el primer coctel la botana corre por cuenta de la casa; asegúrate de probar el panucho de cochinita pibil, el típico antojito de Yucatán de tortilla frita en manteca y perfeccionado con la carnita de cerdo en achiote.

Apenas terminé con la botana y se iluminó el centro de la pista, donde están los bambúes, luego sonaron las trompetas. Había llegado el momento de anunciar a Israel Valdez, ex vocalista de La Original Banda El Limón, quien comenzó con “El sinaloense” al ritmo de la tambora y el trombón. El bailongo y la actitud de fiesta fueroin creciendo y siguieron temas como “Mi razón de ser”, y por supuesto, “La llamada de mi ex”.

Los jueves son de rock y los viernes de ritmo tropical. Qué ventaja, Bakongo resultó el lugar idóneo para ir con las amigas más bailadoras.

Por Paola Sánchez

Publicado

Nombre del lugar Bakongo
Contacto
Dirección Santa María la Ribera 24
Santa María la Ribera
México, DF
06400
Horas de apertura Lun-mié 1-10pm, jue-vie 1pm-2:30am, sáb 7pm-2:30am
Transporte Metro San Cosme
Precio Consumo promedio por persona $400

You may be interested in:

LiveReviews|0
1 person listening