0 Me encanta
Guárdalo

Born Jack. Raised Honey

Detrás de un buen whiskey Jack Daniel's hay un largo proceso artesanal que lo hacen único al paladar

Foto: Cortesía Jack Daniel's

¿Te has preguntado cómo se elabora Jack Daniel’s? Detrás de esta bebida hay un detallado proceso artesanal que hace de las notas del Old No. 7 una perfecta sintonía de sabor.

Hace 150 años, el manantial Cave Spring, en Lynchburg, Tennessee, dio vida a la producción cuando Mr. Jack fundó una destilería en esta reserva natural. El agua es el principio del proceso, pues en este manantial el líquido es libre de hierro, dándole al whiskey un toque más puro.

La segunda e imprescindible parte viene con el filtrado: el brebaje pasa por tres metros de carbón de maple para eliminar impurezas, adquirir suavidad y aroma. Esto se logra con la absorción y reposo de la esencia del carbón en los barriles, haciendo de Jack Daniel’s adaptable a cualquier paladar.

El proceso artesanal incluye barricas de roble blanco americano ensambladas a mano. Gracias a este delicado pero irremplazable proceso, el whiskey adquiere un singular tono ámbar.

Un nuevo integrante a la familia de los cocteles es Jack Daniel’s Tennessee Honey, con el cuerpo de la bebida original pero más delicado por el dulzor de la miel. Al final sentirás toques almendrados y de nuez.

Prepáralo como shot congelado, old fashioned en las rocas, combinado con agua mineral y un toque de limón. El abrazo de las mezclas hacen de Jack Daniel’s ideal para pasar la noche en compañía de amigos, en la cena o para gusto propio.

Comentarios

0 comments