Brooklyn Rooftop

Bares y cantinas, Coctelerías Zona Metropolitana
3 de 5 estrellas
4 de 5 estrellas
(3Críticas)
 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/4
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/4
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/4
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/4
Foto: Alejandra Carbajal

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Hay que ser honestos: a Plaza Escenaria sólo va la gente que vive en San Jerónimo y el Pedregal. Para los demás, el nombre de esta locación es sinónimo de travesía infinita. Pero a veces sólo basta un pretexto, y ya que este sitio no lo daba desde la apertura del Classico, hace como una década, el reciente estreno del Brooklyn Rooftop ―diseñado por los mismos del Walther― funcionó para motivar el viaje.

Una vez que se decide ir, todo es aventura: el estacionamiento de Escenaria es, seguramente, uno de los más feos de la ciudad, oscuro y tenebroso, por decir lo menos. Pero uno sobrevive, al fin y al cabo sólo es la primera de tres sorpresas comunes en este lugar. La segunda no es más afortunada: la plaza está llena de carros, restaurantes y bares apiñados uno sobre otro de manera caótica, que no dan precisamente una sensación de paz, sino todo lo contrario. Entonces sucede la tercera sorpresa, que implica subir unas escaleras infames y culmina en encontrar una magnífica terraza que redime de inmediato a todo lo anterior.

Brooklyn es un oasis. Un espacio relajado, de inspiración neoyorquina como su nombre lo indica; un restaurante luminoso por las tardes y un bar bastante fresi-prendido por las noches. Ir a comer es un acierto: el menú —diseñado por el chef Abel Hernández (del restaurante Eloise)— no tiene pierde. El Steak & Egg Sandwich, hecho con pan campesino suave que encierra entre sus paredes un filete de res con huevo frito (y jitomate y arúgula para despistar) está tan bien proporcionado que hace salivar sin culpa. Las hamburguesitas Brooklyn, más que ricas, están delirantes. Su jugosa carne angus con cebolla caramelizada, queso cheddar y mayonesa de trufa hace que los fans de las del Félix sintamos envidia. Hay que esperar la noche mientras se come. La coctelería es muy decente (los mojitos son de lo mejor), así que el tiempo pasa rápido y cuando ya todo está oscuro, entonces empieza el desfile de niños con camisita y chicas entaconadas.

La única queja es que, al ser una terraza, los días lluviosos pueden ser una pesadilla: el agua se mete en la parte central del lugar y el ruido, la verdad, se vuelve insoportable. Un pequeño error que no demerita el resto de los aciertos, pero que esperamos que pueda resolverse para disfrutar más y mejor.

Por Mónica Isabel Pérez

Publicado

Detalles

Dirección Plaza Escenaria
San Jerónimo 263
Tizapan
México, DF
01090
Transporte Metro Copilco
Precio Consumo promedio por persona $500
Contacto
Horas de apertura Mar, mié y dom 2-11pm, jue-sáb 2pm-2am

Los usuarios dicen (3)

4 de 5 estrellas