Gin Gin

Bares y cantinas, Coctelerías Roma
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
18 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Marianela Trueba)
1/5
Foto: Marianela Trueba
 (Foto: Marianela Trueba)
2/5
Foto: Marianela Trueba
 (Foto: Marianela Trueba)
3/5
Foto: Marianela Trueba
 (Foto: Marianela Trueba)
4/5
Foto: Marianela Trueba
 (Foto: Marianela Trueba)
5/5
Foto: Marianela Trueba

“El gin tonic ha salvado más vidas y mentes de hombres ingleses que todos los doctores del imperio”, dijo alguna vez Winston Churchill quien —además de ser un gran líder político— era un loquillo al que le encantaba bromear, razón por la que decía cosas como la anterior. Todos sabemos que el gin tonic no sólo ha salvado las vidas y las mentes de ingleses, sino de gente de todo el mundo, incluyéndonos a los mexicanos.

Es cierto que nosotros tenemos el tequila y el mezcal, pero ambos están destinados a la fiesta absoluta o al tratamiento contra el mal de amores. El gin es para otros momentos. Es uno de los destilados favoritos por su frescura, su suavidad y las benévolas bayitas de enebro de las que está hecho y que, desde épocas ancestrales, se consideran medicinales (punto extra para Churchill).

Así que podemos concluir que el Gin Gin es una suerte de botica disfrazada de bar, cuya carta presume una gran variedad de pócimas curativas en forma de gin tonics que, si bien respetan al clásico (hecho con gin, agua tónica y una rodajita de limón), nos regalan nuevas maneras de disfrutar este viejo gran trago.

Tres imperdibles son el vellocino de oro (gin, aceitunas, romero, aceite y rodajas de limón griego y agua tónica), el acapulco golden (gin, infusión de mate y coco y agua tónica) y el acidito mexican pimms (gin infusionado con rooibos y frutos rojos, cinzano, extracto de jengibre, jarabe natural, jugo de limón, mix de frutas y ginger ale casero, decorado con un trébol comestible). Cada uno está hecho con una etiqueta de ginebra distinta, para asegurar un sabor equilibrado. Falla el de la casa, el gin-gin (mezcla de gin con infusión de gingko biloba, licor de jengibre y extracto de ginseng), que suena a una bebida energizante y voladora de sesos, pero que aún no está disponible. Una lástima (o, viéndolo del lado bueno, un pretexto para regresar esperando que ya lo esté).

El que sea que elijas estará bueno, y podrás disfrutarlo en una atmósfera de luces bajas que —gracias a la abundancia de plantas y de maderas— remite a un jardín, pero a uno, claramente, en plena ciudad, con una barra principal amplísima que roba la atención de todos (como debe ser).

El ambiente es creado por una asistencia que aún no se define al cien. Su ubicación en plena fuente de la Cibeles permite una extraña mezcla del mirreinato, el hipsterismo y los que amaban-el-gin antes-de-que-se-pusiera-de-moda y que ahora quieren ver si es cierto que este lugar tiene una buena propuesta.

Hay música apta para todos (revisa la cartelera en Facebook, porque siempre tienen djs o músicos invitados), pizzas y buena onda precopeadora generalizada, lo que demuestra que la ginebra tiene, por si fuera poco, propiedades que nos hacen proclives a la hipismo, a desear la unidad con los otros y con el universo.

Por Mónica Isabel Pérez

Publicado

Nombre del lugar Gin Gin
Contacto
Dirección Oaxaca 87
Roma
México, DF

Horas de apertura Mar-jue 5pm-2am, vie-sáb 2pm-2am
Transporte Metro Sevilla, Metrobús Durango
Precio Consumo promedio por persona $500
LiveReviews|0
1 person listening