Arantxa Luna: cine feminista en el Estado de México
Foto: Cortesía Arantxa Luna

Resistencia en la periferia: Arantxa Luna, cine feminista en el Estado de México

La guionista y crítica de cine nos cuenta como influyó en su trabajo el vivir en Texcoco y Tecámac

Gil Camargo
Escrito por
Gil Camargo
Publicidad

“Viví desde mi niñez hasta los 23 años en Texcoco, luego a los 26 me mudé a Tecámac. Mi relación con el Estado de México es compleja”, relata Arantxa Luna guionista y crítica de cine egresada del Centro de Capacitación Cinematográfica, quien tuvo que trasladarse diariamente desde su casa para estudiar en la CDMX, “impulsada por mi mamá que quería que entrara a la UNAM y que no me quedara ahí (en el Edomex), porque es muy violento”. 

Como muchos estudiantes, Arantxa tuvo que levantarse temprano, viajar largas distancias y enfrentarse a un ambiente inseguro, lo que no ayudó mucho a crear una conexión con su entorno. “Fue una relación de amor-odio, porque la distancia implicaba que te cansaras mucho, y se vio afectada mi vida social. Tenía que regresar temprano porque era inseguro hacerlo de noche; por lo tanto, no convivía y me llevó a pensar que vivir en el Estado de México me quitaba muchas cosas”.

Fue hasta que se encontró con el feminismo que Arantxa repensó su transitar por el Estado de México y la unió con el lugar que la vio crecer. “Me di cuenta de la importancia de honrar de dónde eres, honrar dónde creciste, honrar todas estas experiencias que son únicas al final del día. El vivir esto me dio algo; me hizo resistente a muchas cosas”, comenta. Además, le dio otra visión de cómo percibía su ambiente y le permitió simpatizar con otras mujeres a través de sus trabajos. “En la adultez, con este acercamiento al feminismo, comencé a conocer a otras chicas del Estado de México; unas son poetas, otras hacen ilustración, otras están muy metidas en el activismo en temas de feminicidios e igualdad de género, eso me ha traído un descubrimiento muy chido”, asegura.

Al igual que muchos músicos, artistas y creadores de contenidos, el abrazar su entorno llevó a Arantxa a inspirarse y trasladar sus vivencias personales en su trabajo profesional. “Lo que he escrito de cine siempre tiene algo que ver con el Estado de México. Mi primer guion de largometraje es justo sobre esto, lo escribí durante la época en la que viví en Tecamac. Me mudé siendo una mujer adulta, entonces ya podía dimensionar lo qué estaba pasando a nivel de violencia. Me atravesó cuando empecé a escuchar que vecinas de la unidad habitacional en la que vivía, comenzaron a desaparecer; a una la encontraron muerta”, dice.

Así, el tema de los feminicidios se convirtió en eje a seguir. “Más allá de la ficción que escribo, también me interesa los feminicidios y las desapariciones como temas de investigación, sobre todo si están relacionados con lo audiovisual, con cine. Es algo que quisiera entender de lo que está sucediendo y viví de cerca”, afirma.

“A pesar de todo, el Estado de México tiene cosas muy bellas. Me acuerdo que cuando vivía en Tecamac los cielos eran increíbles. Te identificas con la gente de tu colonia, porque también se pueden formar lazos. En mis primeros años, todavía me tocó vivir una vida campesina. Cuando regreso a Texcoco, siempre recuerdo esos paisajes de milpa porque eran espacios de recreación. Iba con mis primos, mi mamá y mis tías; era un espacio para jugar, para ir a comer allá”, recuerda.

Actualmente, Arantxa Luna trabaja junto a la directora Alejandra Márquez (Las niñas bien) proyectos para películas y series de televisión, además de ser profesora de historia del cine y de cineastas latinoamericanos. El guion de ficción que menciona antes, es sobre una niña que busca a su hermana desaparecida en el Estado de México y fue seleccionado en el Festival de Cine de la Habana 2020, por lo que busca comenzar a trabajarlo para convertirlo en película.

Te recomienda:

Bosques de Los Héroes, Tecámac
Era un parque que quitaron para poner una base de la Guardia Nacional. Estaba entre Bosques de Francia y Avenida Ozumbilla. Los cielos se veían siempre muy hermosos.

Los Heroes Tecamac, Ojo de Agua, Tecámac. Estado de México.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad