Blonde, la nueva película de Netflix
Foto: Cortesía Netflix

Blonde, la nueva película sobre Marilyn Monroe

Netflix presenta esta cinta producida por Brad Pitt. Ya la puedes ver

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

⭑⭑✩

15 filmes entre documentales y ficción se han realizado sobre la vida de Marilyn Monroe, este icono de la cultura norteamericana que tuvo un desenlace trágico convirtiéndola en leyenda. Una nueva producción llega a unirse a este listado que es producida por Brad Pitt y estrena en Netflix, se llama Blonde y promete convertir a Ana de Armas (Knives Out) en la máxima figura de Hollywood. 

La pequeña Norma Jeane sufre de los maltratos de su madre, quien no está mentalmente estable, mientras esta le promete que va a conocer a su papá que la abandonó y a partir de ese momento la niña crece sintiendo un abandono paterno que busca suplantar con los hombres que conoce en su vida quienes se aprovechan de su belleza y debilidad para explotarla al máximo. En el filme vemos como deja de ser Norma para convertirse en Marilyn, un producto creado por la industria para despertar el deseo de los hombres y con eso generar dinero. Ella rechaza ser sexualizada, porque quiere ser una actriz seria, quiere encontrar el amor, quiere ser madre, quiere ser feliz, pero todo se lo impide. 

Blonde definitivamente es una película difícil en cuestión emocional, desde su arranque a su final -dura casi tres horas- nos enfrentamos a una pieza que abusa del efecto shock para obtener un resultado y aún sigo analizando si lo que deseaba provocarnos Andrew Dominik era repudio. La historia está basada en la novela homónima de Joyce Carol, en la que ella recrea momentos ficticios para contar su historia, como quien dice reinventa la vida de Monroe usando la obsesión de la cultura a las celebridades como motor a seguir. Si bien es interesante esta mirada, la película es bastante turbia y pesada.

El filme habla del desprecio que provocaba la figura de Marilyn Monroe a todos los hombres quienes al mismo tiempo la deseaban, pero cuando la tenían no hacían más que sobajarla y tal cual eso mismo sentimos de parte de Dominik, su director, quien es capaz de humillarla y llevarla a momentos tan bajos como largos. Ana de Armas tuvo un trabajo complicado al darle vida a esta frágil y vulnerable versión de Marilyn, pero sale triunfando, ella es lo mejor de toda la película, cada lágrima, cada maltrato, cada momento que termina embarrada de sangre -son varios- ella lo hace con una fuerza y una entrega que te dan ganas que este producto estuviera a la talla de su trabajo, el cual no necesitaba de tantas escenas cargadas de crudo impacto visual carente de sustancia. 

No todo está perdido aquí, tiene escenas hermosas hechas en blanco y negro, planos inteligentes, una fotografía bellísima que hace que nos deslumbremos con la figura de la protagonista. Andrew Dominik tiene un lenguaje cinematográfico único con el que ha contado grandes películas, pero en este busca innovar y provocar de una manera tan desesperada que termina perdiendo todo su valor y parece más un estudiante de cine pretencioso que busca en su examen final presumir todo lo que aprendió en el curso.

En un momento en el que la sociedad por fin está levantando la voz contra la violencia física y psicológica a las mujeres este filme parece que se quiere colgar de eso para al final decir que eso era antes, pero su manera de hacerlo es tan floja que termina siendo una descarada manera de ofrecer maltrato gratuito. Al final de Blonde podemos destacar dos cosas, su fotografía y el trabajo de Ana de Armas, ello hace algo tan fantástico que nos gustaría este filme llegará a la altura de lo que nos da y es una pena que se quede bastante abajo.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad