Cinema 23, plataforma que consolida el cine iberoamericano

Esta iniciativa promociona, distribuye y celebra el cine de la región en países como México, Chile, Colombia y España

Foto: Cortesía Cinema 23

Una de las principales razones por la que grandes producciones cinematográficas llegan a las carteleras del mundo es debido a la gestión de su distribución y promoción en los circuitos cinematográficos. Es esta la causa principal por la que Ricardo Giraldo y Rodrigo Peñafiel decidieron consolidar Cinema 23, asociación dedicada a la difusión, estudio y análisis del cine realizado en Iberoamérica y en 22 países latinoamericanos, entre ellos Colombia, México y Argentina. 

Los Premios Fénix son la estrategia con mayor visibilidad del colectivo. Se celebran una vez al año y galardonan 13 filmes de 22 países. El jurado es elegido de la gran red de 800 personas de la industria (entre fotógrafos, cineastas, actores, críticos) que conforman la asociación. “Ellos nos ayudan a entender la gran diversidad de voces que hay en el cine de cada uno de estos países. Desde la producción más comercial hasta la más autoral, deseamos que haya tanto mujeres como hombres, con visiones diferentes y que todas las voces sean escuchadas”, comenta Ricardo.

Al igual que otras academias, lo que este premio busca es apoyar y salvaguardar las actividades tanto del cine nacional como el de América Latina, España y Portugal. El propósito del equipo de Cinema 23 es apoyar iniciativas locales, haciendo un todo general de esos países y sumándolos para poder hacer que se reconozcan en conjunto y tener una mayor proyección.

La ceremonia es transmitida en vivo por televisión en más de 40 países y un streaming a
nivel mundial. Con esto se busca generar un aparato de promoción como el que tienen las
grandes películas de Hollywood. A través de los Premios Fenix se pone en el mapa el cine que se está haciendo en Iberamérica.

Pero para el proyecto no todo se congrega en los premios; por el contrario, cuenta con dos plataformas que sirven como base para cumplir sus objetivos. Uno de ellos son los Cuadernos de Cinema 23, conformados por cuatro publicaciones impresas y digitales. "La idea siempre ha sido que más gente conozca desde el cine más local, hasta el de tu vecino, que conecte con otros códigos culturales distintos a los nuestros”, asegura el fundador.

Otra de sus fuerzas de apoyo son las clases magistrales en Cine de salón en escuelas públicas y privadas en las que se reflexiona sobre el proceso fílmico y sus métodos de producción. Además de sus conversatorios destinados a generar lazos fuertes entre el público y la industria fílmica de los países participantes.

Más allá de los objetivos que unen a esta organización, los fundadores creen en la importancia de conocernos y reconocernos a través de la mirada del otro, entablar diálogos y compartir visiones. “Lo que nos une es la diferencia, uno de los rasgos característicos de esta región repartida en dos continentes. Hablamos muchas lenguas y nuestras culturas a veces se tocan, aunque cada cabeza es un mundo y requiere formar un mercado común”, puntualiza Giraldo. 

Comentarios

0 comments