Belfast
Photograph: Rob Youngson / Focus Features

El actor Kenneth Branagh llega a las salas de cine con Belfast

El también director evoca un dulce y conmovedor cine de memorias sobre el dolor de una problemática niñez

Phil de Semlyen
Gil Camargo
Escrito por
Phil de Semlyen
Traducido por
Gil Camargo
Publicidad

⭑⭑⭑⭑✩

Es el verano de 1969; el hombre acaba de pisar la luna y el ejército británico acaba de marchar por las calles del norte de Belfast. Buddy (Jude Hill), un fanatico de Star Trek de nueve años, que usa porterías pintadas en las paredes para emular a su héroe del fútbol Danny Blanchflower, pronto encuentra a militares armados, patrullando su antigua cancha de fútbol. Lee sus queridos cómics de Thor fuera de su casa cuando de repente está lleno de peligro, sobre todo por los cristales rotos que dejan los disturbios sectarios.

Posiblemente la película más edificante jamás realizada sobre una época de violencia sin fin, Belfast de Kenneth Branagh llega con el corazón herido y un espíritu inextinguible de optimismo. Al igual que su joven héroe, mantiene sus ojos en las estrellas incluso cuando el infierno estalla en medio de él.

Puede que no necesites decir que Buddy, interpretado con habilidades adorables por Hill, se basa en el yo más joven de Branagh, o recordar que Branagh creció para apoyar al equipo de Blanchflower, los Spurs, y hacer una película sobre Thor. Todos esos detalles autobiográficos sustentan una película que irradia sinceridad y calidez, incluso cuando su familia se ve sacudida por eventos sombríos fuera de su puerta principal y fricciones en el interior. 

Estallan dolorosas disputas entre mamá y papá (Caitriona Balfe, una revelación, y Jamie Dornan) por facturas de impuestos sin pagar y un futuro envuelto en incertidumbre. Papá, un carpintero, se dirige regularmente a Inglaterra para ganar su maíz y sus ausencias causan resentimiento. No es su culpa que no haya conciertos más cerca de casa, pero Belfast es excelente para mostrar cómo se genera la miseria en la ausencia de opciones. Afortunadamente, Granny (Judi Dench) y Pop (Ciarán Hinds) están disponibles para darle sentido a todo, como un par de lechuzas sabias con pases de autobús.

Todo se mueve con los sonidos de Van Morrison, cuyas canciones otorgan una calidad atemporal que encaja perfectamente con las nítidas imágenes en blanco y negro del director de fotografía Haris Zambarloukos.

De alguna manera, Branagh conjuró todo esto durante la pandemia, indagando en sus bancos de memoria para contar la historia de un tipo diferente de encierro. A veces, toma prestada la gramática de los westerns (las películas que Buddy mira en su cine local) para mostrarnos este duro mundo a través de los ojos de un niño: un lugar donde los héroes se esfuerzan por mantener a los villanos en su lugar y invitarte a tomar el té.

Belfast
 Dir. Kenneth Branagh. Reino Unido, 2021. Con Jude Hill, Lewis McAskie, Caitriona Balfe, Jamie Dornan, Judi Dench, Ciarán Hinds, Lara McDonnell y Gerard Horan. Estreno: Jueves 10 de marzo.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad