0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Diana Bustamante

La directora artística del Festival Internacional de Cine de Cartagena nos habló sobre sus inicios en el cine, Latinoamérica y México

Foto: Claudia Rubio

El cine es una de las disciplinas artísticas más versátiles y complejas. Los encuadres, el ritmo, la música, la luz y la actuación de los personajes permiten crear obras magníficas. Por lo mismo, cuando alguien decide adoptar al cine como una forma de vida, debe ser consciente de la gran responsabilidad que conlleva.

"Antes de dedicarme al séptimo arte, estudié ingeniería química. Lo hice porque esa carrera podría pagar las facturas, pero no era mi pasión. Desde pequeña sentí una atracción especial por las historias. Por ello renuncié a la química y me aventé a estudiar cine", cuenta Diana Bustamente, actual directora artística del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, el festín cinéfilo más importante de Colombia.

La magia del cine está en que una cinta, sin importar el idioma, tiene un lenguaje universal. El séptimo arte habla de las pasiones humanas, lo que le otorga un carácter con el que cualquier persona alrededor del globo se puede identificar. Sin embargo, una de las cualidades más ricas del quehacer cinematográfico es que es capaz de congregar a millones de personas frente a una pantalla.

Este es un poder que muy pocos explotan, sobre todo en regiones como Latinoamérica en las que el cine aún no se transforma en una industria real.

"Al tener una historia tan nueva dentro del quehacer fílmico, Latinoamérica funge como una esperanza para el viejo mundo. Todos conocemos el cine europeo y el estadounidense. Su visión ya no es nueva, en cambio la que nuestros realizadores ofrecen, lo es".

Diana es una de las productoras más activas de Colombia. Participó en la realización de cintas como Los viajes del viento, de Ciro Guerra, y Los hongos, de Oscar Ruiz Navia. Este año visitó nuestro país gracias al proyecto Colombia Independiente, una iniciativa que busca promover la realización cinematográfica en Latinoamérica.

"Necesitamos generar una unión verdadera en la región, pero para ello hay que establecer una serie de procesos legales que generen la creación independiente", agrega Bustamente desde el Cine Tonalá en donde impartió talleres enfocados a la profesionalización del cine.

El presente del séptimo arte latino no está en manos de las grandes productoras, sino en las mentes de los pequeños realizadores convencidos en su trabajo y en la fantasía que se puede gracias a la magia de un lente.

El panorama parece bastante prometedor. Cada vez hay más personas decididas a cambiar su entorno a través del arte y el cine es una de las actividades más viables para ello.

Comentarios

0 comments