Obi-Wan Kenobi
Foto: Cortesía Disney

Ewan McGregor nos platica sobre su regreso como Obi-Wan Kenobi en la nueva miniserie de Star Wars

Acompañado de la productora ejecutiva, Deborah Chow, nos develó los secretos de su personaje

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

En 1997, el secreto más grande en Hollywood giraba en torno a Star Wars y las precuelas que George Lucas estaba preparando por lo que todos los actores ingleses de entre 25 a 30 años peleaban hasta los huesos por poder interpretar al joven Obi-Wan Kenobi, personaje que ya había dado vida Alec Guinness en la trilogía original. 

Joseph Fiennes (hermano de Ralph) había sido elegido por Lucas, pero la hija del director le dijo que acaba de ver a un talentoso joven escoses en el filme romántico Emma (1996) que lo considerara, entonces George descubrió que este actor también había trabajado Trainspotting y The Pillow Book, las películas más comentadas de ese momento. Ahí pidió tener una junta con Ewan McGregor, la cual salió perfecta cuando Ewan reveló que era fan de Star Wars. En 1999 estrenó el Episodio I: The Phantom Menace, que se convirtió en el filme más taquillero de ese año. McGregor volvió a interpretar a este personaje en dos entregas más para despedirse en 2005. 

El próximo 27 de mayo, Disney+ estrena la serie Obi-Wan Kenobi la cual nos llevará a explorar un momento desconocido sobre este querido personaje. 

McGregor y la productora ejecutiva de la serie que consta de seis episodios, Deborah Chow, platican sobre todo lo que representa este personaje a muchísimas personas, el avance de la tecnología y la reunión de Kenobi y Darth Vader. 

¿Qué tuvo que pasar para que volvieras al universo de Star Wars?
Ewan McGregor: Bueno, fue un largo y lento proceso para que yo pudiera regresar a interpretar este personaje. Para que sucedió pasaron dos cosas: me lo preguntaban todo el tiempo. Durante años siempre al terminar una entrevista me preguntaban ¿Harás una secuela de TRAINSPOTTING? ¿volverás a darle vida a Obi-Wan? Era tan común que mi publicista solo movía la cabeza en señal de aquí van otra vez y terminaba la entrevista, pero eso hizo cuestionarme las posibilidades de volver por todo el cariño que tenía en el público a pesar de tantos años. Cuando hicimos STAR WARS nadie preguntaba eso, no teníamos cómo esas respuestas positivas, fue con el tiempo que empezaron a hacerlas y ahí me fui dando cuenta de lo que significa para ciertas generaciones, Hasta que un día me invitan a una junta en Disney porque en redes sociales les pedían mucho continuar la historia de mi personaje y me preguntaron si me interesaría volver. Lo primero que dije, ¿Me contratan a mí? Para después compartirle que siempre he pensado que entre Episode III y Episode IV debe existir una buena historia y ahí se empezó a cocinar la serie que debo decir encontraron la historia más brillante que he leído.

Deborah, después de trabajar en The Mandalorian, ¿Qué te emocionó de este personaje para tomar la batuta principal?
Deborah Chow: Me atrajo la idea de hacer una serie limitada por la oportunidad de contar una gran historia de principio a fin y de explorar bien el personaje. Es una historia sobre el pasaje de un personaje que ha tenido que vivir escondido cargando una gran culpa, pero tiene la oportunidad de cambiar un poco eso. Tenemos un arco que nos permite entrar a los lugares más profundos de Obi-Wan como nunca se habían explorado en la saga. 

¿Entonces estamos ante un Obi-Wan totalmente distinto al que ya conocíamos?
Ewan McGregor: Lo que sucedió al final del Episode III, vimos como la orden Jedu había sido destruida y los pocos sobrevivientes tenían que esconderse sin contacto con nadie. Empezamos 10 años después de eso, entonces tenemos a un Obi-Wan alejado y escondido por 10 años. No ha platicado con nadie por lo que ahora tiene una vida extremadamente solitaria. No puede usar la fuerza o lo encontrarán, entonces de cierta manera ha perdido la fe, como cuando alguien muy religioso decide dejar su creencia. Lo único que lo motiva es cuidar del pequeño Luke Skywalker desde lejos. Me parece interesante conocer un personaje tan amado que nos entregó Alec Guinness en los setenta, que era un hombre sabio, espiritual y tranquilo mientras cuando yo lo hice en Episode I, era un joven intrépido, un estudiante, un padawan que termina sentándose en el consejo Jedi, hasta después perderlo todo. Es un ser roto y perdido, eso me parece interesante.

Hayden Christensen vuelve a interpretar a Darth Vader. ¿Qué representa tener a estos dos grandes personajes juntos de nuevo?
Deborah Chow: Al examinar la historia de ambos personajes a lo largo de toda la franquicia lo que destaca es la relación entre ellos, fue muy importante para ambos. Si a eso le pones que será su primer encuentro después del Episode III con todo lo que implica pues estamos ante algo muy poderoso. Por eso el regreso de Hayden era necesario y natural. 

Ewan McGregor: es tan genial estar de nuevo con Hayden, fuimos bastante cercanos filmando Episode II y Episode III, estábamos lejos de nuestras familias trabajando en Australia por una larga temporada, nos la pasamos tanto tiempo juntos en el set y entrenando que nos hicimos muy cercanos. Tiempo después por trabajo perdimos un poco el contacto, no había visto a Hayden en mucho tiempo hasta que se une al proyecto y fue como si nunca nos hubiéramos dejado de ver. Fue muy emocionante platicar sobre el proyecto porque solo él y yo entendíamos todo lo que significaba. La primera escena que hicimos juntos fluyó como si no hubieran pasado 17 años entre la última vez y esta. Los dos estamos maravillados por el cariño que ha crecido con el tiempo por las películas que hicimos juntos.

Has mencionado varias veces el creciente amor por las precuelas, ¿A qué crees que se deba esto?
Ewan McGregor: Significa mucho para mi porque fueron de cierto modo difíciles para todos nosotros. Cuando se estrenaron no fueron recibidas o eso nos hicieron sentir, en ese entonces no existían las redes sociales. No había una manera directa de tener comunicación con los fans además de que los que más las disfrutaron fueron los niños de esa época y eso me recordó a cuando yo vi A New Hope, entonces tenía seis años y es de esas experiencias que nunca he olvidado, esos tres filmes de Star Wars me marcaron. Por eso formar parte de esta saga hace 20 años y regresar ahora es muy importante para mi versión pequeña. Entonces esos niños que vieron las precuelas cuando crecieron esos filmes siguen significando mucho para ellos, me sigue sorprendiendo cuando se me acercan y me dicen lo mucho que las disfrutan. Al final los fans de Star Wars son los más apasionados en la historia, creo que no existe otra franquicia con este fandome tan gigantesco y la llegada de Obi-Wan va a calmar ese terrible apetito que desde hace mucho tenían por esta historia.

Gracias a The Mandalorian se revolucionó la manera en que se hace este tipo proyectos gracias a Stagecraft, que ya ha sido también usado en The Book of Boba Fett. ¿Cómo fue trabajar en esta serie con la tecnología?
Deborah Chow: Cuando empezamos a usarla en The Mandalorian era algo nuevo y sorprendente, pero conforme han ido pasando los años está mejorando por lo que llegamos a OBI-WAN con lo mejor de la tecnología. A la hora de escribir los guiones antes pensábamos en cómo se iba trasladar esta escena a la pantalla, pero gracias al Stagecraft nos sentimos emocionados porque sabemos que todo quedará excelente.

Ewan McGregor: Yo nunca había trabajado en el Stagecraft antes y es un gran cambio para nosotros. La experiencia de las tres películas anteriores era de mucha pantalla azul y verde, que realmente era muy difícil, es muy difícil hacer creer que algo es real cuando no hay nada ahí, ¿Sabes?  Y ahora estábamos en este increíble set en el que si filmamos en el desierto se convertía en desierto o si volábamos por el espacio las estrellas pasan a tu lado mientras vas navegando y era genial. Las escenas de acción siempre añaden algo extra sobre todo cuando haces un trabajo como este porque requieren mucha preparación y nerviosismo al entrar al set para entregar una pelea que estado aprendiendo y practicando por meses, tu estomago se pone nervioso porque quieres hacerlo lo mejor que puedas y hay días en que se filman en un día, dos o tres seguidos, lo cual requiere una gran cantidad de estamina por lo cual es muy importante ponernos en forma para mantener eso.

¿Desde el principio sabían el tono que querían que tuviera la serie limitada?
Deborah Chow: Lo primero que dijimos fue, estamos ante una época oscura por lo que todo alrededor se debería sentir de esa manera, aunque un personaje como el de Kenobi no puede estar de esa manera todo el tiempo ya que siempre ha representado una calidez en la franquicia. Quisimos poner su compasión y su humor. Él forma parte del lado puro de la fuerza por lo que siempre tiene esperanza, aunque lo pase mal en un momento, la idea era balancear ambos lados. 

¿Cuál es su serie o película favorita de Star Wars?
Ewan McGregor: sin pensarlo A NEW HOPE porque es la primera, es la que cambió mi vida. Cuando escuchó el tema de Star Wars lo primero que me viene a la mente es C3PO y R2D2 caminando en el desierto. Esa escena está muy metida en mi mente y por eso A NEW HOPE es mi favorita para siempre.

Deborah Chow: Tengo que ser correcta y decir que Obi-Wan porque es una serie a la que le he dedicado mis últimos tres años, tal vez un poco más. Entonces le tengo un gran amor, aunque el estilo visual de Rogue One es la película que más me ha inspirado de este universo.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad