Ok, está bien
Foto: Cortesía de la producción

Gabriela Sandoval presenta la película Ok, está bien junto a Don Rober

La directora y el protagonista de esta comedia nos cuentan como surgió esta historia

Por Hugo Corona
Advertising

Lo complicado de realizar una película puede ser tener el dinero, el equipo o nombres que le interesen al público. Sin embargo, lo que en realidad es complejo al momento de hacer un filme, es querer hacerlo. 

Poco dinero y recursos, un elenco no reconocido y una directora recién egresada de sus estudios cinematográficos, es una combinación que hemos visto muchas veces en países donde lo que interesa es el primer paso para hacer una película. Esto inspiró a la directora Gabriela Sandoval a convencer a Roberto Andrade, mejor conocido como Don Rober, a que tenían que hacer algo.

“Hay tan poco dinero en esta película, que me da pena decirlo”, es algo que Don Rober nos cuenta en el marco del lanzamiento de la película Ok, está bien en la pasada edición del Festival Internacional de Guadalajara. “La realidad es que yo tenía este guion desde hace mucho tiempo, lo escribí en ratos de ocio, y Gaby un día me dijo que me dejara de hacer pendejo y la hiciéramos”, comenta.

Escrita por Andrade, Ok, está bien habla de un treintón, perdedor, amante del cine y de criticar todo lo que se hace; las películas son su motivo de cada día y vive a través de ellas. Este personaje se llama Mariano (interpretado por el mismo Don Rober), y su mundo se pone de cabeza por la llegada de su primo —quien tiene la mitad de años que él— y de su novia, de quien se empieza a enamorar.

“Nos inspiramos mucho en el cine de Woody Allen, Kevin Smith y todos estos directores que hicieron cosas con poco presupuesto. Queríamos contar esta historia y hacer una película que nos gustara a nosotros”, menciona la directora del filme, Gabriela Sandoval. 

Con situaciones incómodas, creadas por los mismos personajes, Ok, está bien nos habla de los sueños frustrados y la facilidad para destruir tu propio entorno con decisiones donde el personaje de Mariano, se vuelve desdichado e incluso, hace que todo se construya para la misma destrucción de él mismo. 

La película se encuentra en estos momentos en proceso de ser estrenada, sin embargo, como dice Don Rober: “El chiste era hacerla, lo que venga, será mejor”. 

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising