El señor de los anillos
Foto: Cortesía Prime Video

Ja Bayona nos cuenta cómo fue dirigir la serie El Señor de los Anillos

El director español nos platicó sobre el regreso a la edad media y su admiración por Guillermo del Toro

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

El español Juan Antonio Bayonam mejor conocido como JA Bayona, empezó a consumir cine desde los cinco años y estudió en la escuela superior de cine en Cataluña. A los 19 años conoció a la persona quien le cambiaría su vida: Guillermo del Toro, quien años después se convertiría en productor de su ópera prima El Orfanato, película que le dio reconocimiento mundial logrando entrar a Hollywood con producciones como The Impossible y Jurassic World Fallen Kingdom

Su entrada en las series fue con Penny Dreadful en la que conoció al guionista Patrick McKay que era su fan. Ahora, ambos  fueron contratados para desarrollar y producir la serie El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder pensaron de inmediato en Bayona para dirigir los primeros dos episodios. 

Time Out México platicó con JA Bayona sobre la precuela de  El Señor de los Anillosy dirigir la serie más cara de la historia ($465 millones costó la primera temporada).

¿Qué reglas de este universo no podías cumplir a la hora de comenzar a dirigir la precuela?
Lo que hay son unos libros extraordinarios que todos admiramos y que marcaron las líneas del tono y el relato. Ese era el ejemplo para seguir y teníamos que conseguir que los que llegaran a Tierra Media sintieran la misma emoción que si estuvieras leyendo los libros o las películas de Peter Jackson. 

También la saga habla de la esperanza, es algo que Tolkien siempre quiso tener como eje central en toda la historia, entonces te pregunto, ¿Qué significa la esperanza en tu carrera?
Significa para mí poder seguir contando historias sea en la pantalla grande o pequeña, pero poder llegar al público de la misma manera en la que lo he hecho hasta ahora. Me considero afortunado porque he contado las historias que me interesaban y el público ha respondido. 

¿Cuál fue tu primer acercamiento al universo de Tolkien?
Lo primero que recuerdo es la película animada de Ralph Bakshi, que era un proyecto raro porque tenía la técnica de la rotoscopia. Era una animación que iba a 24 cuadros por segundo al contrario que la animación de Disney que iba a 12, eso me pareció algo extraño porque la vi de crio y no sabía si estaba viendo algo real o una caricatura, entonces esa entrada me llamó la atención para querer entrar al mundo de Tolkien y con apetito de más porque Bakshi se quedó sin dinero y solo pudo adaptar una parte del relato por lo que eso me llevó a los libros y fue justo cuando me enamoré de la fantasía. 

Nunca había visto una serie con un estilo visual tan espectacular, ¿Crees que las series ya alcanzaron al cine?
Vivimos en un mundo en el que están cambiando las narrativas y la forma de ver películas y de hacer televisión, el cine se acerca más a la tv y la tv al cine, aunque ambos para mí son medios distintos cada vez la línea que los divide es más pequeña. La narrativa será la que siempre haga la diferencia entre ambos. 

¿Recuerdas cuándo fue que se te acercaron para decirte: vamos a hacer la serie precuela y queremos que tú dirijas los primeros episodios?
JD Payne y Patrick McKay se me acercaron siempre de manera agradable porque a ellos les gustaba mucho mi trabajo, lo habían visto todo. Entonces llegaron con idea muy definida que me encantó porque era contar algo que no se había contado y que ni siquiera Tolkien lo había contado porque el desarrollo de la segunda edad media solo está establecido en una serie de hechos que se encuentran en los apéndices como cronología, pero no hay línea argumental que los una y ellos planteaban una narrativa que no habíamos visto antes, pero siguiendo el patrón o el esquema que había dejado Tolkien siendo fiel al legendario de los libros. 

Usaron muchos sets y pocas pantallas verdes, ¿Cómo fue entrar al set por primera vez?
Cuando entré al set la primera vez estaban construyendo todo, no tuve ese momento de entrar y ver ya todo preparado. Me tocó todo construyéndose poco a poco y me pareció de todas formas emocionante. Me tocó ver cómo se establecieron las bases de la taberna, luego las paredes y ya con los artistas dándoles el toque final para que se vea viejo y usado. Fue alucinante. 

Al pensar visualmente en El Señor de los Anillos pensamos automáticamente en Peter Jackson, ¿Cómo fue seguir este diseño y poner el tuyo?
Cuando entré al proyecto llegó con la idea fija de que la figura que lleva al relato es Tolkien y sus libros, entonces para mi Peter Jackson es el ejemplo extraordinario de saber captar este mundo y llevarlo a la pantalla grande. Nosotros nunca hicimos un esfuerzo por alejarnos ni por acercarnos, de hecho terminamos rodando en Nueva Zelanda con mucha gente del equipo que trabajó en las películas y el tema principal está interpretado por Howard Shore. Aunque cuando empiezas a desarrollar un relato original como este de The Rigs of Power que está planeado para durar un par de temporadas, entonces esta historia sola irá borrando un poco la idea que tienes de las películas para obtener su propia personalidad. 

¿Qué semejanzas encuentras entre el mundo creado por Tolkien con el actual?
El mundo que presenta Tolkien lo veo como un mundo aspiracional que refleja las ideas de como a él le gustaría que fuéramos como sociedad, él es un humanista y si has entendido bien los libros verás a existe esta lucha constante por la paz, el amor y como decíamos al inicio, la esperanza. Esto se aposenta sobre un par ideas sencillas como el bien o el mal, la oscuridad y la luz, y las desarrolla de una forma compleja, pero que se pueda entender porque al final este es un retrato que Tolkien le contaba a sus hijos para dormirlos por eso THE HOBBIT es más ingenuo e inocente y se convierte en algo complejo, maduro y oscuro a medida que sus hijos van creciendo.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad