La caída con Karla Souza
Foto: Cortesía Prime Video

Karla Souza produce y protagoniza La caída, película sobre el acoso en el deporte

A propósito de su estreno en Prime Video el 11 de diciembre, Karla nos contó sobre su entrenamiento como clavadista profesional para esta película

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

Mariel es una galardonada clavadista mexicana que se prepara para sus últimos Juegos Olímpicos mientras trata de esconder su vida personal. Su entrenador Braulio es acusado de acoso sexual por la mamá de una joven clavadista y aunque ella al principio rechaza la idea pronto empezará a irse confrontando con su pasado y a descubrir las banderas rojas que siempre ocultó. 

Esta es la trama de La Caída, película protagonizada y producida por Karla Souza, la cual tuvo su premier mundial en la vigésima edición del Festival Internacional de Cine de Morelia antes de estrenarse en la plataforma Amazon Prime Video el 11 de noviembre.

Platicamos con la protagonista de la comedia Home Economics sobre levantar esta película desde abajo y entrenar con clavadistas profesionales.

Comentaste que te tomó siete años encontrar a la persona adecuada para dirigir el proyecto, ¿Qué encontraste en Lucia Puenzo para que dirigiera La caída?
La relación con los proyectos puede llegar a hacerse por hacerse y yo quería honrar a las historias de las clavadistas que nos habían compartido de manera valiente, entonces para mi al momento de escoger a un director, era importante escoger a alguien adecuado y no solo una mujer por el hecho de ser mujer. Yo buscaba una persona que conectara y hablamos con muchos directores que no lo hacían. Cuando vi las películas de Lucia, ella tocaba temas sexuales de una manera compleja y siempre tenía la simbología del agua en sus proyectos, entonces yo me acerqué a ella. Le llevé el guión que teníamos trabajado dos años atrás que ya estaba en el tratamiento número ocho, pero ella al leerlo dijo: es como si yo lo hubiera escrito. Lucia trabajaba con María Renée Prudencio y Tatiana Mereñuk, ellas tres con toda la información que les había dado lograron con una sutileza y elegancia darles palabra y estructura a muchas historias complejas. 

 ¿Existe parecido en el mundo del deporte y de la interpretación?
Hay similitudes en todas las carreras, lo que queríamos lograr es convertirnos específicos para volvernos universal, lo específico de esta historia la hace universal porque en todos los rubros puede pasar y eso queríamos que pudiéramos ayudar a las personas a nombrar lo que les está ocurriendo y que no lo han podido concientizar. La investigación la hice con muchos clavadistas, doctores antidoping, especialistas de violencia de género. Tuvimos la enorme fortuna de tener personas muy generosas y valientes que compartieron sus historias con nosotras, no hubiéramos podido llegar a un retrato tan honesto sin los testimonios llenos de coraje de estas mujeres, ellas añoran que se cuenten estas historias. Las clavadistas son muy invencibles en este país y han tenido muchos problemas de esta índole y nadie las escucha, entonces tengo muchísima empatía y admiración a ellas por lo que yo quiero visualizar lo que viven a diario. 

¿Por qué escogiste a Hernán Mendoza para interpretar a Braulio?
Hice un casting gigante en el que muchos actores de renombre rechazaron este personaje, ellos ya han hecho asesinos, narcos, criminales, pero no a este tipo de personajes por lo que Hernán si es un real aleado porque permite ponerse vulnerable como persona y como actor para ayudar a la causa. Cuando nos venden la historia de caperucita roja te venden al lobo malvado, pero cuando voy a platicar sobre personas que han hecho agresiones sexuales, me dicen, pero él es buena persona y tiene una esposa y una hija, entonces le pusimos a su hija, a su esposa, todas las cosas que me decían sobre los victimarios para hacerlo más real y además ese personaje está blindado por todas las medallas de oro, por todos los premios que ha traído a México y eso lo protege de cualquier culpa. En la película en el momento de la investigación lo que queríamos es que fuera a la mamá de la víctima y no a él, a Braulio. Todos atacaron a la madre sin preguntarle algo a él. Entonces simulaban que estaban haciendo algo cuando realmente se hacían mensos por sus medallas. 

¿Cómo te preparaste físicamente para el personaje? Una cosa es tener cuerpo musculoso y otra tener cuerpo de clavadista.
La parte física para mi era importante para poder sentirme fuerte como ellas porque no era una cosa estética lo que yo buscaba sino hacer bien los clavados. Yo quería hacerlos porque admiro a los deportistas, yo era atleta de joven y entonces me enfoqué en tener la fuerza para poder saltar y entrar al agua porque es cemento con lo pegas cuando sales de la de diez metros. Mi admiración creció y creció al estarme preparando en UCLA, quienes fueron generosos con su tiempo y me permitieron entrenar como una atleta más. El primer día que me tiré de la de 10 metros estaba embarazada y no lo sabía, luego tuve a mi otro hijo y a los nueve meses ya estaba haciendo la película, entonces la dieta estaba fuerte y fue un poco más difícil porque después de dos hijos mi cuerpo no lograba lo que antes podía y mantener esa dieta durante toda la película fue difícil porque además estábamos en traje de baño toda la película afectaba mucho a mis emociones no poder comer carbohidratos, pero eso a la vez ayudaba mucho al mundo de Mariel. Me despertaba a las 5 am todos los días para entrenar, luego nos íbamos a la alberca y estábamos trabajando todo el día, entonces eso también ayudó obtener la parte emocional que mi personaje necesitaba. Tengo que confesar que me sentía arropada de toda la producción, de un guion bien escrito y estructurado para que me sintiera segura. 

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad