La Chica Salvaje
Foto: Cortesía Sony

La Chica Salvaje

Ni siquiera una Daisy Edgar-Jones en plena forma puede salvar a este gótico sureño

Gil Camargo
Escrito por
Anna Bogutskaya
Traducido por
Gil Camargo
Publicidad

⭑⭑✩✩

Abandonada por su familia y sus hermanos cuando era una niña, Kya (Daisy Edgar-Jones) crece y se convierte en una joven ingeniosa, aunque tímida, a la que le encanta dibujar y pasar el rato en el pantano donde ha pasado toda su vida. Nunca aprende a leer ni asiste a la escuela, y la gente del pueblo se burla implacablemente de ella por ser rara (léase: pobre). 

Cuando el arrogante exmariscal de campo Chase Andrews (Harris Dickinson) aparece muerto, los dedos apuntan a Kya y las pruebas que la incriminan como el asesino comienzan a acumularse. 

Basada en el bestseller internacional de Delia Owens (quien ella misma está implicada en un turbio asesinato), esta pegajosa película gótica sureña tiene todos los ingredientes de una película de prestigio y anzuelo para premios. La película cambia entre contarnos la historia de vida de Kya y su juicio por asesinato, con Edgar-Jones haciendo mucho trabajo para mantenernos interesados ​​en lo que, en última instancia, es una película muy insulsa. No hay química entre ninguno de los actores, y no hay propulsión a la historia, aparte de descubrir quién asesinó a Chase, o si fue asesinado. 

Los espesos paisajes de los pantanos de Carolina del Norte (en realidad filmados en Luisiana) siempre han sido un gran telón de fondo para el asesinato, pero  Crawdads  pronto se deshace de sus elementos góticos potencialmente apasionantes para un romance  filmado como un brillante anuncio de televisión. Ahogue sus bostezos mientras Kya se enamora de su compañero amante de la naturaleza Tate (Taylor John Smith), solo para ser abandonada nuevamente.

La Chica Salvaje es más estético que cinematográfico. Los vestidos son veraniegos y lindos, la cabaña de Kya es shabby chic y todos tienen el cabello perfectamente despeinado, en todo momento. Pero tratar de encontrar algo más profundo que la inspiración del diseño de interiores en esta película es un ejercicio inútil.

La Chica Salvaje Dir. Olivia Newmann. Estados Unidos, 2022. Con Harris Dickinson, Daisy Edgar-Jones, Tate Walker, Michael Hyatt y Sterlin Macer Jr.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad