Madeline Brewer de The Handmaid's Tale
Foto: Cortesía de la producción

Madeline Brewer de The Handmaid’s Tale nos cuenta sobre el estreno de la segunda temporada

A propósito del estreno en Latinoamérica de la segunda temporada de El cuento de la criada —el 2 de septiembre— platicamos con la actriz que interpreta a Janine sobre su trabajo en la serie

Por Stivi de Tivi
Advertising

Con 20 nominaciones a los premio Emmy 2018, este domingo 2 de septiembre llega a Latinoamérica la segunda temporada de The Handmaid's Tale, una de las series más importantes de la última década debido al empoderamiento femenino que muestra.

Adaptada de la novela de la escritora canadiense Margaret Atwood —El cuento de la criada (1985)— la historia se desarrolla en un futuro cercano en el que las enfermedades sexuales y la contaminación ambiental han repercutido en la taza de natalidad.

A propósito del estreno de su segunda temporada, platicamos con Madeline Brewer —quien interpreta a Janine en la serie a Janine— sobre lo quer veremos en esta nueva entrega, el empoderamiento femenino y las críticas que ha recibió el show.

Cuando la primera temporada termino, surgieron los movimientos #TimesUp y #MeToo. La segunda temporada tiene varias coincidencias como la visita de Trump a Canadá o niños siendo separados de sus padres en la frontera de Estados Unidos, ¿cuál fue tu reacción al ver que la tramas del programa sucedian en la realidad?
Mi reacción fue igual a la de todos, estaba aterrada de que algo tan espantoso como lo que presentamos el show se repitiera en la vida real me dejó sin palabras. Fue como si estos guionistas predijeran el futuro. Escribieron los episodios muchos meses antes y que sucedieran este tipo de cosas en la misma semana del estreno da escalofríos. Esto también le da otro valor al show porque no es solo entretenimiento. La importancia de las artes es que de alguna manera se convierten en un espejo de la sociedad y te dicen: ¡Mira tu vida y las elecciones que has tomado! Mostrarte los dos lados del comportamiento humano. Con esto se comprueba mi teoría de que nosotros le pedimos cosas al espectador. Obviamente que vea el programa, pero también a no sentirse cómodo todo el tiempo, que sientas coraje, rabia, angustia y tristeza.

El show está basado en la novela homónima de Margaret Atwood que se publicó en los ochenta. Parece que el tiempo no ha pasado en la historia.
El libro y el show son ficciones, pero cuando Margaret lo escribió se basó en situaciones reales, por ejemplo, todo lo que le suceden a las criadas o a los traidores sigue sucediendo en el mundo, nada fue inventado, son cosas que sufrieron personas por estar bajo el poder de alguien más. Al final creo que The Handmaid's Tale y las coincidencias con la realidad son tan solo un recordatorio de que la historia está destinada a repetirse una y otra vez si no corregimos nuestra manera de ser.

Lo que me gusta del show, es la forma en la que se presenta las relaciones femeninas, ¿cómo es trabajar con un gran reparto femenino y tener personajes tan diversos e interesantes?
Este show me ha dado la oportunidad de apreciar y disfrutar la hermandad por las mujeres que han estado presentes en mi vida, que son de distintas formas y figuras. Me ha hecho apreciarlas más y todo a lo que nos hemos enfrentado. En el programa ves todas las complexidades de las mujeres, bueno, de los humanos porque también existe una gran variedad de hombres. La manera en la que están presentadas las amistades. Me ha ensañado tanto este show.

¿Por qué crees que tu personaje es uno de los favoritos del público?
En la primera temporada, mi personaje se enfrenta a una situación con la que muchas mujeres se identificaron y eso me sorprendió, estar embarazada y no ver al bebé al momento en que salga de su cuerpo. Ese sentimiento de pérdida que Janine tiene es una gran conexión con millones de mujeres. Me escribieron para decirme: “Yo perdí a mi hijo y me sentí identificada con la situación y tu personaje. Me sentí visible”. Ahí es cuando entendí lo importante es que el público tenga una representación, para que nos hagan sentir. Otra cosa importante es todo este estigma alrededor del aborto espontáneo, es algo a lo que enfrentan tantas mujeres y generalmente lo hacen solas y nunca hablan al respecto porque sienten que no hay un lugar para hacerlo. 

La segunda temporada fue criticada en Estados Unidos por su elevado tono de violencia, ¿qué opinas al respecto?
Me parece chistoso porque lo critican, pero los noticieros con fuerte carga de violencia visual son los programas más vistos en américa. Lo que incomoda a tanta personas es que tenemos tanta porquería violenta en las noticias y que sucede por todo el mundo y cuando ves televisión quieres un respiro. Nosotros hacemos un show que te exige pensar, que te pide sentir, que te cuestiones y al final esperemos que también te pida actuar de alguna manera. Si ves The Handsmaids Tale y te sientes incomodo, ¡Perfecto! Ese es el show que estamos haciendo. No queremos vivir en un lugar como Gilead. Yo no quiero. Lo que queremos hacer es que se te prenda un cuete en el trasero y esa explosión te haga tomar cartas en el asunto para no convertirnos en una sociedad como la que presentamos en el programa.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising